Día de espera muy similar al que tuvimos ayer en Europa y quedamos entre planos o ligeramente bajistas, a la espera de los acontecimientos importantes. Mañana ya tenemos algo más de movimiento gracias al dato de ADP y la reacción al dato de reservas semanales de crudo calculadas por el Instituto API.
 

Segundo día de la semana en donde se mantiene la espera y la operativa dentro de un rango lateral muy visible en gráficos de 30 minutos a la espera de los platos fuertes que comienzan mañana con el dato de creación de empleo calculado por ADP.

Los puntos destacados en el día de hoy han sido un dato de precios de producción industrial de Italia que en la interanual nos deja la segunda variación en positivo cortando por lo sano una época de años de descensos, lo que significa un punto importante para la inflación.

En Alemania, los pedidos a fábrica han tenido un desplome muy importante con una variación negativa que no se veía desde los años de la crisis, lo que ha dejado a más de uno impactado.

En Estados Unidos, el déficit comercial ha aumentado a máximos de cinco años en donde hemos visto una subida importante de las importaciones, pero sobretodo un incremento interanual del precio del crudo que apoya perfectamente la tesis de la Reserva Federal de subir los tipos de interés la semana que viene.

El súper sector de automoción y recambios ha sido el mejor del día por la alegría que tienen los operadores de que haya un movimiento de concentración en el sector tras la compra de Opel por la francesa PSA.

La parte negativa nos la ha puesto el súper sector de cuidados de la salud que ha sido el peor del día muy influenciado por el mismo sector del SP 500 tras los republicanos poner encima de la mesa un plan para desmontar el Obamacare, pero que tiene más oscuros que claros, algo muy similar a las esperanzas que tiene el mercado con la inversión en infraestructuras o los planes de rebaja de impuestos, es casi un acto de fe.

Veamos la crónica de la sesión completa:

La sesión en Estados Unidos acabó de forma negativa, aunque hay que decir que no tanto como podía pensarse en un primer momento porque acabamos cerrando lejos de los mínimos de la sesión.

Hubo momentos bastante complicados porque todos los sectores del SP 500 llegaron a estar en negativo liderados por el sector bancario descendiendo cerca del -1%, pero al final acabó recortando las pérdidas y cerrando en -0,76%, lo que animó a reducir las cifras negativas en prácticamente todas partes.

El sector de energía fue el único que acabó en positivo con un ligero incremento de 0,22%.

Recordemos que hemos iniciado un par de semanas bastante complicadas con multitud de eventos tanto en datos macroeconómicos como en cuanto a reuniones de los bancos centrales, tanto en Europa como en Estados Unidos. Además, Corea del Norte dio otro paso adelante para obtener otros 15 minutos de gloria al haber lanzado varios misiles, por lo que la preocupación geopolítica vuelve otra vez a ganar presencia porque todavía no sabemos cómo va a reaccionar Donald Trump a estos desafíos. De momento hay despliegue de un sistema de defensa aérea en Corea del Sur.

El sector de materiales fue otro de los protagonistas con un descenso de -0,65% dañado por la noticia global de que China reducía la perspectiva de crecimiento en 2017. El súper sector de recursos básicos fue uno de los peores en Europa y supuso un claro antecedente.
Con respecto a la subida de tipos de dentro de dos semanas en Estados Unidos, el mercado ha vuelto a subir las probabilidades se roza ya el 90% en los futuros sobre fondos federales.

De vuelta en Europa, el primer dato importante que tenemos del día ha sido un desastre, ya que los pedidos a fábrica en Alemania han caído más del -7%, descensos que no veíamos desde la peor parte de la crisis financiera, así que todo el mundo se ha quedado algo parado por la sorpresa y eso hace que debamos tener precaución con los datos que conoceremos en las próximas semanas, sobre todo por esa cierta diferencia que ofrecen, o se comparan, con los índices de directores de compra.

El sector financiero, los bancos en concreto, puede tener algo de atención porque tanto intensa SanPaolo como Santander han vendido su participación en AllFunds y tienen beneficios en la operación, por lo que unos ingresos extra en la situación en la que estamos, no vienen nada mal.

En cuanto a datos macro tenemos:

09h30: índice de precios de las viviendas en Reino Unido calculados por Halifax

10h00: precios de producción industrial de Italia

10h45: subasta de España de deuda a corto plazo de 6 y 12 meses

11h00: producto interior bruto del último trimestre de 2016 de la zona euro.
 
La sesión en Europa se está desarrollando más o menos en unos términos similares a los del día de ayer, una precaución bastante visible a la espera de acontecimientos y los cuatro eventos importantes que tenemos tanto esta semana como la que viene.
Tenemos casi un empate en cuanto a súper sectores en Europa en positivo y en negativo, donde el de automoción y recambios es el mejor con un incremento del 0,67% y donde las Utilities son las peores con un descenso de -0,74%.

En cuanto al sector bancario, desciende -0,48% con otra vez el Deutsche Bank cayendo -1,93%, manteniendo el efecto negativo de la ampliación de capital y con cierto miedo a que otros valores también lo necesiten, por lo que Commerzbank también está descendiendo -1,56%.

El movimiento de automoción y recambios sólo se debe al cierto ánimo que tiene el mercado con la operación de compra de Opel, donde todo mundo está pensando en una mayor concentración del sector y la perspectiva de nuevos frentes de ingresos derivados de la implantación del coche eléctrico y autónomo, donde hay posibles vías de ganar dinero por parte de la recarga de las baterías y también de los servicios conectados.

Uno de los puntos a esperar es la reunión del BCE de esta semana y hoy hemos conocido los precios de producción industrial de Italia que marcan en la interanual una segunda variación positiva, dejando atrás una larga racha de años de descensos y en donde se ve que tenemos un nuevo apoyo para la inflación.

También ayuda a tener cierta estabilidad el dato de reservas de divisas de China del mes de febrero pues llevábamos ocho meses con descensos y se tenía mucho miedo a que China apoyase sus exportaciones a base de devaluar la moneda, lo que podría generar un movimiento imprevisible por parte del nuevo inquilino de la Casa Blanca, abriendo la puerta a una especie de guerra comercial mucho más acusada que con el resto.

El crecimiento de la zona euro del último trimestre se confirma en los términos de las lecturas anteriores, el 1,7% en la interanual.
Ha habido varios comentarios interesantes desde bancos de inversión en donde lo más importante es que Societe Generale  avisa que si en Estados Unidos la rentabilidad de la deuda a 10 años alcanzase el 3%, eso reduciría mucho el aliciente para invertir en activos de riesgo, lo que hace que las bolsas resulten caras en comparativa con los bonos, lo que pone más atención en el mercado europeo en donde ese diferencial es mucho más grande y, por tanto, atractivo.

Manteniendo el hilo de la deuda pública, hoy hemos tenido subasta de deuda a corto plazo en España y volvemos a perforar cifras negativas, por lo que se sigue notando la mano del Banco Central Europeo y de momento no nos ha afectado ese repunte de riesgo en Francia al saber que el Fillon no tiene sustituto en Alain Juppé, haciendo que subiese su prima de riesgo y también la rentabilidad a 10 años.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo completamente neutral y las ventas, dentro de la neutralidad, siguen en la zona alta, por lo que no hay que perder de vista día día este indicador.

Automoción y recambios, el sector que está de moda tras la operación de la compra de Opel

El sector esta revuelto ya que el movimiento de la francesa PSA crea un grupo realmente grande que puede plantarse cara a cara con Volkswagen, pero lo más importante es que supone la primera salida de una empresa norteamericana de renombre de Europa, General Motors.

La americana llevará sin sacar dinero de Europa, en beneficios, desde más o menos desde la crisis. Dificultades similares está teniendo Ford en esa zona, así que muchos ojos están puestos en cual puede ser la estrategia de la firma del óvalo ahora que uno de sus competidores ha tirado la toalla.

Dado que toda concentración en el sector acaba generando puestos de trabajo redundantes, todos los países se han apresurado a ponerse en contacto con PSA para buscar garantías sobre los puestos de trabajo y las inversiones no sólo actuales y sino también las comprometidas antes de la operación. El mercado también se suele poner nervioso con movimientos de este tipo porque empieza a pensar quién puede ser objetivo de quién.

Por otro lado, no debemos perder de vista el futuro del sector. En el horizonte está el coche autónomo, eléctrico y conectado. Recuerden que hace no demasiado tiempo varias firmas importantes alcanzaron un acuerdo para plagar Europa de estaciones de recarga eléctrica. Éstos un impulso muy importante para que la autonomía real de los vehículos eléctricos tenga un impulso considerable y se puedan realizar viajes largos. La otra cara de esta moneda es que si son las empresas de automóviles las que realizan el suministro de energía, es una nueva fuente de ingresos. Si además los coches están conectados y se ofrecen servicios telemáticos, también es otra nueva fuente de ingresos. En cierto sentido, las empresas de automoción van a tener unos ingresos similares por la venta de vehículos, entre otras cosas, pero se añaden nuevos frentes como el uso de esas estaciones de recarga y además el suministro de datos, por lo que las fuentes de ingresos aumentan y eso es muy positivo para el sector.

En este momento el súper sector de automoción y recambios es el mejor del día con un incremento del 0,5%.

Si miramos al gráfico a semanas, podemos ver que durante todo 2017 estamos metidos en una lateralidad pero colocados justo por encima de la directriz bajista que viene desde los máximos de 2015. El único enemigo que tenemos es que llevamos una subida muy importante desde los mínimos de 2016 y la sobrecompra acecha, por lo que si tenemos en cuenta lo que pasó en la sobrecompra de 2015, debemos tener cuidado en las próximas semanas.

aut


Las previsiones de la OCDE y también sus advertencias

La OCDE ha presentado sus previsiones de crecimiento y esperan que en 2017 el planeta entero crezca el 3,3%, en 2018 en crecimientos sea del 3,6% y no hay cambios con respecto a las últimas previsiones.

Para China, en 2017 espera que el crecimiento sea del 6,5%, subiendo desde la previsión del 6,4% anterior, y en 2018 sube al 6,3% desde el 6,1% anterior. Recordemos que China ha rebajado su perspectiva de crecimiento para este año al 6,7%.

Para Reino Unido, en 2017 sube el crecimiento del 1,2% al 1,6% y mantiene 2018 estable en el 1%.

Para Estados Unidos, en 2017 el crecimiento sube al 2,4% desde el 2,3% anterior y en 2018 se reduce al 2,8% desde el 3% anterior.
Para la zona euro el crecimiento se mantiene igual en 2017 en el 1,6%, pero en 2018 baja del 1,7% al 1,6%.

Punto importante es que podemos apreciar en las advertencias de la OCDE. Dicen que el nacionalismo económico es un problema muy grande porque no sabemos cómo se traduce en política económica lo que los políticos dicen.

En resumidas cuentas, el crecimiento mundial está en peligro por la incertidumbre política, las subidas de tipos de interés y además el proteccionismo. Vamos, nada que no sepamos ya.

Los datos de China de hoy: el aumento de la reservas de divisas intenta calmar un poco los nervios

Simplemente, vean el gráfico adjunto de la reservas de divisas de China del mes de febrero. Si, es el primer incremento en nada menos que ocho meses.

sd

Había mucho miedo en los mercados al ver que la rebaja de la reservas seguía apareciendo con el nuevo presidente de Estados Unidos. El miedo consistía en una nueva devaluación del yuan para favorecer las exportaciones de China, lo que podía encender a Donald Trump y desatar una guerra comercial bastante importante.

Desde China dicen que esperan que la reservas de divisas se vayan estabilizando según vaya desapareciendo la presión por medio de salidas de capital.

Schaeuble, declaraciones con la vista puesta en el BCE

El ministro más mediático de Alemania genera muchísima expectación, sobre todo con los datos de inflación en la mano y con la vista puesta en la próxima reunión del BCE.

De momento parece que está pendiente de la reunión del G20 en donde dice que tendrá una reunión de preparación con su contrapartida norteamericana.

Con respecto a China, dice que quiere un campo de juego lo más nivelado posible para todas las inversiones foráneas en el país y que tanto China como Alemania están a favor del libre comercio y un mercado global abierto.

Con respecto a la intención de la desregularización de los mercados financieros por parte del nuevo presidente de Estados Unidos, Alemania dice que se necesita hacer más para fortalecer las regulaciones de los mercados financieros y será un tema a tratar en el G20.

Con respecto a la siempre presión que tiene Alemania sobre su superávit, dice que dicho superávit por cuenta corriente es el resultado de la competitividad de la economía alemana y que nadie puede decir que esto se consigue a través de una manipulación de los mercados de divisas, en referencia a las críticas de Donald Trump.

Con respecto a la salida de Reino Unido de la Unión Europea, dice que las negociaciones van a ser muy complicadas pero que Alemania está abierta a nuevas formas de cooperación con Reino Unido. El objetivo principal es que se mantengan unidos los 27 y quiere que las negociaciones con Reino Unido se deberían terminar de una manera en donde se subraye que estar en un mercado único tiene más beneficios que estar fuera de él, por lo que probablemente apunta a que haya una penalización importante para Reino Unido.

En referencia a la inflación, dice que un aumento de la misma no es una sorpresa, ya que el desarrollo de los acontecimientos muestra que el auge de la economía en Europa se mantiene.

Entras todo el mundo esperaba una especie de tirón de orejas al BCE por su política, dice que están haciendo un buen trabajo en la política monetaria ya que el Banco Central debe equilibrar las necesidades de países con diferentes economías. Este halago ha pillado todo el mundo por sorpresa.

Subasta de España de corto plazo, resultados

Se colocan 455 millones en deuda a seis meses con un tipo de -0,389% desde el -0,363% anterior.

A 12 meses se colocan 4187 millones con una rentabilidad de -0,298% desde el -0,291% anterior.

Como vemos seguimos en territorio negativo, no tenemos aumento de los tipos y además los bajamos un poco más, por lo que la mano del BCE sigue estando presente y además no han afectado las recientes nuevas tensiones con Francia.
 
En Reino Unido empiezan a pensar en elecciones anticipadas para poder afrontar los problemas con apoyo y tiempo suficiente.

Estas palabras han sido dichas por Hague en el Daily Telegraph. Según su opinión, los próximos dos años están llenos de problemas, desde las negociaciones para la salida de la Unión Europea, pasando por la amenaza de los referéndum de independencia de Escocia y terminando con la aparición de Donald Trump en la escena política.

Considera que son retos demasiado importantes para una nueva Primer Ministro junto con todo un gabinete, y se necesita tiempo y saber que se tiene el apoyo suficiente para poder afrontar de forma correcta todos estos problemas, así que ve esta solución una manera de garantizar apoyo y tiempo.

Sin embargo, otros consideran que unas elecciones anticipadas añadirían incertidumbre en un momento en donde se necesita tener los nervios templados.
 
Los datos de Europa de hoy:

Alemania:

Dato muy importante el de pedidos a fábrica del mes de enero porque de tener un incremento del 5,2% pasamos a obtener un desplome de nada menos que del -7,4%, muy por encima de la bajada de -2,5% esperado.

Si miran el gráfico adjunto, verán que una bajada así sólo se había dado en los peores momentos de la crisis, por lo que más de uno ha levantado las cejas en señal de asombro. Debemos estar atentos a los próximos meses para saber si tenemos algo de recuperación o igual que pasó en la crisis, seguimos con cifras similares.

Reino Unido:

Precio medio de las viviendas en Reino Unido en el mes de febrero calculado por Halifax nos deja una recuperación del 0,1%, pero no es suficiente para compensar la bajada de -1,1% del mes anterior. El dato es peor de lo esperado que era una subida de 0,3%.

También hay malas noticias en la interanual pues de un incremento del 5,7% pasamos a uno del 5,1%, por debajo del 5,3% esperado.
Italia:

Precios de producción industrial de Italia del mes de enero nos deja el mes un incremento del 1% viviendo desde el 0,6% anterior.
En la interanual tenemos un incremento del 2,5% que supera el 0,9% anterior.

El dato es muy importante para la inflación, ya que el 0,9% del mes de diciembre fue la primera vez que tuvimos una variación positiva desde nada menos que 2013, por lo que el apoyo a la inflación empieza a ser ya importante.
Eurozona:

Revisión del crecimiento del PIB de la zona euro del último trimestre se mantiene en el 0,4% y en la interanual en el 1,7%, lo esperado.
 
Los datos de EEUU de hoy:

Balanza comercial de Estados Unidos del mes de enero nos deja un déficit de 48.500 millones de dólares, justo lo esperado, y aumentando ligeramente desde los 44.300 del mes anterior. La cifra alcanzada es la más alta en cinco años.

Con respecto a las importaciones, aumentan el 2,3% desde el incremento del 1,6% anterior.

La de arena nos la dan las exportaciones pues pasa de un incremento del 2,7% a sólo uno del 0,6%.

El precio de importación del crudo es de 43,94 $ por barril, subiendo más de dos dólares y tiene un incremento de nada menos que del 37% desde enero de 2016, lo que es un punto a favor de la inflación muy importante.

Si el déficit se ajusta a la inflación se sitúa en 65.300 millones.

El dato es positivo para la inflación por ese incremento del precio del crudo, por lo que es positivo para el dólar en el fondo y negativo para los bonos, también es agridulce para el mercado.

Resumiendo la sesión: día de espera muy similar al que tuvimos ayer en Europa y quedamos entre planos o ligeramente bajistas, a la espera de los acontecimientos importantes. Mañana ya tenemos algo más de movimiento gracias al dato de ADP y la reacción al dato de reservas semanales de crudo calculadas por el Instituto API.