Nuevo día de alta volatilidad en el mercado a costa de las interpretaciones de corto plazo de los datos macro que generan movimiento en el mercado de divisas. Un destello de esperanza sobre Grecia animó más todavía al Euro que nos puso contra las cuerdas, pero una bajada en las reservas semanales de crudo ayudaron a que Wall Street, en la sesión europea, se alejara de mínimos y eso ayudó a cerrar también lejos de esa zona en Europa.  Si ayer tuvimos una sesión complicada, la de hoy no ha sido menos, es más, ha sido incluso más complicada porque hemos tenido varios cambios de dirección en función de declaraciones, datos macro y diversos eventos que han tenido lugar a lo largo y ancho del día.

Recordemos que todo esto está englobado en la espera al dato de creación de empleo de Estados Unidos de abr del viernes y que será determinante para saber si la Reserva Federal se decide a subir tipos o seguir esperando.
 
Al comienzo de la mañana hemos vuelto a tener datos macro favorables en forma de PMI de servicios en donde ha brillado con luz propia el estupendo de España, con uno de Alemania que ha quedado peor de lo esperado pero que se mantiene en expansión. Esto aumentó al euro que nos puso contra las cuerdas, pero no llegó a pasar los máximos del mes porque en ese momento apareció un dato de ventas minoristas de la zona euro bastante peores de lo esperado, por lo que el incremento del euro no tuvo apoyo.
 
Después, apareció un dato de ADP de creación de empleo en Estados Unidos mucho peor de lo esperado que arrojó negatividad sobre lo que podríamos esperar el viernes que viene y el dólar empezó a tener problemas otra vez, por lo que el euro ganó fortaleza y la presión volvió al mercado europeo.
 
Para acabar de rematar el punto negativo, hubo declaraciones sobre Grecia que daban a entender que la tensión entre los acreedores y el nuevo gobierno se estaba relajando porque incluso han estado hablando acerca de hacer una reforma de las pensiones que sea financieramente sostenible. La reacción del mercado fue extraordinariamente positiva porque hizo superar los máximos del mes al euro contra el dólar y la libra, pero el mercado de riesgo reaccionó a la baja porque era perjudicial para el factor divisa en los resultados empresariales.
 
Sin embargo, tuvimos un giro nuevo al alza que puso Europa en positivo y es que Estados Unidos rebotó en cuanto conocimos que las reservas semanales de crudo, en vez de subir, han bajado casi cuatro millones de barriles, por lo que el precio del crudo se vio doblemente beneficiado, no solo de tener un dólar más barato sino también de menores en reservas, así que el sector petrolífero tiró de Estados Unidos al alza y con Wall Street nos alejamos de mínimos en Europa.
 
Ya ven que la alta volatilidad es el pan nuestro de cada día y que los operadores están encontrando generador de operaciones a las interpretaciones de corto plazo de los datos macro que influyen en las decisiones de los bancos centrales, así que parece que ésta va ser la tónica de ahora en adelante porque en Estados Unidos tenemos la posible subida o no de los tipos de interés pero por el otro lado en Europa tenemos las perspectivas de crecimiento mejores de lo esperado, un incremento de los precios del crudo que en su conjunto hacen que crezca la perspectiva de inflación y es ésta la que puede hacer que el programa cuantitativo tenga menos longitud de lo esperado, por lo que vamos a tener muchas turbulencias purgando el efecto positivo del euro y el QE hasta alcanzar el nivel que corresponda a una mejora de la economía real.
 
Veamos la sesión al completo:
 
Se esperaba una apertura confusa en Europa tras las fuertes bajadas de ayer y es que el EURUSD sigue subiendo acompañando a los precios del crudo que ayudan a pensar en más apoyo para la inflación en la zona euro. Seguimos en plena espera al dato de creación de empleo de EEUU del viernes.

La sesión de ayer fue muy complicada tanto en Europa como en EEEUU, ambos mercados acabando en negativo.
El principal de los factores fue el movimiento de recuperación del EURUSD que empezó bajando, dando continuidad a las bajadas del día anterior pero terminó el día muy arriba y en estos momentos esas ganancias se extienden con +0,46%, lo que está ayudando al crudo a subir los precios.

Otros factores en Europa también ayudaron a crear desasosiego, como los perennes problemas de Grecia. En concreto el constante cruce de declaraciones entre los acreedores y el Gobierno. Varoufakis dice que es pesimista sobre el resultado de la reunión del lunes que viene, pero no es nada nuevo porque Schaeuble ya dijo lo mismo ayer. En general, los acreedores siguen pidiendo una lista de reformas, Grecia da algunos pasos, pero no todos. El problema sigue siendo el mismo, que han prometido a los griegos cosas que no se pueden cumplir, y se encuentran entre la espada y la pared. Total, ayer descensos en Atenas, repunte de rentabilidades, etc.

Volviendo a la fuerte recuperación del Euro, todo vino por los datos macro de Europa y de EEUU. Comenzamos con la Eurozona con un PPI no malo, que se une a la recuperación de los precios del crudo y se terminó en Europa con el aumento de previsiones de crecimiento de la Comisión Europea para España, Alemania y Eurozona, bajando las de Grecia.
Lo anterior era bueno para el euro, que hizo que recuperara posiciones, pero lo que acabó de rematar las cosas fue la debilidad del dólar por un aumento muy fuerte del déficit comercial de EEUU, lo que empezó a desatar comentarios acerca de que la revisión del PIB del Q1 podría hacer que entrase en negativo. Esta debilidad en el crecimiento aleja más todavía la necesidad de subir tipos, así que fortaleza del euro y debilidad del dólar, movieron fuertemente al alza al EURUSD.

Pues bien, la subida del par EURUSD daña a Europa porque nos quedamos sin apoyo divisa, pero favorece a EEUU…. ¿y cómo es que acabó Wall Street bajando? Pues porque ese apoyo de la divisa viene por debilidad de la economía de EEUU, y eso no le gusta a nadie.

Sin embargo, no debemos olvidar que el ISM de servicios fue bueno, el PMI de servicios bajó, pero los índices de empleo fueron buenos, y el viernes tenemos el dato de empleo de abril, así que todo está dentro de la volatilidad propia de la espera a ese dato, y más cuando la FED espera que los datos les digan qué hacer.

Los peores del día fueron las utilities con un desplome de -2,28% y es que las rentabilidades de la deuda pública de EEUU subieron a máximos de dos meses, por lo que esa rentabilidad empieza a ser competencia directa.

El crudo y las materias primas fueron los más beneficiados, pero el SPDR de energía no capitalizó la mejora porque inversores criticaron a las empresas de fracking, lo que asustó mucho.

Apple cayó -2,25% tras noticias de que su juego juguete en forma de reloj no funciona bien en muñecas tatuadas, así que todas las celebrities que estén así puede que no compren el nuevo artefacto y se queden sin ese apoyo comercial.

En China hemos tenido otro susto enorme, ya que el índice de Shanghai cayó -4% aunque desde los medios del país se ha intentado minimizar esto diciendo que estamos en la fase correctiva antes de un mercado alcista.

El PMI de HSBC de China de manufacturas en marzo mejora y sube a máximos de 4 meses, incluso con el apoyo de los nuevos pedidos y empleo.

En Europa, tenemos que BMW ha presentado resultados mejores de lo esperado, lo que puede animar al DAX.

Pasando a datos macro, hoy es día de PMI de servicios y compuestos:

09h15: PMI de España

09h45: PMI de Italia

09h50: PMI de Francia

09h55 PMI de Alemania

10h00 PMI de la EZ

10h30 PMI de UK

11h00 Ventas minoristas de la EZ

Ya estamos a mitad de semana y el mercado sigue preso de la volatilidad que proviene de las interpretaciones de los datos macro y sus efectos sobre las divisas.

Ayer tuvimos un día realmente malo por esa fuerte recuperación del euro contra el dólar tras datos macro positivos en Europa y negativos en Estados Unidos, como por ejemplo ese déficit comercial que puede poner la revisión del producto interior bruto del primer trimestre en negativo, lo que aleja la necesidad de subir tipos.

La interpretación a corto plazo de los datos macro son lo que genera volatilidad en todos los mercados y hoy hemos sido menos.

El comienzo de la sesión en Europa ha sido bastante difícil porque hemos tenido los PMI de servicios de la zona euro y algunos de los países miembros en donde no los ha habido malos, aunque Alemania ha quedado ligeramente peor de lo esperado, pero sigue en buenos niveles, todo compensado con una espectacular subida del dato de España que en general refuerza el aumento de previsiones económicas de ayer de la Comisión Europea.

Con todo lo anterior, el euro, tanto contra el dólar como contra la libra, se acercó a los máximos de este mes, que puso otra vez nerviosos a los operadores generando ventas en las bolsas.

Sin embargo, no hemos conseguido superar esos máximos, primero porque apareció el PMI de servicios de Reino Unido mejor de lo esperado, lo que dio cierta fortaleza a la libra y en este par se reforzaron las resistencias.

Además, los mínimos de la sesión en el futuro del índice alemán están en la parte baja del canal bajista que nos está gobernando últimamente y que de momento no permite que se acelere la tendencia bajista.

El mercado de riesgo giró al alza subiendo de media 0,5% en el momento en que aparecieron los datos de ventas minoristas de la zona euro de marzo que han quedado mucho peores de lo esperado, no sólo sin crecimiento, sino con descensos, por lo que el euro ha visto reforzada sus resistencias y se ha alejado de los máximos de la sesión, dando un respiro a los mercados de riesgo.

Como podemos ver, tenemos idas y venidas que entran dentro de un contexto de alta volatilidad mientras esperamos a un importantísimo dato de creación de empleo de abril de EEUU que conoceremos el viernes y que será un punto de apoyo para que la Reserva Federal tomó una decisión sobre los tipos, así que todo está dentro de ese cambio de marea por las intervenciones de los bancos centrales en los mercados.

Dado que tenemos una alta volatilidad sea cambiamos frecuentemente de dirección, vamos a recordar que en el número de agosto de 2012 de la revista Technical Analysis of Stocks and commodities, aparecía un artículo de Ashwani Gujral, titulado, la técnica de la última hora de trading.

Explicaba una técnica muy interesante que opera durante la última hora de trading de cada día, para salir en la primera del día siguiente.

Asegura el autor que hay un 80% de posibilidades de obtener un 2% en cada entrada.

Vaya por delante que el autor es un trader la India y que sus estudios están aplicados sobre este mercado. No obstante en el número de este mes aparece un lector americano que lo ha estado observando en EEUU y funciona igual.

El autor recomienda esperar a la última hora del día, y ver en que clase de día nos movemos, alcista, bajista o de rango confuso.

Si es alcista, recomienda buscar sectores y valores para comprar. Y si es bajista para cortos. En rangos laterales se pueden buscar aunque haya algo de tendencia ligera pero con el volumen reducido a la mitad.

Busque en concreto estos patrones en el gráfico diario:

1- Un valor o sector que esté rompiendo un rango previo en la dirección de la tendencia del día con aumento del volumen inusual.

2- Valores que tras tocar un techo suelo, se están dando la vuelta, con volumen inusual.

Usa una media simple de 20 a 30 en los gráficos y un canal de Donchian de 20 para tener una idea más clara.

En general la idea es sencilla, en un día alcista, buscar valores o sectores que están iniciando un rally, con subidas claras y fuerte volumen en la última hora, para salir en la primera hora tras la apertura del día siguiente, y al revés con las ventas.

El autor selecciona cada día, al menos dos valores o sectores. Hay que seleccionar los más claros.

El objetivo estaría en el 2% de ganancias y asegura que la media de fallos es sólo del 80%.

Para considerar ruptura en los casos 1 y 2, exige al menos una distancia del 3% respecto al cierre del día anterior.

No hay que conformarse con cualquier cosa, hay que buscar la ruptura clara de rango y el volumen alto. No es fácil encontrar el modelo, y ello conlleva buscar entre muchos valores cada día.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo neutral por segundo día consecutivo, así que se nota la incertidumbre antes del dato de empleo y el follón que tenemos con la divisa. 

La sesión en los mercados europeos ha vuelto complicarse otra vez porque el euro ha encontrado otro factor para seguir creciendo, lo que ha hecho que el euro consiga romper los máximos del mes tanto contra el dólar como contra la libra, así que los mercados europeos vuelven a sufrir.

Simplemente, hay que mirar quién es el que peor lo está pasando en estos momentos, y es el súper sector de automoción y recambios con nada menos que un descenso de -2,56%. Este sector, que es principalmente alemán y exportador, es el que más va a notar el menor apoyo de una divisa barata en sus resultados empresariales, por lo que es normal que los inversores empiecen a reducir las valoraciones de los mercados europeos porque ese apoyo de la divisa barata se está esfumando.

El punto de movimiento último que nos ha permitido superar los máximos del mes en el euro son las buenas noticias que han aparecido acerca de las conversaciones de Grecia con otros países, haciendo ver que quizá la reunión del lunes de los ministros de economía sea una buena plataforma para llegar a un acuerdo, además de haber estado hablando nada menos que Junker con Tsipras acerca de hacer un sistema de pensiones financieramente sostenible, algo que puede gustar mucho al mercado porque se ve que se acercan a las posturas de los acreedores y en general se ha apostado por una reducción de esta capa de preocupación, lo que ha disparado más al euro pensando que este factor de amenaza al crecimiento se ha reducido.

Además, las rentabilidades del mercado secundario de deuda están subiendo, así que el súper sector de aseguradoras es el que mejor lo está haciendo quedando prácticamente plano, ya que el aumento de las rentabilidades les abre la posibilidad de que puedan con renta fija conseguir ese dinero que necesitan para poder pagar a sus clientes sin asumir más riesgo.

Además, el euro se está beneficiando no sólo de los buenos datos que está saliendo de la economía europea y de la revisión de perspectivas de crecimiento al alza de la comisión europea, sino también unos datos de EE.UU. que están saliendo peores de lo esperado y que subrayan que están teniendo problemas, así que la esperanza de subida de tipos se reduce notablemente. Es más, la Presidenta de la Reserva Federal ha dicho que las valoraciones de los mercados son generalmente altas, así que todo el mundo ha visto un punto de peligro en estas declaraciones.

Dentro de las bolsas europeas, la alemana es una de las peores precisamente por lo que hemos visto, son empresas muy grandes que tienen una gran proyección internacional y que se han beneficiado la temporada de resultados de un euro bajo, por lo que este apoyo desaparecerá con el tiempo según vaya mejorando el euro.

La mejora del Euro por Grecia:

Cometarios sobre el avance de las conversaciones y reformas sobre Grecia relajan esa capa de preocupación y el mercado ve mayores probabilidades de mejora en el área del Euro, lo que sube la cotización y daña esa capa de apoyo creada por el QE. Veamos por partes:

 El detonante ha sido esto:

Un funcionario del gobierno griego dice que Junker y Tsipras han hablado por teléfono hoy y notan progresos en las conversaciones sobre las reformas.

Según la comisión europea, los dos han discutido acerca de la reforma de las pensiones para hacerlas fiscalmente sostenibles.

La reunión entre el ministro de economía griego el italiano ha sido excelente y le ha dado mucha confianza para un acuerdo que es bueno para Grecia y bueno para la eurozona, según las palabras del griego.

La situación en Europa, en los mercados de riesgo, se ha complicado mucho más con el futuro del índice alemán atacando los mínimos de la sesión porque todo el mundo tiene los ojos puestos en la cotización del euro, que ha roto máximos del mes tanto contra el dólar como contra la libra.

La razón de todo esto han sido las noticias favorables sobre que Grecia está haciendo un ligero progreso en las reformas, por lo que todo el mundo ha considerado que ese peligro de Grecia se reduce y es algo que fortalece a la moneda única, así que cuanto más fuerte esté el euro, más problemas vamos a tener en los mercados de riesgo europeos porque ese factor positivo de la divisa se sigue reduciendo, por lo que de ahora en adelante no vamos a poder contar con ese apoyo en los resultados empresariales de la zona, lo que inevitablemente lleva a reducir las valoraciones de las empresas.

Lo que cambió de dirección al mercado casi al cierre:

Aquí tenemos otro cambio de dirección en el mercado.

El último cambio de dirección, que nos ha alejado de la zona de mínimos ha venido propiciado por Wall Street, que ha reaccionado a los datos de reservas semanales de crudo que tienen aquí:

Reservas semanales de crudo caen -3,9 millones de barriles cuando se esperaba un incremento de 1,5.

Reservas semanales de destilados suben 1,5 millones de barriles cuando se esperaba un descenso de 0,1.

Reservas semanales de gasolina suben 0,4 millones de barriles cuando se esperaba un incremento de 0,9.

Bajada de reservas en vez de subida, esto es muy positivo para el precio del crudo.

Como pueden ver, ha sido una bajada de la reservas, por lo que sí lo unimos al descenso del dólar, tenemos que el SPDR de energía es el mejor ahora mismo de Wall Street subiendo 0,67% y la debilidad del dólar también está ayudando a que el de materiales suba 0,2%.

Lo anterior está haciendo que estos sectores ganen algo de aliento y ayuden a reducir las pérdidas, tanto como para poner a Europa en positivo.

Los comentarios de Yellen:

Yellen está diciendo que es importante mantener bajo vigilancia el sector de la banca en la sombra irregular lo de forma apropiada.

Dice que está preocupada por los potenciales problemas de liquidez de algunos fondos.

Dice que las valoraciones de los mercados en este punto o son generalmente bastante altas (lo que no gusta al mercado).

Considera que los tipos de largo plazo están muy bajos y se pueden mover de forma rápida.

Dice que los riesgos a la estabilidad financiera son moderados pero no elevados.

Los datos de Europa de hoy:

Eurozona
 
- Ventas minoristas de la EZ de marzo suben +1,6%, mucho peor de lo esperado que era +2,4% desde el +3% anterior en la interanual. En el mes caen -0,8%, peor que el -0,7% esperado y peor que el -0,2% anterior.

- PMI de servicios de UK de abril sube a 59,5 desde el 58,9 y es el más alto desde agosto del año pasado, mejor de lo esperado que era 58,5.

PMI compuesto baja a 58,1 desde el 58,6 anterior.

- PMI de Alemania de abril de servicios baja a 54 desde el 54,4 anterior y peor de lo esperado que era sin cambios.

El compuesto baja a 54,1 desde el 54,2 y peor de lo esperado que era sin cambios. 

- PMI de servicios de Francia de abril sube a 51,4 desde el 50,8 anterior y mejor de lo esperado que era sin cambios.

El compuesto sube a 50,6 desde el 50,2 y mejor que el 50,4 anterior. 

- PMI de servicios de Italia sube a 53,1 desde el 51,6 anterior, mejor de lo esperado que era 52. 

- PMI de servicios de España de abril se dispara al alza a 60,3 desde el 57,3 anterior y mejor de lo esperado que era 57,4. 

Los datos de EEUU de hoy:

- Vaya dato, +169.000 de creación de empleo por el ADP, el más bajo desde enero de 2014. Es mucho peor de lo esperado que era +200.000 y el de marzo se revisa a la baja a +175.000 desde 185.000.

El dato es malo para la economía, y malo para el dólar, así que es presión alcista para el Euro y eso puede sentar mal a Europa. 

Resumiendo la sesión: nueva día de alta volatilidad en el mercado a costa de las interpretaciones de corto plazo de los datos macro que generan movimiento en el mercado de divisas. Un destello de esperanza sobre Grecia animó más todavía al Euro que nos puso contra las cuerdas, pero una bajada en las reservas semanales de crudo ayudaron a que Wall Street, en la sesión europea, se alejara de mínimos y eso ayudó a cerrar también lejos de esa zona en Europa.