Día de fuertes pérdidas en Europa en la primera sesión de la semana para muchos mercados, en una reacción que mezcla un Wall Street muy asustado por la racha de buenos datos macro que apuestan por la subida de tipos más cerca de lo que parece, y un resultado de las elecciones en España que  se une a la situación de Grecia y que pone un 2 a 0 a favor de los países en contra de la austeridad con nuevos gobiernos. La incertidumbre aumenta, subiendo los tipos en el secundario, pero poniendo la esperanza en que España se pueda mirar en el espejo de una Grecia que alcance un acuerdo in extremis.
 Hace algún tiempo la prensa hablaba de un caso muy curioso, una historia de amor como las de las películas.
Vean esta cita del Diario de Navarra del 25 de enero de 2006:

"Un canadiense enamorado quiere reencontrar a la mujer de su vida y está escribiendo por eso 3.700 cartas a mujeres belgas que se llamen Sabine. Marc Lachance conoció a la joven durante unas vacaciones en Cuba, pero no le pidió su dirección. Por eso, está escribiendo a todas las Sabine de Bélgica cuyas direcciones consiguió a través de Internet. «Quiero encontrarla, cueste lo que cueste». Lachance conoció a Sabine durante una excursión a La Habana."

Pues bien, aquí en nuestro país no tuvo tanto seguimiento posterior el tema, pero sí en la prensa y en los medios francófonos. Una curiosidad antes de seguir, Lachance, el apellido de este Romeo canadiense, de la zona de Quebec, significa en francés "La suerte" y vaya que si hizo honor a su apellido, porque ante el revuelo que se montó en los periódicos, Sabine se enteró del asunto y se puso en contacto con Marc, después de tamaña prueba amorosa de su galán. La clave estuvo en que una de las Sabine a las que llamó Marc, era periodista de la RTL (televisión), y organizó un reportaje al enterarse de la historia.

La persistencia es clave para conquistar a la persona amada y en bolsa la persistencia es vital, porque la persistencia de una actitud de los operadores lleva a formar una tendencia. Y cuando aparece la persistencia, la tendencia, el mercado tiende a escuchar solo lo que le interesa, convencido de que, como Marc respecto a Sabine, ha encontrado el verdadero amor. Puede sonar aterciopelado, pero ya saben que éste es un juego psicológico y en cualquier caso tiene su parte mala porque cuando cree andar enamorado no suele escuchar nada negativo de su pareja.

La tendencia en Europa se está complicando mucho pues ya tenemos a otro país que se apunta a la lucha contra la austeridad: España. Ayer el Ibex bajó -2% pero faltaban todas las plazas importantes del dinero, que han comenzado la semana hoy y su opinión es negativa.

En realidad es menos negativa de lo que parece, porque en el fondo España comparte parte del destino de Grecia y si Grecia alcanza una estabilidad con los acreedores, los posibles desmanes podrían ser menores a los temidos. Esto significa que mientras haya esperanza en Grecia, la sangre puede no llegar al río en España. Cierto es que tenemos mucho camino de incertidumbre total, porque faltan pactos, alianzas, posicionamiento, reacciones y acciones de cara a la generales de finales de año, pero es necesario ver que Grecia se queda dentro de “lo europeo” para dar algo de esperanza a que puede haber cambio sin rotura.

Por otro lado, el que ha estropeado todo de verdad es el Dólar. La llegada del EURUSD a la zona de resistencia de las cotizaciones previas al QE desató ventas y el retroceso ha venido acompañado por numerosos (ahora sí), datos macro positivos en Wall Street, así que el Dólar se ha envalentonado y ha dicho a los inversores que se olviden por ahora de ver el factor divisa menos dañino en el Q2, lo que ha rebajado las valoraciones de las empresas y tirado a los índices casi -1% a la baja allí.

El problema es que como los americanos no habían dicho nada de lo de España y Europa, la apertura de hoy también hablaría sobre el tema. Como ha sido negativa, todo se ha mezclado. A todo esto le unimos el factor técnico en el futuro del DAX que es que no ha pasado de la SMA50 sesiones y el ver todo el panorama, con los tipos en la periferia subiendo con miedo, en Grecia también, y bajando en el centro de Europa, pues la estructura de miedo ha hecho daño y, sobre todo, que es muy difícil ponerse a subir cuando Wall Street se pone a bajar. Ni siquiera le ha ayudado ver que el Euro bajaba, pues el súper sector de automoción y recambios es uno de los peores junto con las químicas.

En resumidas cuentas, que sólo hemos tenido positivo que el Euro ha bajado, porque el resto nos ha ido absolutamente en contra.

Vamos con la crónica de la sesión al completo:

Se esperaba una apertura con problemas en Europa, con las principales plazas abiertas y listas para abrir fuego, y con el objetivo claro puesto sobre España, Grecia, Italia y Portugal, como escenarios de inestabilidad política tras las elecciones en España en donde los partidos contra la austeridad ganan protagonismo y ya van 2 de 2.

Hoy sí que comienza la semana de verdad, ya que ayer continuaba el fin de semana al tener nada menos que a Wall Street, Londres y Alemania en festivo.

El día es sumamente importante porque todavía no sabemos la opinión de los inversores internacionales sobre el resultado de las elecciones en España, pero es obvio que no va a ser bueno.

Ayer el Ibex 35 se dejó el -2% y todos los ojos están puestos en las empresas que han tenido especial relevancia en el bipartidismo como los bancos, eléctricas y constructoras, especialmente atacadas en los programas electorales de los partidos emergentes.

Sin embargo, hay una esperanza de fondo que va a empezar a ponerse encima de la mesa por parte del sector empresarial, y es una solución a la alemana. El peligro de ausencia de gobernabilidad de nuestro país es más que evidente porque hay demasiados colores necesarios para gobernar en el caso de que se mantenga el bipartidismo, algo que tiene un potencial de desencuentro y falta de posiciones comunes demasiado alto. Lo de mantener el bipartidismo viene a cuento de que tanto PP como PSOE se nieguen a buscar un acuerdo entre los dos que asegure la gobernabilidad del país en todas las plazas, lo que cerraría la puerta a los emergentes y dejaría las cosas sin cambio alguno, algo que ve con buenos ojos el sector empresarial. Pero claro, en España ni somos alemanes, ni se espera que lo seamos.

Por lo tanto, expectación máxima con los sectores comentados y con la deuda, que es la que va a recoger el riesgo país, que en nuestro caso ha subido notablemente. En el caso de que las rentabilidades no se muevan demasiado, estaríamos en un caso como el de Grecia, que el mercado secundario espera que haya un acuerdo que dé estabilidad. Quizá el spread con Italia se vuelva a cerrar.

Por otro lado, también Europa debe tomar nota, ya que dos países azotados por la austeridad, España y Grecia, han tenido revoluciones políticas y eso significa que puede haber más y hacer temblar toda la política europea. Desde EEUU todo esto se atisba con cautela y cierta preocupación. No era lógico que políticas que han disparado las desigualdades en estos países no tuvieran represalias políticas con el aumento de formación que tienen los nuevos electores, que son los que han ayudado a los partidos emergentes participando en su creación.

Pasando ya a otros factores, Grecia es el siguiente. Sigue su particular Vía Crucis con los acreedores y ya vimos ayer que cada punto de optimismo de los portavoces del país es contestado casi de inmediato desde Alemania con toques de escepticismo. En el mercado secundario de deuda el punto de nerviosismo existe pero no es excesivo porque seguimos en el 11% a 10 años. Ojo si nos acercamos al 13% porque entonces la cosa se pone seria y fea.

Siguiendo con el mercado de deuda, hoy el aspecto no es bueno, porque Alemania baja tipos pero la periferia los sube, así que la estructura es dañina para el riesgo y pone en evidencia que hay un cierto miedo a la inestabilidad política por parte de los nuevos partidos que se enfrentan a la austeridad, lo que trae el punto de mira a países como Italia o Portugal.

El último factor que tuvimos ayer estuvo en las divisas, otra vez. El EURUSD sigue bajando. Ayer cerró por debajo del 1,1 y hoy baja -0,4% a 1,0939.

Recordemos que el IPC subyacente de EEUU de abril repuntó y que Yellen dice que no sabe cuándo y que depende de los datos, pero que 2015 va a tener una subida de tipos segura, así que el mercado se ha puesto otra vez a descontar fortaleza del dólar, lo que mantiene la señal del RSI de salida de la sobrecompra y pérdida de su directriz alcista dando beneficios.

Apasionante sesión la que estamos viviendo que, en realidad, para casi todo el mundo es la primera de la semana.

Los factores que teníamos esta mañana encima de la mesa siguen estando exactamente igual que antes, salvo que la parte de Grecia ha tenido algo más de volatilidad reflejada en nuevos comentarios tanto por parte de la comisión europea como de Junker.
 
La raíz de los movimientos del día son dos: Grecia y la fortaleza del dólar. ¿Y las elecciones de España? Se engloban dentro de Grecia.
 
Las elecciones en España han demostrado que la población quiere escoger un camino distinto al de austeridad, exactamente lo mismo que pasó en Grecia, pero lo que se pueda esperar de España tiene su reflejo en las negociaciones que hay ahora mismo entre Grecia y los acreedores. Poquito a poco, sin descanso, parece que hay un ambiente ligeramente más optimista acerca de que se pueda evitar el impago de Grecia porque hay unas reuniones más constructivas sobre el problema. La amenaza que tienen los mercados ahora mismo es que cada vez que un griego dice algo positivo, aparece un representante de los acreedores tirando por tierra dicho comentario, por lo que parece que se quiere seguir desde Europa mantener la tensión sobre la posibilidad de que no se llegue un acuerdo.
 
La aparición de comentarios positivos esta mañana abrió la puerta a que la situación de España pueda en el futuro no ser tan peligrosa porque podría haber un acuerdo entre los nuevos gobiernos y la unión europea, algo que hizo que se dieran la vuelta los fuertes descensos que tenían las eléctricas, los bancos y las constructoras. En este momento las ventas vuelven a ser fuertes, pero no tanto como esta mañana, ya que la apertura de Wall Street ha inundado de ventas otra vez Europa.
 
El siguiente factor es la fortaleza del dólar, ya que prácticamente todos los datos que hemos conocido hoy siguen siendo favorables a la economía norteamericana, lo que da más razones para que la Reserva Federal afirme que hay una subida de tipos este año, por lo que cuanto mejores salgan los datos, esa subida de tipos puede darse antes, lo que está haciendo que el dólar gane fuerza en prácticamente todos los cruces y donde mejor se está viendo es contra el yen que sube cerca del 1,3%, alcanzando niveles no vistos desde 2007.
 
La incertidumbre que nos ha fastidiado un poco la segunda parte de la sesión reside en que Europa consiguió recuperarse del susto de esta mañana de las ventas por las elecciones en España, pero faltaba el veredicto norteamericano. Wall Street está mirando a sus propios factores, y ver esa revalorización del dólar hace que el factor divisa en los resultados empresariales del segundo trimestre vuelva a ser negativo, por lo que la valoración de las empresas desciende. Esto genera bajadas en los índices pero también aparece una interpretación negativa de la situación política de Europa, por lo que las ventas han mezclado los motivos y dan como resultado lo que estamos teniendo.
 
Alemania es la más dañada con el súper sector de automoción y recambios descendiendo -1,17%, algo realmente inusual porque la fortaleza del dólar está haciendo que el súper sector de recursos básicos baje -1,16% y el de petroleras -0,96% porque se refuerza la resistencia de los 60,00 $ en el crudo de referencia en EEUU.
 
El futuro del índice alemán está descendiendo -1,47% y prácticamente Wall Street está cayendo también -1% de media.

Hay que tener en cuenta también que el factor técnico está perjudicando mucho al futuro del índice alemán porque el rebote desde los mínimos de este mes nos llevó a la resistencia de la media de 50 sesiones y además la volatilidad se acercó a cierre del viernes a la base de su canal alcista, por lo que un repunte la volatilidad es negativo para el índice que además no pasa la resistencia, así que es como un pez que se muerde la cola que además genera un efecto bola de nieve.
 
En resumidas cuentas, el dólar perjudica a EEUU, el descenso de Wall Street viene justo cuando tenemos la reacción a las elecciones en España y aparece una mezcla de ambas cosas que daña también a Europa, pasando por alto que el nuevo descenso del euro es favorable para la zona euro.

El saldo de las instituciones al cierre del viernes sigue siendo neutral, así que no hay pistas de nada, como mucho que no hay condiciones para subir más de momento. 

Las declaraciones de Visco, del BCE:

Dice que la crisis de Grecia está generando tensiones graves que podrían ser en desestabilizantes.

Con respecto a Italia, dice que tiene el derecho de dosificar medidas fiscales tras unas restricciones muy severas posteriores a la crisis de 2011. Con respecto a las reformas que se ha llevado a cabo, han sido aplaudidas por los mercados pero deben ser ampliadas para que tengan un mayor rango de acción y su implementación sea acelerada. Por lo tanto, las perspectivas de crecimiento para Italia serán mayores en el segundo trimestre y posteriores, pero más débiles que en el resto de la zona euro.

De momento los miedos a la deflación en la zona euro sean parado como consecuencia del programa cuantitativo pero debe seguir habiendo presión para llevar la inflación a la zona objetivo. Además, no hay signos de que los tipos de interés actuales estén generando desequilibrios.

La advertencia de Moody’s sobre España:

Toda la situación se ha complicado mucho porque ha aparecido un informe del agencia de calificación Moody’s que advierte sobre los desafíos de la economía española en general.

La cuestión es que la situación de Grecia no nos favorece en absoluto porque somos uno de los principales acreedores del país y quedarnos sin ese dinero sería un golpe realmente importante, porque no es lo mismo haber concedido un préstamo y sacar una rentabilidad por él, que pasar directamente ese dinero al asiento de pérdidas.

Además, la situación política del país no ayuda en absoluto y consideran que se generará cierta incertidumbre en los próximos años, lo que podría parar las reformas estructurales. En el plano positivo, no espera que haya un cambio radical de la política económica, pero sí habrá bastantes dificultades para poder sacar adelante nuevas leyes.

El poquito optimismo que se ha dejado ver sobre Grecia:

Un portavoz de la Comisión Europea dice que Grecia está comprometida a pagar lo que debe a tiempo y en la cantidad acordada. También dice que el grupo de Bruselas se reune hoy para tratar lo de Grecia y trabajr activamente para encontrar una solución en los próximos días. 

Lo que intentó contener la alegría por Grecia:

La situación de Grecia nos vuelve a dar otro susto, ya que un funcionario de la zona euro dice que la reforma del iva que ha propuesto Grecia no es lo suficientemente buena.

Los acreedores podrían aceptar un superávit primario griego en torno al 1% o 1,5% del producto interior bruto pero Atenas debería dar más pasos fiscales para poder alcanzarlo.

Tira por tierra la mayoría de las esperanzas que teníamos esta mañana porque dice que todavía no hay acuerdo con los acreedores acerca del superávit primario y considera que las líneas rojas el gobierno griego son demasiado rígidas sobre el tema del intercambio de fondos por reformas.

Así que, de momento no haya acuerdo con Grecia y se espera a una teleconferencia que tendrá lugar en jueves.

Varoufakis dice que se podría imponer un pequeño impuesto a la retirada de dinero en efectivo para potenciar el uso de tarjetas de crédito, pero descarta el impuesto a los depósitos. 

Los datos de Europa de hoy:

España:
 
Déficit de España sin ayuntamientos en marzo está en el 0,78%. Estado Central tiene el déficit en el 1,09%. 

Los datos de EEUU de hoy:

- Pedidos de bienes duraderos del mes de abril descienden -0,5%, lo esperado, desde el mes anterior que se revisa al alza al 5,1%.

Si quitamos los transportes, porque pocas unidades pueden variar mucho la cifra general, tenemos un ascenso de+0,5%, más de lo esperado que era un crecimiento en 0,3% desde el 0,6% anterior que también se revisa al alza.

El que el descenso esté en lo esperado, pero sin transportes haya una subida mejor de lo esperado, es algo favorable para el dólar, lo que poner un punto de debilidad para el euro que debe ser aplaudido por las bolsas europeas, pero no tanto para las norteamericanas.

Por lo tanto, es bueno para la economía de EEUU, es bueno para las subidas de tipos de interés, es bueno para el dólar, malo para los bonos y en un principio debería ser negativo para la bolsa norteamericana por la fortaleza del dólar y ser positivo para subir los tipos.

- Case Shiller de precios de las viviendas en 20 áreas metropolitanas sube +5% en la interanual , más de lo esperado que era +4,6% desde el +5% anterior.

En el mes sube +1%, mejor que el +0,9% esperado desde el +1,2% anterior.

Datos buenos para la economía, buenos para el dólar pero malos para la renta variable norteamericana que puede ver otro peso más en la balanza que acabe de subir los tipos.

- Confianza del consumidor de la Conference Board de mayo sube a 95,4, mejor que el 94,9 esperado y mejor que el 94,3 del mes anterior.

El índice de situación actual se sitúa en 108,1 desde el 105,1 anterior.

El índice de expectaciones marca 86,9 bajando desde el 87,1.

El índice de empleos difíciles de conseguir marca 27,3, aumentando desde el 25,9 anterior.

Las expectativas sobre inflación suben a 5,1 desde el 4,9 anterior.

Todas las cifras del mes pasado se revisan a la baja exceptuando el de inflación.

Dato que es mejor de lo esperado y que supone un contrapunto con el creado por la universidad de Michigan. En principio es bueno para la economía, bueno para el consumo y entre todo es positivo para la inflación, lo que apura los datos para las subidas de tipos. Los índices de confianza del consumidor nos sirven de nada si no vienen respaldados por una mejora de las ventas minoristas y no es el caso, por lo que de momento no es de una importancia capital para mover el mercado, aunque siempre es positivo ver que mejora.

- Venta de viviendas nuevas en el mes de abr suben 6,8% con respecto al mes anterior hasta 517.000 unidades en tasa anualizada. Más de lo esperado que eran 510.000.

Recordemos que el mes anterior descendió -10%.

La recuperación del mes de abril no elimina completamente el descenso del mes anterior, pero lo reduce mucho, algo positivo para el mercado.

Es un buen dato para la economía, ligeramente positivo porque no recupera totalmente lo anterior, y es ligeramente positivo para el mercado porque es un apoyo parcial y no total para la subida de tipos, negativo para los bonos y ligeramente positivo para dólar.

- PMI de servicios de mayo baja a 56,4 desde el 57,4 anterior y peor de lo esperado que era 56,8.

Baja pero sigue alto, así que no es positivo al rebajar el apoyo a las subidas de tipos. Bueno para la economía, malo para el mercado porque sigue algo, malo para los bonos y bueno para el dólar.

- El índice de manufacturas de la Reserva Federal de Richmond mejora a +1 en mayo desde el -3 del mes anterior.

El de envíos se recupera a -1 desde el -6 del mes anterior.

Otro dato que mejora, apoya al dólar, y esto sienta fatal a Wall Street. En realidad es bueno para la economía, negativo para los bonos, bueno para el dólar, pero la fortaleza de este último hace que sea negativo para la renta variable.

Resumiendo la sesión: Día de fuertes pérdidas en Europa en la primera sesión de la semana para muchos mercados, en una reacción que mezcla un Wall Street muy asustado por la racha de buenos datos macro que apuestan por la subida de tipos más cerca de lo que parece, y un resultado de las elecciones en España que  se une a la situación de Grecia y que pone un 2 a 0 a favor de los países en contra de la austeridad con nuevos gobiernos. La incertidumbre aumenta, subiendo los tipos en el secundario, pero poniendo la esperanza en que España se pueda mirar en el espejo de una Grecia que alcance un acuerdo in extremis.