Día neutral en conjunto en Europa con cierta decepción en el sector bancario al ver que el BCE sigue templando ánimos con respecto al cambio de su tono de cara a la reunión de junio. La fuerte bajada de la reservas semanales de crudo en Estados Unidos ha sido el empuje final que nos ha alejado de la zona de mínimos haciendo que las petroleras y el sector energético de Estados Unidos sean los mejores al cierre.


La sesión termina mixta en los mercados europeos pero lejos de los mínimos de la sesión gracias a un fuerte rebote del precio del crudo al conocerse que las reservas semanales en Estados Unidos han bajado en más de 5 millones de barriles, lo que ha provocado un rebote del 3% en su precio.

La cuestión es que hemos estado mal prácticamente todo el día y sólo hemos recuperado un poquito cuando hemos visto que Wall Street ha reaccionado de forma positiva y el sector energético se ha puesto a subir más del 1,4%, haciendo que las petroleras fuesen el mejor sector de Europa con un incremento cercano al 0,9%.

Por lo demás, Estados Unidos se ha mantenido por debajo de los máximos del año porque hay una mezcla bastante importante de factores que nos deja rozando la neutralidad pero fijándonos mucho en lo que nos afecta de forma más contundente en estos momentos, lo que pueden hacer los bancos centrales en la reunión de junio.

No ha sentado bien el despido de la cabeza del FBI por parte de Donald Trump y tampoco el nuevo incremento de la tensión con Corea del Norte al decir que están a punto de realizar un nuevo test nuclear.

En el plano de los bancos centrales, una divergencia clara: los precios de importación en Estados Unidos suben un mes más y apoyan el comportamiento de la Reserva Federal de subir los tipos de interés tal como lo están haciendo, e incluso podría acelerarse porque hay datos buenos que apoyan que el comienzo del segundo trimestre pueden hacer que el producto interior bruto recupere algo de fortaleza con respecto al primer trimestre. Mientras tanto, hoy el BCE, de la mano de Mario Draghi, ha vuelto a calmar los ánimos con respecto a un cambio de tono o la retirada de los estímulos, diciendo que no es el momento. Siguen pensando que se necesita la acción de los estímulos para sostener la economía y además en un estudio se han percatado de que el desempleo real de la zona euro es muy superior al 9,5% oficial, lo que evita, en muchos países de la periferia, que los salarios aumenten de forma sostenible no sólo para la economía sino también para la inflación, lo que pone serias trabas para que se retiren los estímulos. Con esto, el ambiente eufórico que había en el sector bancario de cara al cambio de tono del BCE, se ha relajado mucho y el euro ha tenido dificultades para seguir subiendo.

Veamos la crónica de la sesión al completo:

Se esperaba apertura moderadamente a la baja en Europa

1- Con una Europa que sigue intentando reajustarse y buscar nuevas referencias, tras terminar el proceso electoral francés. Wall Street está absolutamente paralizado, con los niveles de volatilidad más bajos en 24 años, y Europa debe buscar sus propias referencias.

2- Hoy de nuevo hay un aluvión de nuevos resultados de empresas europeas, y la campaña en general sigue marchando muy bien, una de las mejores de los últimos años. 

3- Dos factores estropean un poco la apertura. Por un lado la crisis política abierta en EEUU, tras la destitución del director del FBI por parte de Trump. Hay que recordar que el FBI investigaba las relaciones entre Rusia- Trump y las últimas elecciones. El asunto ha sido visto por los mercados como una nueva muestra de debilidad política del presidente que sigue sin ser capaz de generar consensos para sacar sus propuestas económicas, y con medidas como esta menos. Por otro lado, el emabajador de Corea del Sur en Londres, ha avisado de que sería muy posible que Corea del Norte en breve hiciera una nueva prueba nuclear, lo que podría hacer subir la tensión geopolítica en la zona, que no hace muchas fechas ya estuvo muy alta. 

4- En Wall Street tras el cierre de ayer, muchos resultados, y destacamos dos. Nvidia, un valor de mucho peso entre las tecnológicas que sube casi 10% tras resultados buenos. Y Walt Disney un peso pesado, que baja 2,5% tras dar resultados igualmente. 

5- El Nikkei ha terminado subiendo 0,29%. 

6- Sigue siendo un hecho muy destacable la ausencia total de volatilidad en Wall Street. 

7- El dólar está hoy débil por la medida tomada por Trump antes comentada. 

8- El petróleo remonta tras un dato de reservas del Instituto Americano del petróleo, con bajada de las reservas mayores a lo esperado. 

Situación intradía. El mercado sigue de transición entre resultados y miedos a los bancos centrales

Europa sigue navegando en una sobrecompra de medio plazo mientras el bombardeo de resultados empresariales continúa con todos los ojos de los operadores puestos en lo que puede traernos el mes de junio en cuanto a decisiones de bancos centrales.

Hoy hemos conocido que el BCE se ha puesto a calcular el desempleo real de la zona euro y ha encontrado que no es el 9,5% oficial, sino que se acerca más al 15% si abrimos un poco el espectro de lo que se necesita estadísticamente para formar parte de ese 9,5%. Esto lo ha hecho para intentar encontrar las razones reales de que los salarios no puedan subir de forma lo suficientemente contundente como para poder dar un apoyo sostenible a la inflación, el requisito principal para poder empezar a pensar en la retirada de los estímulos, aunque el programa cuantitativo haya reducido su cuantía mensual.

Esto ha alertado a los operadores y tiene reflejo en el sector bancario, ya que la inflación se está viendo dañada por ese desplome del precio del crudo ante la pasividad de la OPEP y el constante aumento de las instalaciones de crudo en activo en Estados Unidos que vigilamos todas las semanas con las cifras de Baker Hughes.

En este momento son mayoría los súper sectores que están en negativo en Europa, pero no hay movimientos demasiado fuertes ni al alza ni a la baja, teniendo al de constructoras como el peor con un descenso de -0,8% al sentar muy mal que la alemana HeidelbergCement ha presentado unos resultados con un descenso de su beneficio operativo del -3%.

Por otro lado, hemos sabido, por parte del Banco Central de Italia, que los préstamos en problemas del país se han reducido ligeramente, pero manteniéndose por encima de los 200.000 millones, así que no hay una solución clara encima de la mesa que suponga un alivio para este problema. Además, dentro del sector bancario italiano, BPER Banca ha presentado un beneficio del primer trimestre que se ha reducido a la mitad por asumir devaluaciones de su aportación al fondo de rescate italiano, por lo que ha tenido un desplome cercano al 4% y que ha metido malas vibraciones dentro del sector. Intentando compensar la situación son las noticias de que Qatar estaría intentando subir su participación en el Deutsche Bank. ING también ha dado resultados positivos y sube cerca del 2%.

Tal como hemos visto durante la mañana, hay que tener cuidado entre la relación de la sobrecompra de los futuros sobre índices principales de Europa en gráficos a semanas y el comportamiento del sector bancario, ya que en los valores principales de España, de cerrar tal como estamos ahora mismo la semana, dejaríamos figuras bajistas en la mayoría de ellos, lo que sería muy negativo al presionar a la baja para salir de la sobrecompra en los índices.

Tampoco es positivo el dato de precios de producción industrial que hemos conocido en China pues ese está desacelerando al llegar a unas cotas en donde también tuvimos desaceleraciones en años pasados. Recuerden que la recuperación de los precios de producción industrial vino con la mejora de la economía y también con el resurgir del súper sector de recursos básicos. A este movimiento alcista llegó Donald Trump con su prometida inversión en infraestructuras y acabó de rematar el sentimiento alcista, pero poco a poco los datos de China, con esa bajada de los índices de directores de compra tanto en el sector servicios como en el de manufacturas, unida a la desilusión de la capacidad política de Donald Trump, están deshaciendo poco a poco todo este sentimiento.

Puntos alcistas y de sentimiento positivo que se están intentando arrebañar en el mercado están situados en el lado de las divisas, ya que el eurodólar está bastante lejos de la zona de máximos de este año en el 1,1, lo que es positivo para las exportadoras, teniendo al súper sector de automoción y recambios como uno de los mejores subiendo 0,43%.

La producción industrial de Alemania fue buena y también la de Francia, por lo que acabamos de tener un punto de apoyo a la hora de pensar que el producto interior bruto del primer trimestre tiene potencial para ser bueno.

A las dos de la tarde, hora española, podemos tener volatilidad ya que el presidente del BCE hablará en el parlamento holandés, así que cualquier referencia a la política monetaria puede dar volatilidad al mercado de divisas y tener espejo en el mercado bursátil.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo completamente neutral pero se mantiene la actividad de las últimas sesiones, más alto que el que vimos a mediados de abril.

El BCE encuentra que el desempleo de la zona euro es superior al que reflejan los datos y el mercado empieza a crear dudas acerca de que puedan retirar los estímulos dentro de poco

Ya saben que toda la atención está puesta, de ahora en adelante, en lo que pueden hacer los bancos centrales en las reuniones del mes de junio en donde se espera que el BCE cambie el tono.

También, recuerden que el BCE tiene dudas de que podamos alcanzar de manera sostenible el objetivo de inflación y más todavía con el desplome que está teniendo el precio del crudo. No pierdan de vista que también dice el BCE que se requiere el mantenimiento de los estímulos para sostener a la economía.

Pues bien, en un estudio han buscado el motivo por el que el crecimiento de los salarios sigue siendo muy débil, pues se necesita más vigor en este aspecto para poder hacer que la inflación sea sostenible y siga creciendo. Evidentemente, es un requisito necesario para que se retiren los estímulos.

Tirando del hilo, han encontrado que las cifras generales de desempleo no reflejan aquellas personas que no consiguen satisfacer criterios estadísticos que sean muy estrictos y también aquellos trabajadores a tiempo parcial que buscan aumentar su jornada laboral.

En el momento que se ajustan las cifras, el desempleo es mucho más alto que el 9,5% oficial, y rondaría cerca del 15%. Evidentemente, todos los países con alto desempleo ofrecen abundante mano de obra y eso evita que los salarios empiecen a crecer porque hay muchas personas disponibles para trabajar, por lo que no se aumentan los salarios para atraer capital humano. Parece ser que solo Alemania se acerca a esta situación, mientras la periferia sigue teniendo unas tasas de desempleo por encima de las que había antes de la crisis.

Vigilando la sobrecompra semanal en Europa junto con el comportamiento de los bancos

Ya hemos visto que el mercado está empezando a tener algunas dudas acerca de que el BCE pueda retirar los estímulos antes de lo esperado porque el crudo sigue teniendo unos precios demasiado bajos pero además por ese informe que dice que el desempleo total de la zona euro es muy superior al que reflejan las cifras generales y eso evita que los salarios crezcan, primer factor necesario para hacer que el crecimiento de la inflación sea sostenible y permita la retirada de los estímulos.

Si no hay una retirada a tiempo de los estímulos, o cambio del tono, o perspectiva de subida de los tipos de interés, el apoyo en el sector bancario se va resentir.

Dado que el Ibex 35 está plagado de bancos, vamos a echar un vistazo a la situación semanal de los bancos tras el giro bajista que acabamos de tener. Si se fijan en el gráfico adjunto, tenemos la posibilidad de crear cubierta de nube oscura en BBVA,  Bankinter, Caixabank, Sabadell y Santander. Por otro lado, Bankia tiene la puerta abierta a una envolvente bajista.

Si acabásemos la semana con todas las figuras bajistas en su lugar, podría ser una avanzadilla de problemas en el medio plazo, ya que necesitaríamos romper máximos para eliminarlas, y eso puede tardar tiempo.

Si el sector bancario en el de semanas nos ofrece problemas, demos un vistazo a la situación semanal de los futuros sobre índices que seguimos habitualmente. Se puede observar que en este momento la semana es negativa, alejándonos de la zona de máximos conseguidos la semana pasada, pero es que además el RSI en los tres está intentando salir de la zona de sobrecompra. Si se consiguiese realizar esto, pasamos la atención a la directriz alcista de este indicador que viene desde las zonas de mínimos de 2016, pues ya hemos visto en multitud de ocasiones que cuando este indicador sale de la zona de sobrecompra y además se lleva por delante una directriz alcista, suele avisar de problemas. Por lo tanto, debemos vigilar el comportamiento de ambos factores, la sobrecompra en los futuros sobre índices a semanas y también las figuras bajistas de los principales bancos españoles a semanas, pues una combinación de las dos puede darnos problemas.

Draghi, declaraciones

Dice que todavía es necesario mantener el actual grado de acomodación monetaria para que la inflación subyacente incremente su presión alcista y apoye la inflación general en el medio plazo.

Ven una dinámica en el sector inmobiliario o altos niveles de endeudamiento en los hogares en algunos países que señalan el riesgo de aumento de los desequilibrios.

En estos momentos no ven evidencias consistentes a nivel de la zona euro de valoraciones de activos exageradas.

Todavía es demasiado pronto para cantar victoria, ya que la presión sobre la inflación subyacente va a mantenerse muy baja y todavía debe mostrar una tendencia alcista convincente.

Toda medida de política monetaria siempre tiene efectos secundarios y están cuidadosamente monitorizando todos los efectos. Los beneficios de su política claramente compensan los potenciales efectos secundarios. Las proyecciones de su personal están condicionadas a la total implementación de todas las medidas de política monetaria y los riesgos bajistas se han reducido.

Dice que tienen reglas para el programa cuantitativo y que la mayoría del Consejo de gobierno quiere mantenerlas tal como están. Saldrán de los estímulos de forma natural de la mano de la mejora de la economía y rebote de la inflación.

Dice que el “tail risk” se está reduciendo y que algunos elementos de las cifras que ofrecen de guía se han preparado para arreglar ese riesgo. Remata diciendo que la hora de salir de los estímulos no ha llegado todavía.

Comentario inusual en Alemania que es muy condescendiente con el BCE y que puede sentar mal a los bancos

El Ministro de Finanzas de Alemania dice que el nuevo presidente de la República francesa afronta decisiones terriblemente difíciles.

Dado que no parece que vaya a existir un ministerio de economía de la zona euro y además un presupuesto conjunto de la zona, habría que desarrollar un poco más el mecanismo de rescate, ya que las dos opciones anteriores necesitarían cambios en los tratados.

Lo que puede sentar un poco mal a los bancos es que dice que la política monetaria del BCE podría ser ahora un poquito demasiado acomodaticia para la competitividad alemana, pero podría no serlo para otras áreas de la zona euro. Además dice que ellos pueden fortalecer la competitividad en la Unión Europea aumentando las inversiones en todas partes.

Hoy Mario Draghi ha vuelto a decir que todavía no ha llegado el momento de retirar los estímulos, ligeramente por eso suena un poco desconcertante que el ministro de finanzas alemán haya sido condescendiente con la situación en otros países, lo que podría hacer pensar que en junio no vamos a tener el cambio de tono esperado.

Los datos de inflación en China: también asoma cierta aceleración en este plano

Primero vamos con la inflación pura y dura. En el mes de abril tenemos una ligera aceleración pues pasamos de un descenso de -0,3% a un incremento de +0,1%, mejor de lo esperado que era quedar plano. Si observan el gráfico adjunto verán que el rebote que hemos tenido es pauta todos los años, por lo que de momento no hay problemas demasiado graves.

En la lectura interanual pasamos de una subida de 0,9% a uno del 1,2%, por encima del 1% esperado. Si miran el gráfico adjunto, aquí sí tenemos problemas pues el descenso ha sido muy notorio y coincide con esa relajación de los índices de directores de compra que tanto han preocupado.

Donde vienen los problemas, las preocupaciones de verdad, están en los precios de producción industrial. En el mes de abril tenemos un incremento del 6,4%, pero nos estamos relajando desde el 7,6% anterior y queda peor de lo esperado que era bajar hasta el 6,9%. Recuerden que la recuperación desde finales de 2015 fue uno de los puntos de apoyo para las materias primas y también para el súper sector de recursos básicos. Ver una desaceleración de estos precios que coincide con una desaceleración de los índices de directores de compra es lo que más preocupa porque habla de una de sales aceleración más amplia de la economía.

Las cifras de reservas de crudo estimadas por el Instituto API

Ayer, tras el cierre del mercado, el Instituto API cree que los inventarios de crudo descendieron en -5,8 millones de barriles, cuando se esperaba un descenso de -1,8 millones.

Con respecto a la reservas de gasolina, hay un aumento de 3,2 millones de barriles, cuando se esperaba una bajada de -0,53.

En cuanto a destilados, tienen un descenso de -1,2 millones de barriles cuando se esperaba una bajada de -1 millón.

Reservas semanales de crudo en Estados Unidos

Reservas semanales de crudo bajan -5,247 millones de barriles, mucho más que la bajada de -1,7 millones esperados.

Reservas semanales de gasolina bajan solo -0,15 millones de barriles, mucho menos de lo esperado que eran -0,54.

Reservas semanales de destilados bajan -1,59 millones de barriles, más de lo esperado que era bajar -1 millones.

El dato más o menos va en la misma dirección y cantidad que el del API, así que apoya al precio del crudo pero algunos al confirmarse podrían cerrar la posición abierta tras conocerse el dato de API.

Los resultados empresariales destacados hoy en Europa:

- AXA presenta unas ventas de 31.600 millones de euros, bajando muy poco desde los 31.700 millones del año pasado, aunque se queda bastante lejos de los 32.470 millones esperados.

- ING presentó resultados trimestrales con unos beneficios netos de 1140 millones de euros, bajando un poco desde los 1260 del año pasado. El beneficio subyacente antes de impuestos se dispara desde los 1190 millones de euros hasta los 1650.

Los ingresos por intereses netos suben ligeramente pasando desde los 3250 millones hasta los 3350.

- ENI presentó un beneficio neto de 965 millones, subiendo desde las pérdidas de -796 millones el año pasado.

El beneficio operativo ajustado sube desde los 583 millones al año pasado hasta los 1830.

Las ventas se disparan hasta los 18.050 millones, un incremento del 35%. Aquí la subida del precio del crudo tiene mucho que ver pues en el trimestre tuvo un precio medio de 54 $ cuando el año pasado hubo un precio medio de 34 dólares.

- Azkoyen presentó un beneficio del primer trimestre después de impuestos de 2,4 millones de euros, subiendo desde los 1,7 del año pasado. El EBITDA sube de 4,2 millones de euros a 4,9.

Las ventas mejoran ligeramente desde los 32 millones de euros a 33,2.

Con respecto a las perspectivas para todo el año, espera una ligera mejora tanto en ventas como EBITDA.

Los resultados empresariales destacados hoy en EEUU:

- NVIDA presentó ayer tras el cierre en donde se muestra un cambio en el peso de sus áreas realmente importante, algo similar a la transformación que está viviendo Apple al pasar de compañía tecnológica a compañía de servicios tecnológicos.

La cuestión es que el área relacionada con los juegos de ordenador tuvo unas ventas de 1030 millones de dólares cuando se esperaba 1130. Sin embargo, esto ha quedado compensado con unas ventas de 400 millones de dólares en su servicio de centro de datos. Esto puede parecer poca cosa en comparación con las ventas relacionadas con los juegos, pero es que es una cantidad trimestral que supera con creces todo lo vendido el año pasado.

En general, tanto las ventas como los beneficios han sido mejores de lo esperado.

Recuerden que es otra compañía que se está metiendo en los coches autónomos y se espera que esta sección sea tan importante como los juegos, impulsados por los deportes electrónicos a nivel global.

Los datos de Europa de hoy:

Francia:

- Producción industrial de Francia del mes de marzo pasa a positivo desde un crecimiento negativo de -1,7% el mes anterior, quedando ahora en un incremento del 2%, el doble de lo esperado. Punto positivo para el producto interior bruto del primer trimestre.

- Balanza comercial de Francia del mes de marzo mantiene el déficit aunque se reduce más de lo esperado, pasando de -6.400 millones de euros  a-5400, por debajo de los -6000 esperados.

Las exportaciones aumentan desde los 37.800 millones de euros hasta los 39.300. Las importaciones también mejoran ligeramente pasando de 44.300 a 44.600.

- Italia:

Producción industrial de Italia del mes de marzo sigue en positivo pero frena un poco, pasando de un incremento del 1% a otro del 0,4%, aunque superior al 0,3% esperado.

En la interanual vamos a mejor, pasando de un crecimiento del 2% a otro del 2,8%, por encima del 2,4% esperado. Otro punto positivo para acabar de redondear el producto interior bruto del primer trimestre.

Los datos de EEUU de hoy:

 

- Precios de importación de Estados Unidos del mes de abril sube 0,5%, por encima del 0,2% esperado y compensando la bajada de -0,2% del mes anterior.

Con respecto a los precios de exportación, tenemos un incremento del 0,2%, por encima del 0,1% y manteniendo el incremento del 0,2% del mes anterior.

En general, tenemos cinco meses seguidos en donde vemos un incremento de los precios de importación, algo positivo de cara a la Reserva Federal para que mantenga sus intenciones de subir los tipos de interés o incluso acelerarlos. Parte de la culpa la tenemos en el crudo, ya que el crudo importado en el mes de abril tuvo un repunte del 1,6% compensando la bajada del -0,4% del mes anterior. La economía también tiene parte de culpa, ya que si quitamos los precios del crudo, mejoraron 0,4% y es la subida más importante desde julio del año pasado.

El dato es importante porque ayuda a ver que la economía funciona bien,, debería ser ligeramente positivo para el mercado, positivo para el dólar y negativo para los bonos.

Resumiendo la sesión: día neutral en conjunto en Europa con cierta decepción en el sector bancario al ver que el BCE sigue templando ánimos con respecto al cambio de su tono de cara a la reunión de junio. La fuerte bajada de la reservas semanales de crudo en Estados Unidos ha sido el empuje final que nos ha alejado de la zona de mínimos haciendo que las petroleras y el sector energético de Estados Unidos sean los mejores al cierre.