En el libro , "El último catón" de la alicantina Matilde Asensi y que por cierto recomiendo si le gusta la novela de aventuras, a mí me gustó mucho,  viene una anécdota real que es poco conocida.
 
 En el libro se habla de la vida de Spyros Luis. Seguro que muchos lectores les sonará del nombre por un campo de fútbol griego que se llama así.
 
 Spyros era un pastor que cuando andaba en el ejército de su país demostró en las maniobras y en la instrucción que parecía buen corredor, pero realmente nunca había corrido en plan atleta ni nada que no fuera en la propia instrucción que llevaban todos los soldados.
 
En abril de 1896 se celebraban los primeros juegos olímpicos de la era moderna y en la prueba de maratón no había ningún griego por lo que su coronel le animó a que se presentara un poco por patriotismo ya que le habían dicho que no corría mal.
 
El pastor sin entrenamiento ni preparación se presentó a la carrera decidiendo su participación casi a última hora. Terminó el primero para sorpresa de todos con un tiempo de dos horas , cincuenta y ocho minutos y 50 segundos, De premio (entonces no había medallas) le dieron una pensión de 100 dracmas vitalicia, una carreta y un caballo para dedicarse a labrar en el campo.
 
 
En el libro cuenta la anécdota que debido a que nunca había corrido una distancia así, cuando Spyros llegó al kilómetro 30, es decir más o menos cuando aún le quedaba el 25 por ciento de la carrera por cubrir se encontraba realmente muy cansado y además no iba demasiado bien colocado  aunque  no muy lejos del grupo de cabeza. Entonces no se le ocurrió otra cosa que pedir un vaso de vino tinto grande,  se lo bebió e un trago e inició una remontada en los últimos kilómetros que le hizo ganar la carrera.
 
Ya ven , ni bebidas isotónicas ni nada donde este un buen tinto para levantar el espíritu no hay nada y si no que se lo digan a Spyros.



Jornada muy confusa la de hoy, con pocos cambios pero mixta cada bolsa en una dirección. Nos ha faltado ese vino tinto mágico para levantar el ánimo. Papelones, y dudas, tal y como lo habíamos dejado.

La reincorporación de las bolsas europeas no ha cambiado como se dejaron las cosas en Semana Santa. El S&P 500 está muy sobrecomprado y le cuesta mucho remontar, y duda sobre si la media de 200 le hará de soporte o no. Una intervención de Yellen prevista para hoy mantenía la tensión, y un crudo que no ha levantado cabeza ha limitado las ganancias en todo momento.


Vamos con la crónica al completo de la sesión.

Esta era la crónica de apertura.
 
Se espera una apertura al alza en Europa
 


No obstante los operadores no lo tienen demasiado claro.

Al final estamos abriendo más o menos en el mismo sitio que cuando lo dejamos el jueves santo, tras el enésimo intento fallido de romper los HCH invertidos que se ven en Europa. El futuro del Dax llegó casi a 10.200 para recibir ahí otro papelón que lo deja ahora de nuevo por debajo de los 10.000. Por lo tanto pocos cambios.

Ayer la sesión de Wall Street fue poco inspiradora y con bajo volumen, dominada por la bajada de precios del petróleo, que hoy se mantiene, y por malos datos macro.

El S&P 500 se encuentra al nivel de mayor sobrecompra según algunos indicadores desde el año 2009, y la cuesta ya bastante subir. De momento en Semana Santa llevó a cabo un pull back hasta justo la media de 200, que le actuó correctamente de soporte.  Todo el mundo está pendiente de lo que haga.

A cierre de la semana pasada, los datos de ayer aún no los tenemos, las grandes instituciones seguían con saldo comprador como desde finales de febrero, pero su saldo se ha reducido bastante, es decir muchos de ellos están tomando beneficios por esta zona.

Los metales están subiendo en Asia y esto puede ayudar a las mineras europeas, que podrían ser el motor de las subidas iniciales, aunque insisto en que hay bastante cautela.

Hoy todo el mundo estará atento a las palabras de Yellen en Nueva York por si vuelve a manifestar alguna opinión sobre las subidas de tipos de interés.

Desde el punto de vista corporativo:

Es noticia Shell ante comentarios de que podría vender activos en el Mar del Norte.

Volkswagen llama a 5.600 coches eléctricos en EEUU a revisión.

BAE Systems consigue un contrato de 300 millones de libras

En cuanto a datos macro en Europa, a las 10h confianza del consumidor de Italia y a la misma hora M3 de la eurozona.

Este nuestro artículo de Situación intradía a media mañana

¡Qué frágil es el equilibrio de las bolsas europeas! Que suelen subir como pidiendo perdón….
 
Esta mañana todo parecía ir bien, con dos sectores que tiraban fuertemente. Por un lado el de materiales básicos con ganancias superiores al 1% gracias a la subida del precio de los metales. Por otro el de seguro que ganaba casi 1,5% ante varias recomendaciones al alza de varios brokers a valores importantes del sector.
 
Pero a media mañana se volatilizaban las ganancias y nos dábamos la vuelta a la baja moderada.
 
¿Motivo? Pues lo que decíamos qué frágil es el equilibro actual, como la anécdota que se cuenta para explicar la teoría del caos, de que el batir de alas de una mariposa, va causando fenómenos que terminan por provocar una tormenta a miles de kilómetros…
 
Todo ha empezado cuando Williams, presidente de la FED de San Francisco, y uno de los miembros a quien el mercado suele escuchar porque se considera algo así como la media del pensamiento de la FED, ha hecho unas declaraciones poco dovish. Ha dejado claro que no ve ningún  motivo para que los tipos no sigan subiendo.
 
Y esto automáticamente ha hecho subir al dólar.
 
Y claro en cuanto ha subido el dólar, tirón a la baja de los metales, el cobre baja ahora 0,8%, empeorando su sector, y sobre todo tirón a la baja del petróleo que es a quien más siguen las bolsas hoy por hoy. Y en cuanto el petróleo ha tirado todos los índices a la baja.
 
Pero no ha sido el único motivo.
 
El sectorial bancario para variar, ha contribuido mucho.
 
Hace meses cuando se les rescató de la quiebra, nos decían que a partir de ahora solo sería subir. Pero luego empezaron las lluvias de ampliaciones de capital. Inolvidable poor negativa, aquella un poco por la espalda de Ana Patricia Botín en el Santander, que aún no han perdonado muchos accionistas…la lluvia de ampliaciones ha sido pertinaz…Luego que si los COCOs no son de fiar (y no lo son porque muchos van a acabar convertidos en capital y adió sl jugoso cupón que pagan ahora, que si es jugoso es por algo nadie nada gratis. Luego se empezó a dudar de  la solvencia de muchos, Deutsche bank, fue un ejemplo…luego que si los márgenes son muy estrechos que lo son, por los tipos tan bajo…y seamos sinceros…lo que se está empezando ya en estos momentos a poner en tela de juicio es el propio modelo bancario actual. Así de fuerte. Y toda esta moda del fintech no hace más que acrecentarlo.
 
Y con esas, de buena mañana los bancos portugueses se desplomaban, ante la falta de acuerdo sobre BPI. Un banco en duda, otro más. Luego alguno italiano le seguía, y al final todo el sectorial que subía al principio de la sesión ha terminado por darse la vuelta.
 
Y entre esto y lo del petróleo y el dólar se remató la faena bajista, y otro papelón más a acumular a los muchos que llevamos en Europa.
 
Hasta ahora nos apoyaba San Wall Street, pero el pobre está cansado, tiene muchísima sobrecompra, y es muy difícil pasar así como así, de la zona 2.100. Hoy mismo Deutsche Bank decia que lo normal es que hasta las elecciones presidenciales (noviembre) lo normal es que se mueva en un rango entre 1.925 y 2.100 y desde luego que es posible que sea así.
 
Ya han visto el revuelo, que se ha montado, como decíamos antes con las palabras de Williams, así que mejor habrá que vigilar lo que diga Yellen a las 18h00 hora española, que puede mover también mucho el mercado.
 
Y mientras el bund subiendo 43 puntos, con su rentabilidad claramente a la baja, actuando de refugio contra las bolsas, y beneficiándose de la QE, algo que cuesta a las bolsas.
 
Muchos lectores preguntan si podríamos explicar cómo se calculan esos datos que damos a menudo hablando de bonos, cuando decimos que la rentabilidad o yield de las notas a 10 años o de los bonos a 30 es un tanto por ciento. Ahora está todo esto muy de moda, con todas esas rentabilidades que están subiendo o bajando con fuerza.
 
Siempre, cuando hablamos de renta fija de los distintos países, prestamos mucha atención a los precios de los futuros para poder operar, pero pocas veces nos fijamos en las rentabilidades por tener un cálculo algo complicado.
Para arrojar algo de luz sobre este concepto, vamos a echar mano de un texto que publica la propia FED de Nueva York en donde lo explica paso a paso. Es este caso, vamos a ver cómo se calcula de forma aproximada la rentabilidad de las notas del tesoro y bonos de EEUU en el caso de que las mantuviésemos hasta el vencimiento.
 
Para poder realizar el cálculo vamos a necesitar una serie de variables, que son:
TI = Tipo de interés del bono o nota en su emisión.
 
VN = Valor Nominal.
T = Años para el vencimiento.
PC = Precio de Compra.
 
Vamos a seguir paso a paso el ejemplo que nos pone la FED:
 
"¿Cuál es la rentabilidad de la inversión de una nota a 7 años emitida con un precio de 99,709$, con un tipo de interés anual del 7 7/8, pagado cada seis meses?"
 
Lo primero que nos encontramos es la manera "rara" que tienen de expresar el interés anual, el 7 7/8. Para pasarlo a lengua cristiana sólo debemos sumar a 7 el resultado de dividir 7 entre 8.
 
Una vez solventado este problema, continuamos. La fórmula que debemos aplicar es ésta:
 
Rentabilidad = {TI + [VN - PC]/T}/[(VN +PC)/2]
Empecemos a rellenar los campos:
TI = 7 7/8 = 7,875
VN = 100$
T = 7 años
PC = 99,709$
Sustituyamos en la fórmula:
Rentabilidad = {7,875 + [100 - 99,709]/7}/[(100 + 99,709)/2]
Vayamos calculando:
Rentabilidad = {7,875 + 0,0415714}/[99,8545]
Rentabilidad = 7,9165714 / 99,8545
Rentabilidad = 0,0792810 == 7,93%
 
Bueno, nunca está de más conocer por culturilla financiera este tipo de cosas

Hemos tenido un dato macro importante en EEUU, el de confianza del consumidor.

Confianza del consumidor de Conference Board del mes de marzo sube de 94 en febrero a 96,2 cuando se esperaba 94.
 
Indicador de situación actual sube de 112,1 a 113,5.
 
Indicador de expectativas sube de 78,9 a 84,7.
 
Pero una nota discordante. Las personas que dicen que está difícil encontrar empleo suben de 23,6% a 26,6% y este es el nivel más alto desde julio.
 
En principio, dato bueno para bolsas, y dólar, y malo para bonos, aunque la lectura de empleo lo amortigua.  

Resumiendo la sesión. Volvemos de Semana Santa como nos fuimos, con Wall Street dudando por su fuerte sobrecompra, y con el petróleo dando guerra, por lo que las bolsas europeas han tenido una sesión mixta y confusa, que no ha aclarado nada. Todos estaban esperando a la hora del cierre, la comparecencia de Yellen en una conferencia en Nueva York.