Día negativo en Europa con un montón de resultados empresariales puestos encima de la mesa a ambos lados del océano, pero con un denominador común: la espera a lo que tenga que decir la Reserva Federal el día de mañana, ha dado operaciones intradía pero no ha puesto dinero nuevo encima de la mesa de largo plazo.
 
Segundo día de la semana, y un día menos, para el evento más importante que tenemos entre manos que no es otro que el final de la reunión de la Reserva Federal que comienza hoy en Estados Unidos.
 
La sesión en Europa ha dado buenos movimientos para intentar operaciones en intradía, ya que el comienzo de la sesión fue bastante fulgurante y alcista teniendo cuenta algunos buenos resultados como por ejemplo la británica BP, la francesa Orange o la alemana Bayer, pero una vez empezamos a subir demasiado, la realidad se impuso, ya que la espera a lo que tenga que decir la Reserva Federal empezó a generar ventas y nos cortó la subida en seco.
 
Con respecto a Wall Street, ha pasado tres cuartos de lo mismo hasta el cierre de la sesión regular en Europa, ya que tuvimos una apertura con intento alcista, pero al final los resultados empresariales, que no eran unánimes en su sentido, nos cortaron la mejora y encima hemos tenido una gran aglomeración de datos macroeconómicos que han sido buenos para el mercado porque ayudan a pensar que la Reserva Federal no se verá obligada, por este factor, a acelerar las subidas de los tipos de interés, pero es que cuando son demasiados datos macroeconómicos malos, cunde el pesimismo y no es bueno para la economía en general, así que se cortaron las subidas, y también nos volvimos a meter en situación de espera.
 
Esta tarde, tras el cierre del mercado tenemos los muy importantes resultados empresariales de Apple, que dan bastante miedo por enfrentarnos a una rebaja de las ventas de su buque insignia, así que mañana tendremos un impacto y además la recta final para conocer por la tarde lo que tenga que decir la Reserva Federal acerca de la situación de la economía y, más importante, si tienen una idea más clara del camino de la expectativa de inflación por el nuevo panorama del mercado de crudo y el número de subidas de tipos de interés que esperan para este año.
 
Vamos con la crónica de la sesión al completo:
 
Se esperaba una apertura moderadamente alcista en Europa. Estos son los factores a considerar.
 

1- El principal motivo alcista matinal, es simplemente, que Wall Street cerró lejos de mínimos, y por encima de donde estaba ayer a la hora del cierre europeo. Por ello, como es habitual, nos ajustamos a su paso en la apertura.

2- El S&P 500, que es nuestro jefe, sigue en su línea de los últimos días de dejar pasar el tiempo más o menos en horizontal, ante la llegada a resistencias en sobrecompra, y ante el respeto que infunde la reunión de la FED que se dará entre hoy y mañana.

Este factor parece clave. Es un condicionante, para que los mercados estén bastante tranquilos. Pocos quieren complicaciones hasta ver qué sale de dicha reunión.

Y es que la mayoría de operadores creen que hay más posibilidades de una sorpresa negativa que positiva. Algunas voces de la FED ya han advertido de que los mercados infravaloran las posibilidades de subidas de tipos. Si hubiera cualquier comentario que hiciera pensar que los tipos podrían subir en junio sentaría mal.

3- El dólar sigue débil, y esto refuerza al yen, lo que le ha costado al Nikkei otro cierre a la baja de alrededor del 0,5%. A destacar el desplome del 9,6% de Mitsubishi Motors  ante el escándalo que se ha producido tras reconocer irregularidades en algunos modelos de coches. Anda que el sector al final, está dejando su credibilidad por los suelos.

4- Hoy hay de nuevo muchas publicaciones de resultados que podrían mover mercado, según cómo se los tomen los operadores.

5- El yuan ha subido con bastante fuerza respecto al dólar.

6- El mineral de hierro baja 4,5% en China lo que podría ser negativo para el sectorial de materias primas, especialmente para el sector del acero.

Vamos con el frente corporativo.

Orange confirma sus previsiones, pese a una bajada en sus resultados.

Safran sube su cifra de negocio

Bayer da resultados por encima de previsiones.

Randstad da resultados con subida del beneficio del 10%

En cuanto a datos macro europeos, solo tenemos a las 10h30 préstamos autorizados en UK.


La sesión comenzó de una manera un poco fácil, ya que los movimientos técnicos que tuvimos en la sesión de ayer se han visto favorecidos por una tanda de resultados empresariales positivos en Europa entre los que se incluye la alemana Bayer y la británica BP, sin dejar de lado la francesa Orange.
 
Lo anterior nos ha subido mucho el ánimo apoyados en que Wall Street se contiene, pero enseguida han empezado a entrar en escena otros factores como por ejemplo la sobrecompra en el corto plazo que ha cortado el movimiento alcista de las bolsas europeas, o la fortaleza del euro exportada por la debilidad del dólar contra el yen.
 
Cada vez que se refuerza el euro es negativo para las exportaciones europeas, por lo que si hay un movimiento alcista, este factor actúa de freno.
 
Lo más importante que tenemos encima de la mesa es que si a finales de la semana pasada estábamos pendientes de lo que tenía que decir el Banco Central Europeo, en esta volvemos a tener otros bancos centrales encima de la mesa, en donde el más importante es el FOMC de Estados Unidos. Con semejante papelón encima de la mesa, es difícil ver que el mercado se ponga a superar niveles realmente relevantes sin tener encima de la mesa lo que tengan que decir.
 
Por otro lado, hay dos cosas que también han aumentado algo la preocupación:
 
La primera de ellas es la decisión de la bolsa de materias primas de China de aumentar los costes de transacción que los futuros sobre algunos metales, en donde se incluyen las materias primas necesarias para crear el acero, segmento que ha estado muy de moda en las últimas semanas por una pauta estacional en la producción del mismo en China que ha llegado a disparar el mineral de hierro muchísimo, como hemos visto en días anteriores, y que ha catapultado los precios del sector de recursos básicos. Sin embargo, hace no demasiado, Australia era el primero en poner aranceles a las importaciones de acero que vienen de China porque tienen un precio muy por debajo del mercado y que hace imposible que sobrevivan las industrias locales, así que debemos tener mucho cuidado por si hay un aumento de volatilidad en dichas materias primas que acabe dañando al sector.
 
La segunda de ellas son las cifras de aprobación de hipotecas de Reino Unido en donde se ha estado experimentando un aumento de las concesiones tras en noviembre haberse anunciado que habría un impuesto a aquellos inversores que vayan a comprar una casa pero para alquilar, no para vivir en ella, así que todo el mundo ha acelerado dichas compras antes de que ese impuesto se ponga encima de la mesa. Pues bien, el número de hipotecas concedidas ha bajado a las 45.100 desde las 45.600 anteriores y es peor de lo esperado que era un mayor incremento a 46.000. El mercado se ha tomado a mal este dato porque se está tomando como prueba de que ya hay una cierta desaceleración y que ya no quedan tantos compradores en el mercado apresurándose a que no les pille ese impuesto nuevo.
 
Wall Street en estos momentos se ha olvidado de las ganancias claras que ha llegado a tener pocos minutos después de la apertura y los tres índices principales están coqueteando con las cifras negativas, aunque el SP 500 es el que más dudas está teniendo a la hora de meterse en negativo.
 
En estos momentos es el sector de energía el mejor del SP 500, pero el resto está muy repartido entre positivo y negativo porque hay gran cantidad de resultados empresariales a tener en cuenta y no han sido unánimes en su sentido, lo que dificulta que el mercado tenga un veredicto claro sobre los mismos.
 
Además, hay valores que van a dar resultados esta noche y es normal que haya mucha cautela como por ejemplo los de Apple.
 
Ni que decir tiene que no se puede superar la zona de máximos por delante de la Reserva Federal, veredicto que conoceremos mañana por la tarde, así que es normal que el mercado se pare a la espera de lo que tenga que decir.

Las cifras macroeconómicas que hemos tenido hoy y que se han puesto encima de la mesa no han salido satisfactorias, algo que en cierto sentido debería alegrar al mercado por no apoyar a la FED, el problema es que cuando hay una saturación de malos datos, empieza a ser preocupante, por lo que estamos en una situación de acoso y derribo que al final pues acaba pasando factura a las cotizaciones.
 
El saldo de las instituciones al cierre del viernes sigue siendo neutral y de baja actividad, así que hay que seguir esperando porque mañana tenemos la Reserva Federal pero la semana que viene el dato de creación de empleo del mes de abril, así que está lleno de minas el camino.
 
Si el crudo deja de ser un problema… ahora lo es la gasolina
 
Si ha habido una pregunta que ha sido una constante entre los usuarios de los vehículos con motor de combustión durante toda la crisis del crudo ha sido: ”Si el crudo cada vez está más barato, ¿por qué la gasolina no sigue la misma dirección?”.
 
La cuestión principal está en darse cuenta del flujo que tiene el mercado de crudo que va desde la extracción de la materia prima hasta la puesta en escena en la gasolinera. El punto clave de todo el asunto es que el baja fuertemente de precio es la materia prima, pero después tiene que pasar por un refinado para dar el producto final. Las que ganaron totalmente toda esta batalla son las secciones de refinado y las refinerías del sector, ya que compraban cada vez más barata la materia prima pero mantenía los precios, por lo que el margen se disparaba.
 
Y claro, si el margen aumenta, el beneficio es mayor, y eso invita de forma inexorable a un aumento de la actividad de ese sector en concreto y de su capacidad, así que hay tanta producción de gasolina, que la inundación que tiene el mercado está empezando a pasar factura y todo el mundo ve que será una nueva presión bajista para los precios del crudo, porque la demanda de las refinadoras podría bajar y eso quitar una demanda importante de crudo.
 
La situación es muy clara, ha habido un desplome de los precios del crudo porque hay un aumento de la producción fortísima que ya la conocemos, pero al bajar los precios del crudo, los márgenes de las refinerías aumentan muchísimo, por lo que han ido cada vez refinando más y más, así que el exceso de producción de un lado, se está empezando a trasladar al otro lado, el que tiene que comprar consumidor.
 
Asia ha tenido un aumento de la producción de productos derivados del crudo realmente importante hasta el punto de que empresas que se dedicaban a importar productos derivados, en concreto de gasolina, han tenido que empezar a ser ellos exportadores porque no les cabe más en las instalaciones de almacenaje que tienen, así que hay una saturación del mercado realmente importante que se resume casi en una cifra: las exportaciones realizadas por China de combustible diésel han tenido un crecimiento interanual en marzo superior al 300%
 
Los resultados destacados hoy en Europa:
 
Air Liquide, ventas y previsiones
 
Las ventas en el primer trimestre del año cayeron -3,1% hasta quedar en 3870 millones de euros, peores de lo esperado. Si ajustamos las cifras, las ventas mejoraron el 2,4%.
 
Con respecto a las previsiones, esperan que su beneficio neto en 2016 sea superior al del año pasado.
 
Además, cree que puede acabar de comprar a Airgas por 10.000 millones de dólares a finales del segundo trimestre pero que necesitará una ampliación de capital de entre 3000 y 3500 millones de euros para complementar las cifras. Aún así, este nuevo rango de la ampliación de capital está 500 millones por debajo del máximo la estimación anterior.
 
Salzgitter, resultados
 
Salzgitter presenta resultados de beneficios antes de impuestos de 3,1 millones de euros, bajando desde los 51,8 del año anterior, lo que consideran que es una prueba de su sólido modelo de negocio y de buen resultado de los proyectos de reestructuración en un mercado que es un reto constante.
 
Con respecto a las previsiones para todo el año, sigue esperando un beneficio operativo antes de impuestos que rondará quedar al par, pero que dicen que dependen de algunas medidas que puede tomar la Unión Europea, y que tengan efecto, contra la importación de precios del acero por debajo del mercado.
 
BP, resultados
 
BP ha presentado resultados de pérdidas de 485 millones cuando el mismo período del año anterior tuvo beneficios de 2100 millones de dólares. Si ajustamos las cifras, los beneficios son de 532 millones de dólares, muchísimo mejor de lo esperado que eran pérdidas de 140 millones.
 
Los márgenes de refinado están en la parte baja de la media trimestral y lleva ya cinco años esta manera.
 
La propia compañía dice que a pesar de un entorno hostil, llevan buen camino para conseguir su objetivo de corto plazo que es la de reequilibrar los flujos de caja y que los resultados son una muestra de que los recortes de costes llevan buena dirección y se empiezan a ver los resultados.
 
Bayer, resultados
 
La famosa compañía química y farmacéutica Bayer ha presentado unos beneficios netos del primer trimestre de 2016 de 1510 millones de euros, mejorando ligeramente desde los 1330 del mismo período del año anterior, mejores de lo esperado.
 
Con respecto a las ventas, mejoran muy poco, el +0,5% hasta los 11.940 millones de dólares gracias a la puesta marcha de nuevos fármacos.
 
Con respecto a las previsiones, mantiene sus objetivos para el año en curso con ventas de 35.000 millones.
 
Ranstad, resultados
 
Una de las compañías de trabajo temporal más grandes de todo el planeta ha presentado unos beneficios del primer trimestre del año en términos netos de 103 millones de euros, lo que supone un fortísimo aumento del 72% con respecto al mismo período del año anterior.
 
Las ventas subieron un 5% de forma orgánica hasta los 4700 millones de euros, pero representan una reducción del incremento con respecto al trimestre anterior que fue del 6,6%.
 
La compañía considera que sus resultados tanto en Francia como en Alemania son una muestra de la mejora de las condiciones dentro del continente.
 
FIAT, resultados
 
La hambrienta marca italoamericana ha presentado unos beneficios de 478 millones de euros, subiendo muy fuerte desde los 27 millones del mismo período del año pasado, donde se notaron la ausencia de los resultados de la marca Ferrari.
 
Las ventas han mejorado un 3% hasta situarse los 26.600 millones de euros, por lo que parece que el asalto a Estados Unidos con la marca Jeep, como la más destacada, está ofreciendo resultados, pues el beneficio operativo ajustado en Estados Unidos se multiplicó por dos hasta alcanzar los 1230 millones de euros.
 
Orange, resultados
 
La compañía de telecomunicaciones más grande de Francia ha presentado unos resultados de beneficios EBITDA con un crecimiento del 1,9% hasta situarse en 2570 millones de euros, ligeramente por debajo de lo esperado, pero con un crecimiento que sido apoyado por un aumento de las ventas del 3,5% hasta los 10.000 millones de euros.
 
Sigue viendo problemas en Francia, porque las ventas bajaron 0,7% hasta situarse en 4690 millones de euros, su principal mercado, aunque hay algunos signos de mejora el segmento móvil. Aportan a la empresa países como Rumanía o España.
 
La compañía dice que las ventas han crecido otra vez por tercer trimestre consecutivo, lo que subraya la buena estrategia que están realizando para poder separarse de la competencia tanto en inversión como en calidad.
 
Standard Chartered, resultados
 
SC ha presentado resultados con unos beneficios antes de impuestos de 589 millones de dólares, cuando en el último trimestre del año pasado tuvo unas pérdidas de 4050 millones de dólares, lo que está haciendo que se dispare más del 10% y esté animando, junto con los bancos italianos, todo el sector bancario.
 
Recordemos que tiene una fuerte exposición a los mercados emergentes, así que se le toma como cierta guía de su comportamiento.
 
Los resultados empresariales de hoy en EEUU:
 
- Du Pont ha presentado resultados antes de tiempo y han sido de beneficios de 1,39 dólares, mejorando desde los 1,13 dólares del mismo período del año anterior y en términos ajustados se mantienen en 1,26 dólares porque habido una reducción de las acciones circulantes. En general mejores de lo esperado.
 
Las ventas en el trimestre bajan -6% hasta situarse los 7.400 millones de dólares, por encima de lo esperado.
 
Para las previsiones de todo el año, esperan tener unas ganancias por acción que se mueven entre 3,05 $ y 3,20 $, lo que supone un ligero incremento de 0,1 dólares con respecto al rango anterior.
 
Hay que decir que parte de los beneficios vienen por la debilidad del dólar en los últimos meses, algo que ha perjudicado mucho las cifras de la compañía mientras estuvo algo más fuerte.
 
- Whirlpool presenta unos resultados de 1,92 dólares, mucho peores de lo esperado que eran 2,68 $ y bajando fuertemente desde los 2,38 $ del año pasado. Ajustados son 2,63 $.
 
Las ventas bajan ligeramente a 4620 millones de dólares desde los 4850 del año pasado y en cuanto a perspectivas para este año espera unos beneficios por acción ajustados que se mueven entre los 14 $ y los 14,75 $.
 
- Office Depot presenta resultados ajustados de 0,1 $, bajando desde los 0,13 $ del año pasado y peor de lo esperado que eran 0,12 $.
 
Con respecto a las ventas, bajan a 3540 millones de dólares desde los 3880 del año pasado y también peores de lo esperado.
 
Se quejan de que una revisión legal de las adquisiciones que le hizo a Staples ha perjudicado amargamente en el negocio.
 
- Procter & Gamble presenta resultados de 0,97 $, mejores de lo esperado que eran 0,82 $ y mejores que los del año pasado que fueron 0,75 $. Ajustados son 0,86 $.
 
Las ventas, todo de su tercer trimestre fiscal, descienden a 15.800 millones de dólares desde los 16.900 del año pasado, justo lo esperado.
 
Pasando a las previsiones para este año, cree que las ventas van a estar por debajo de un crecimiento del 5%. Para los beneficios por acción para su año fiscal 2016, el crecimiento estará entre un 3% y un 6%.
 
Para ayudar a lo anterior, dice que tiene planes para recomprar y cambiar acciones por valor de 8000 millones su año fiscal 2016.
 
-Reynolds American presenta resultados de beneficios por acción de 2,49 $, muchísimo mejores de lo esperado que eran 0,5 $ y también superiores a los del año pasado que fueron 0,36 $. Ajustados son 0,5 $.
 
En el apartado de ventas tenemos en el primer trimestre de este año 2917 millones de dólares que son muy ligeramente peores de lo esperado pero que claramente son mayores que los 2057 del año pasado.
 
Pasando a las previsiones, para 2016 mantiene su estimación en una horquilla de 2,25 $ a 2,35 $, un pelín por debajo de lo esperado.
 
- Eli Lilly ha presentado resultados de 0,41 $, peores de lo esperado que eran 0,85 $ y bajando desde los 0,5 $ del año pasado. Ajustados son 0,83 $.
 
Las ventas mejoran 4,7% a 4870 millones de dólares, ligeramente por encima de lo esperado y con la participación de la división de cuidado animal que le compró a Novartis pues las ventas han subido un 1% hasta 754,6 millones de dólares. Sin embargo, su fármaco más exitoso ha tenido un descenso de las ventas del 11% hasta los 606,3 millones de dólares por algunos incentivos comerciales, pero la marca dice que ya no se producirán más.
 
- 3M presenta resultados de 2,05 $, mejores de lo esperado que eran 1,92 $ y subiendo desde los 1,85 dólares del año pasado.
 
Las ventas bajan a 7409 millones de dólares desde los 7578 del año pasado y por encima de lo esperado.
 
Para su año fiscal 2016 espera unos beneficios por acción en el rango de 8,1 $ a 8,45 $, en la parte alta de las estimaciones.
 
- Barrick Gold ha presentado resultados del primer trimestre de 2016 con unas pérdidas de -0,07 $, peores de lo esperado que eran beneficios de 0,1 $, aunque ajustados son beneficios de 0,11 $.
 
Las ventas bajan a 1930 millones de dólares desde los 2250 del año pasado, peor de lo esperado.
 
Dicen que han reducido su deuda total en 842 millones de dólares en lo que va de año, y siguen diciendo que van de camino a conseguir su objetivo de una reducción de deuda para todo el año de 2000 millones. Con esto, se espera que la reducción de deuda reduzca los pagos por intereses en 180 millones de dólares de forma anualizada. Para el medio plazo, espera reducir la deuda por debajo de los 5000 millones.
 
Mantiene el objetivo de producción de oro entre 5000 y 5500 millones de onzas al año.
 
Reduce el gasto máximo de capital para su año fiscal y horas se sitúa en una horquilla entre 1350 a 1550 millones de dólares.
 
- Freeport McMoRan presentó no resultados del primer trimestre de 2016 con unas pérdidas de 3,35 $, mucho peores de lo esperado que eran pérdidas de -0,18 $ y aumentando con respecto al año pasado que fueron pérdidas de -2,38 $. En cifras ajustadas son pérdidas de -0,16 $.
 
Las ventas del primer trimestre bajan a 3530 millones de dólares desde los 4150 del año pasado, muy ligeramente por encima de lo esperado.
 
La reestructuración sigue su curso y dice que el segundo trimestre tendrán una carga de 40 millones por este concepto y además que quieren despedir al 25% de la fuerza laboral que trabaja en proyectos de gas y crudo.
 
- Lockheed Martin ha presentado beneficios de 2,58 $, muy ligeramente por debajo de lo esperado que eran 2,59 $ pero bajando desde los 2,74 $ del año pasado.
 
Las ventas mejoran un 16% hasta situarse los 11.700 millones de dólares, por encima de lo esperado.
 
Con respecto a las previsiones, sube las de beneficios por acción a un rango de 11,5 $ a 11,80, subiendo desde los 11,45 $ a 11,75 $. Para las ventas, sube un poquito más a 49.600 millones de dólares a 51.100, lo que supone un incremento de 100 millones de dólares en los dos tramos.
 
Los datos de Europa de hoy:
 
Italia:
 
Balanza comercial de Italia del mes de marzo aumenta el superávit a 4040 millones de euros desde los 2610 anteriores.
 
España:
 
Según el Tesoro, el déficit público del país, sin los Ayuntamientos, a finales de febrero se sitúa en el 1,11% del producto interior bruto.
 
Los datos de EEUU de hoy:
 
- Pedidos de bienes duraderos mejoran sólo +0,8%, mucho peor de lo esperado que era un incremento de 1,8% y recupera muy poco con respecto al -3,1% del mes anterior.
 
Si quitamos los transportes, porque pocas unidades pueden modificar muchísimo el valor final, tenemos un descenso de -0,2%, muchísimo peor de lo esperado que era un incremento de 0,5% y no recupera nada del -1,3% del mes anterior.
 
Como vemos, las cifras no son positivas porque no se ve recuperación seria de las compras de maquinaria que tienen una duración superior a tres años y eso no invita a pensar en que las empresas invierten por una expansión futura.
 
El resultado del dato es malo para la economía, es malo para el dólar y en cierto sentido debería ser ligeramente positivo para el mercado, pero es que hoy tenemos el primer día de la reunión de la Reserva Federal, por lo que aumenta la incertidumbre acerca de lo que van a decir mañana, así que este aumento de la incertidumbre es negativo para el mercado.
 
- Índice de precios de las viviendas en 20 a metropolitanas de Estados Unidos creado por Case Shiller, deja el incremento de precio en febrero en un 0,7% en el mes, peor de lo esperado que era mantener el 0,8% del mes anterior. En cifras interanuales tenemos una subida de 5,4%, peor que el mes anterior que fue del 5,7% y peor de lo esperado que era una rebaja al 5,5%.
 
No es positivo que poco a poco vayamos viendo enfriamiento del incremento en los precios de las viviendas al mismo tiempo que aumentan las perspectivas de subidas de tipos de interés o por lo menos las amenazas desde la Reserva Federal con hacerlas.
 
El dato no es demasiado positivo para la economía y el frenazo es ligeramente positivo para el mercado porque es otro toque de atención para la Reserva Federal, aunque el incremento es más que considerable en la interanual. Es ligeramente negativo para el dólar y ligeramente positivo para los bonos.
 
- PMI de servicios de Estados Unidos preliminar de abril mejora a 52,1 desde 51,3 final de marzo, ligeramente peor de lo esperado que era un incremento a 52,3.
 
Como días atrás tuvimos el de manufacturas, el preliminar compuesto del mes de abril sube ligeramente a 51, siete desde 51,3.
 
El subíndice de empleo baja a 53 desde 54, por lo que es la cota más baja desde octubre del año pasado. La cifra compuesta baja a 52,5 que es la más baja desde enero de 2015.
 
Como vemos, el sector servicios, que tiene un punto estacional, ha mejorado, pero el índice de empleo se nos mete en el último mínimo de la influencia del verano, así que nos da una de cal y otra de arena.
 
El dato es ligeramente positivo para la economía en la cifra general, pero lo de empleo siempre es negativo, por lo que casi queda neutral en su interpretación.
 
- Confianza del consumidor de la Conference Board del mes de abril baja a 94,2, mucho peor de lo esperado que era un ligero retroceso a 96 desde el 96,1 del mes pasado.
 
El índice de situación actual queda en 116,4, mejorando desde el 114,9 del mes anterior, que a su vez es revisado al alza desde 113,5.
 
El índice de expectativas baja a 79,3 desde 83,6, que es revisado a la baja desde el 84,7 anterior. Este es un problema porque es el más bajo desde febrero de 2014.
 
El índice de empleo difícil de conseguir baja a 22,7 desde el 25,2 anterior que se rebaja a la baja desde el 26,6, algo que va en consonancia con el buen tono de las cifras de peticiones de desempleo semanales.
 
Con respecto a la expectativa de inflación al consumo a un año, se mantiene en el 4,8%, lo mismo que el mes anterior.
 
Como podemos ver, pocas cosas hay positivas, si es que hay alguna, ya que la cifra general ha quedado peor de lo esperado, la situación actual es el punto brillante, pero lo que acaba de matar al dato es el de expectativas que bajan a mínimos desde febrero de 2014, por lo que las perspectivas deben ser tomadas con cautela.
 
El dato general es negativo para la economía y más o menos sí que muestra algo de correlación con las ventas minoristas, algo que debería ser tomado como una lectura negativa por parte de la Reserva Federal, quitando aparte las perspectivas de estabilización que el crudo pudiera tener. Por lo tanto, es algo negativo para el dólar, ligeramente positivo para los bonos y ligeramente positivo para el mercado.
 
- Índice de manufacturas de la Reserva Federal de Richmond del mes de abril baja a 14, mejor de lo esperado que era un retroceso a 11 desde el 22 anterior.
 
El índice de servicios mejora mucho a 15 desde nueve pero el de envíos se rebaja a 14 desde 27.
 
Nunca es uno ver un retroceso de este calibre, pero por lo menos se mantiene arriba, así que es otro toque de atención para la Reserva Federal, pues es ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para el dólar, ligeramente positivo para los bonos.
 
Resumiendo la sesión: día negativo en Europa con un montón de resultados empresariales puestos encima de la mesa a ambos lados del océano, pero con un denominador común: la espera a lo que tenga que decir la Reserva Federal el día de mañana, ha dado operaciones intradía pero no ha puesto dinero nuevo encima de la mesa de largo plazo.