Cuando más tranquilas estaban las bolsas europeas al ver el cierre de Wall Street de ayer, una noticia imprevista nos ha fundido los plomos. El bajo volumen de agosto, ha exagerado las cosas. La devaluación del yuan chino ha sido letal en la sesión de hoy.


Cuando los operadores han visto esta mañana que el gobierno chino devaluaba el yuan un 1,9%, para fomentar sus exportaciones, y posiblemente ganar puntos para que el FMI los admita en su cesta de divisas internacionales, lo han tenido claro: a por los valores con más ventas en China, ya que esta medida encarece las importaciones desde aquel país.

Se ha vendido muy agresivamente los valores de automoción, que últimamente ganaban mucho dinero allí. El sector de fabircantes de coches del stoxx 600 ha bajado el 4%. Lógicamente se ha vendido también todo lo relacionado con materiales básicos. También este sector ha bajado 4% en el stoxx 600. Y en esas condiciones poco se podía hacer en los índices, que se han visto arrastrados en una dura vorágine de ventas, y además cuando menos lo esperaban. Al final n o ha quedado títere con cabeza y todos los sectores han terminado en rojo. En España se perseguía especialmente al gigante Inditex, que vende mucho en Asia, especialmente on line.

Wall Street está en las mismas condiciones, y poco ha durado la alegría por el rebote sobre la media de 200 del S&P 500, porque ahora mismo ya está otra vez sobre la misma. Este nivel es clave. Lleva muchos toques aguantando como soporte, como algún día lo pierda se van a disparar las ventas.

Vamos con la crónica al completo de la sesión:

Esta era nuestra crónica de apertura a primera hora de la mañana.

Se espera una apertura moderadamente bajista en Europa. Estos son los factores a considerar.




El principal factor bajista es el mal desempeño de los futuros americanos en el Globex, salvo el del Nasdaq que baja menos ante la subida de Google en el fuera de horas de casi el 5% tras comunicar ayer después del cierre una serie de cambios operativos en la compañía que parecen del gusto de los mercados.

Ayer Wall Street subió bastante. La realidad, por el espectacular rebote en la media de 200 del S&P 500, algo que ya ha pasado muchas otras veces.
Publicidad

¿Las excusas? Pues la subida del sector de energía del 3,1% tras un relativo rebote del precio del petróleo, y la subida de twitter del 9% que animó a las tecnológicas, tras llegar a un acuerdo con la liga de fútbol americano, la NFL, además de otras medidas corporativas anunciadas.

Pero hoy se revierte en el Globex parte de esa subida. ¿Por qué?

Porque no gusta la media del gobierno chino de devaluar el yuan.

La media favorece las exportaciones chinas, pero al mercado occidental lo que le interesa son sus importaciones de materiales básicos y energía, que ahora se van a encarecer y por tanto pueden disminuir.

Se teme ahora que esta medida pueda repercutir en los precios de las materias primas a la baja, cuando ya de por sí les cuesta mucho levantar cabeza.

Por el lado positivo tenemos que el gobierno griego asegura que ha llegado a un acuerdo completo para el tercer rescate de su país, aunque aún no hay confirmación oficial.

En cuanto a datos macro a destacar en Europa para hoy:

Ya se han dado precios mayoristas en Alemania con baja interanual del 0,5%.

A las 11h cuidado con el dato de confianza empresarial del instituto alemán ZEW, que es de los que suele dar volatilidad en Europa si sale desviado. Se espera subida de 29,7 a 32.



Aquí comentamos el asunto de la devaluación del yuan chino:

Los persistentes malos datos macro que estamos viendo en los últimos días, y eso que están claramente maquillados al alza por el gobierno chino, que as diferencia de los países democráticos no tiene que dar cuentas a nadie, han llevado a una reacción por donde no esperaba el mercado. Se ha devaluado la moneda china el yuan en un 1.9%.

Según el gobierno este nuevo cambio refleja mejor la realidad del mercado, lo cual parece bastante chocante, pues si hay algo de lo que adolece el yuan es de que está exageradamente depreciado de manera artificial.

La única realidad es que de esta manera esperan relanzar las exportaciones bajando los precios en aras de reactivar la economía.

Hay que recordar que ayer se dio un duro dato de exportaciones de -8,3%, y eso con el maquillaje del gobierno.

Así debilita el cambio central de 6,2298 por dólar desde el 6,1162 del día anterior, es el mayor ajuste de la historia.

Muchos analistas creen además que la decisión se toma porque China tiene mucho interés en entrar en la cesta de monedas que usa el FMI, y necesita reformar los mecanismos de su divisa para que esto sea posible. Es muy posible que este tema, tenga tanto que ver como los problemas de la economía.

El asunto no está sentando bien a las bolsas que temen que ahora al ser más caras las importaciones de materiales básicos, China afloje sus compras, y perjudique a los sectoriales de materias básicos y energía. Además está produciendo una reacción en cadena en el dólar y otras divisas.


A media mañana este era el comentario de Situación Intradía:

En un mercado como este de mediados de agosto, donde cualquier movimiento se exagera por la falta de volumen, se ha montado una cacería de valores con más exposición de ventas a China.
 
Algo exagerado el castigo, pero los peor parados, están siendo todos los valores alemanes y franceses relacionados con automoción, repuestos, o similares, un sector realmente muy influyente en Europa, el sectorial de artículos de lujo, y muchos valores sueltos, entre ellos, por ejemplo Inditex en España. Inditex tiene fuertes ventas on line en Asia y la mayor parte, como es lógico las tiene en China.
 
El sector de automoción es vital para el Dax y ahora mismo baja nada menos que el 3,65%, está siendo decisivo en la sesión, porque si el dax cae nos vamos todos con él. Vamos a echar un vistazo al gráfico del sectorial del stoxx 600 de automoción que está interesante, en este chart de Reuters.



 
 
 
Como ven en la subida del Dax hasta abril fue decisivo con una fortísima subida. Ahora se ha canalizado como el dax en un canal bajista, aunque a diferencia del índice alemán el sectorial no ha conseguido salir. De momento ha corregido el 38,2% de Fibonacci de todo el gran tramo al alza anterior.
 
Además tampoco ha ayudado al Dax, en nada, el mal dato de indicador de confianza empresarial del Instituto alemán ZEW. Pueden ver el dato en este enlace:
 
 
Y por supuesto tampoco pueden los operadores fiarse mucho del S&P 500 que podría perfectamente en dos zancadas de nuevo irse a probar suerte con la media de 200.
 
La confirmación de que el acuerdo con Grecia para el tercer rescate, de forma técnica que aún no política, está listo, no ha tenido ninguna repercusión para un mercado que parece haber olvidado ya este tema, hasta que dentro de algún tiempo volvamos a las andadas. Porque Grecia no va a pagar, y todos los que han firmado el acuerdo lo saben, pero como en el rugby “patada a seguir”.
 
No obstante aunque las bolsas no hagan caso, sí lo hace la deuda griega como podemos ver en este gráfico de Bloomberg de la deuda griega a 2 años en rentabilidades



 
 
Fuente: https://twitter.com/Schuldensuehner
 
La mejora es muy notable.
 
Muchos lectores me escriben, ahora que parece que vuelven los bandazos, consultándome cuáles pueden ser unas buenas reglas de drawdown y de beneficios, para quienes intentan tomarse el trading ya profesional o semiprofesional. Pues vamos a tomar por ejemplo los consejos que da John Carter, en su libro Dominar el Trading.
Esta es la forma de operar de Carter que es trader profesional desde hace muchos años:
¿Cuáles son mis reglas de drawdown?
 
Si voy perdiendo el 15 por ciento en el mes, parto el tamaño de mis posiciones
por la mitad durante el resto del mes. Si voy perdiendo el 20 por
ciento en el mes, dejo de operar el resto del mes. Si alcanzo un drawdown
total del 30 por ciento, es la hora de tomarme un descanso de seis semanas
sin operar. Mi drawdown diario máximo para la operativa intradía
es de $3.000 por cada $100.000. Si al final del día excedo este nivel, estoy
en libertad condicional al día siguiente. Si vuelvo a excederme de $3.000
por cada $100.000 esa semana, dejo de operar el resto de la semana. Este
es mi castigo por romper mis reglas de trading.

Tengo que señalar que muchos fondos hedge y gestores de capital
son mucho más conservadores en lo que respecta a los drawdowns y a
los objetivos anuales. Un drawdown mensual de más del 5 por ciento
en un fondo hedge puede ser devastador para su negocio y un beneficio
anual del 20 por ciento, año tras año, abre las compuertas de miles
y miles de millones de dólares para cualquier fondo. Tengo un par de
comentarios al respecto.

Para empezar, las estrategias intradía tratadas en este libro no van
a funcionar con un fondo de $400 millones. No hay, ni de lejos, la suficiente
liquidez para entrar y salir de los mercados con tanto dinero en un
periodo de tiempo tan corto. Muchos fondos, no obstante, asignan una
porción de sus $400 millones a aprovechar las oportunidades de operativa
intradía que describo en este libro. De los $400 millones, ¿cuánto asignarían?
Tal vez un millón. Eso es ¼ de un 1 por ciento de todo el fondo.
Saco este tema porque las personas deben tratar su cuenta de trading
como lo que es –una forma de ganarse la vida con un alto riesgo. La mayor
parte de los fondos de un trader deberían estar en instrumentos más
conservadores – cosas como bonos o fondos gestionados por gestores de
capital conservadores. Sólo debería asignarse a una cuenta agresiva de
trading una parte de los fondos totales, para generar ingresos mensuales.

¿Cuáles son mis reglas en cuanto a los beneficios?

Mi meta diaria media para la operativa intradía es $500 al día por cada
$100.000. Es una meta conservadora y que se puede conseguir y que
rápidamente supone un dinero importante. Me centro en generar cinco
días al mes en los que gane $2.000 por cada $100.000. Esto quiere decir
que no tengo que operar todos los días. Sé por mi experiencia previa que
mis mejores días de trading son los martes, miércoles y jueves. Por lo
tanto, me centro en operar más en esos días. Si llevo más de $2.000 por
cada $100.000 antes del mediodía, seguiré operando hasta que tenga una
operación perdedora, en cuyo punto dejaré de operar el resto del día. Si
tengo un día en el que gano $5.000 por cada $100.000, me tomo libre el
día siguiente para evitar esas sensaciones de euforia que hacen que los
traders hagan cosas estúpidas como añadir a las posiciones perdedoras u
operar sin un stop. Dejaré de operar el resto del mes cuando lleve $20.000
por cada $100.000. Hago un seguimiento diario de mi curva de capital
utilizando una hoja de cálculo de Excel.

Retiro el 50 por ciento de mis beneficios de trading al final de cada
trimestre. Nunca añado dinero a una cuenta que lleve pérdidas y nunca
aporto garantías adicionales. Añadiré capital a una cuenta que haya demostrado
tener resultados positivos. El motivo por el que retiro beneficios
es porque es la mejor forma de protegerlos. Es con esos beneficios con
los que invierto en más propiedades inmobiliarias, compro más monedas
de oro, pago unas vacaciones familiares y financio mis proyectos.

También es un recordatorio de que los números en la pantalla son reales
y representan dinero real. 
 

Este era el comentario en la apertura de Wall Street. 

Estos son los factores clave en la caída:


1- Para empezar lo de ayer no fue muy fiable, era el típico cierre de cortos, y calentón rápido por la llegada a la media de 200, esas posiciones suelen quemar en las manos en cuanto se va ganando.

2- La devaluación del yuan chino, ha puesto de los nervios a todos los sectores americanos expuestos a fuertes ventas a China, como ha pasado esta mañana en Europa. Todo parece un poco exagerado, se ha devaluado un 1,9% que no es un cantidad tan terrible, pero muchos analistas ya hablan de empresas que van a perder entre el 10 al 20% de sus beneficios por este motivo.

3- También los commodities se estima que van a sufrir por esto, y de hecho menos los metales preciosos, los demás están bajando con mucha claridad, y el petróleo sigue sin levantar cabeza.
Publicidad

Ayer parte de la excusa para la subida era el sector de energía, que lo hacía por un presunto rebote del petróleo. Pues bien hoy el crudo ha perdido todo lo que rebotó ayer y más con lo cual este sector de energía va a tener problemas. Por ejemplo Exxon está cayendo 1,8%. Ojo a Freeport-McMoran que cae 12,5 %. Como vemos varios sectores y valores afectados por este tema de China.

Los peores evidentemente energía y materiales básicos con caídas de alrededor del 2%.

4- El sector de automoción como ya ha pasado esta mañana en Europa, está débil, General Motors baja 3%.

5- Apple baja 2,5% tras una nota a la baja de Jefferies, que dice estar preocupado por las ventas de sus iphone en China, y más con todo este enredo de la devaluación.

6- La nota positiva la pone Google que sube 5,5% tras anunciar cambios operativos en la compañía.

Desde el punto de vista técnico ni que decir tiene que la media de 200 del futuro del mini S&P 500 es vital.


Hoy no ha habido datos macro en EEUU de calado.

Pero sí los había en Europa, con un mal dato de ZEW:

Pues no ha quedado nada bien.

Indicador de sentimiento económico, baja de 29,7 a 25 cuando se esperaba 32. Como vemos mucho peor de lo esperado.

El indicador de condiciones actuales sin embargo sube de 63,9 a 65,7 cuando se esperaba 64,3.

Como vemos en el gráfico es el peor dato desde hace 8 meses.



Resumiendo, de forma inesperada jornada de muy duras caídas en toda Europa, especialmente en el Dax alemán. China ha devaluado el yuan por sorpresa en un 1,9% y se ha vendido agresivamente los valores que más venden a China. Especialmente automoción y materiales básicos. De nuevo el S&P 500 en el soporte clave de la media de 200.