Día de movimiento bajista porque la Casa Blanca nos defraudó ayer al no concretar los detalles de la reforma fiscal. El BCE tampoco ha ayudado porque dice que no tiene la suficiente confianza en que la inflación alcance el objetivo. Los resultados empresariales tampoco nos han movido demasiado, así que nos hemos quedado muy desinflados y bajo la influencia de velas bajistas en Estados Unidos en el punto más alto reciente, por lo que quedamos a la espera del siguiente generador de movimiento que son los resultados de las tecnológicas, antes de meternos de lleno en la segunda ronda de las elecciones francesas.

Hoy ya sabíamos que íbamos a tener una sesión complicada porque la reacción de Wall Street al anuncio de la esperada reforma fiscal de Donald Trump no fue positiva.

Esperábamos algo más concreto, pero lo único que tuvimos fue una especie de boceto que cabe en un folio y que despertó más dudas que certidumbres. El potencial sigue estando presente, pero de momento el mercado está teniendo más en cuenta las profundas dificultades que está teniendo el Presidente del Gobierno norteamericano para sacar adelante todo lo que se propone políticamente dentro del país. Por lo tanto, el mercado está haciendo la digestión, haciendo cálculos y creando los escenarios posibles, por lo que de momento no hay fervor entre los inversores.

A las malas vibraciones que nos generó la sesión norteamericana, había que sumar la espera a lo que tuviese que decir el BCE en el día de hoy. No se esperaba gran cosa, pero había la esperanza de que hubiese alguna referencia lo que presentó la Casa Blanca el día de ayer, pero como hubo decepción, pronto se nos quitó esa idea de la cabeza. Ya saben que la mayor tranquilidad en Francia, por lo menos en el resultado de la primera vuelta, ha hecho que se especule con la posibilidad de que el BCE cambie de tono en la reunión de junio, así que había una ligera esperanza de ver una cierta transición en la reunión de hoy. Lo que nos hemos encontrado es que se mantiene todo igual, tal como se esperaba, pero habido comentarios que no han gustado demasiado al mercado, como por ejemplo la referencia a que no hay la suficiente confianza en que la inflación sea capaz de alcanzar el objetivo establecido, además, sigue habiendo una notable necesidad de estímulos para mantener la situación económica. Esto se ha traducido en que las rentabilidades han vuelto a bajar otra vez en el mercado secundario y además el euro se ha sentido debilitado. Evidentemente, si ese entorno que esperaba ver que había cierta prisa para subir los tipos de interés se ha visto defraudado, los bancos han sido los primeros en notar el golpe, así que el Ibex 35 cierra negativo.

Los resultados empresariales tanto en Europa como en Estados Unidos no han conseguido movernos demasiado, aunque han sido verdaderamente potentes los nombres que han presentado sus cifras.

El peor súper sector del día ha sido el de recursos básicos con un descenso de -2,6%, también las petroleras bajan -1,76%, automoción y recambios -0,86% y los bancos -0,89%.

El sabor de boca que nos han dejado las dos últimas sesiones, incluyendo la de hoy, es muy agridulce y ha puesto a muchos en un cierto estado de alerta, pero la realidad es que estamos en temporada de resultados y estas dudas que aparecen de vez en cuando son hasta cierto punto lógicas. Debemos ser conscientes de que gran parte de los verdaderos generadores de crecimiento en estos momentos en el mundo son las tecnológicas y dentro de muy poco vamos a empezar a conocer sus cifras. Por lo tanto, es de esperar que tengamos movimiento cuando tengamos a los pesos pesados del mundo digital avisando sobre el estado de sus negocios. En general, el BCE no ha ayudado, la Casa Blanca tampoco, así que el siguiente punto de atención son los resultados de las tecnológicas antes de que vayamos con la segunda vuelta de las elecciones francesas.

Vamos con la crónica de la sesión al completo.

Nos adentramos en una sesión en los mercados mundiales muy especial. Ayer tanto Europa como Estados Unidos se quedaron a la espera de lo que pudiera poner encima de la mesa Donald Trump en cuanto a su programa estrella de reforma fiscal que tan beneficioso se supone que va a ser para la economía.. Y fue una decepción más.

La verdad es que con respecto al tema hay mucho que decir, pero se puede resumir de forma breve:

Estamos en un caso parecido al de su famosa reforma sanitaria. Lo presentado en el día de ayer con respecto a la reforma fiscal cabe exactamente en un folio. Esto son muy malas noticias porque vuelve a reafirmarse que el presidente de los Estados Unidos sigue siendo más hombre mediático que presidente. Cuando se está ante la administración más poderosa del mundo, lo que se espera de la presentación de un plan de semejante calibre es que todos los detalles estén absolutamente pensados y listo para ser aplicado, pero desde que Donald Trump es presidente, las cosas no son así. Ayer se puso delante de la gente un folio con las líneas principales deseables de ese posible plan que ha despertado críticas tanto en el lado republicano como en el demócrata. Esto recuerda al de la reforma sanitaria, que no tuvo los suficientes apoyos y no pudo salir adelante.

Las críticas vienen desde todos los lados, unos porque favorecen demasiado a las empresas y los ricos y otros porque va a disparar el déficit de forma exagerada.

Pero es que hay más, rebajar el impuesto de sociedades del 35% al 15%, crear un impuesto muy bajo para la repatriación de dinero por parte de las empresas, reducir los escalones fiscales a las familias, aumentar las deducciones estándar que son aplicables a cada individuo, tienen un efecto positivo simplemente si vamos a la teoría, la de que el mundo empresarial con más dinero y más potencial económico en el país, crearán más puestos de trabajo, pero es que si atendemos a la historia reciente, seguimos estando en un momento en donde las empresas, con recuperación económica y descenso del desempleo, siguen aumentando los dividendos  y recomprando acciones, por lo que no hay nada que nos asegure que el incremento de beneficios por acción que se pueda presentar en el futuro por tener una menor carga fiscal, vaya a ser invertido dentro del país, porque si volvemos a ver incrementos de la recompra de acciones y aumentos del dividendo, sigue la cierta descapitalización de las empresas y no hay inversión en nuevos proyectos, es decir, no se apuesta a futuro pero sí a corto plazo de forma muy beneficiosa para los mercados.

Lo que se sabe que puede pasar, y de forma muy clara, con el plan fiscal, es que el déficit se va a disparar. Con esto y con esa inyección de dinero en gran parte del país, la Reserva Federal se sentiría libre para subir los tipos de interés no sólo tal como tiene planeado, si no puede acelerar las subidas de tipos de interés. Si se aceleran las subidas de tipos de interés y todo el dinero que se está inyectando en las empresas no crea el potencial económico esperado, por lo que hemos comentado antes de que se reparte entre directivos y accionistas, nos meteremos directamente en una recesión porque los tipos de interés acabarán ahogando a gran parte de la economía más básica… y otra vez con los ojos puestos como platos mirando la gigantesca expansión de crédito que se ha generado.

Por lo tanto, la hoja que se plantó delante de los que estaban presentes ayer en la presentación del plan, ha despertado muchísimas dudas en todos los sentidos y ayer acabamos dándonos la vuelta a la baja en el nocturno en Europa. Ahora, le toca al mercado mascar todo lo que se presentó ayer y empezar a crear escenarios, desde el más optimista que es una fuerte revalorización de los mercados precisamente pensando en un aumento de los beneficios por acción, también incremento de los dividendos y recompra de acciones propias, hasta los más pesimistas que pasan por tener una extensión de lo que ha pasado con la reforma sanitaria y con el muro de México, que no se pueda llevar a cabo.

Hasta aquí, lo que viene de Estados Unidos, pero es que en Europa seguimos teniendo noticias en dos frentes: tenemos reunión del Banco Central Europeo y además seguimos con la temporada de resultados.

Con respecto al Banco Central Europeo, todo el mundo tiene los ojos puestos en ver si hay alguna referencia a lo que se presentó ayer en Estados Unidos, aunque pueden seguir la línea de la Reserva Federal, no hacer ninguna valoración porque no hay nada aprobado y listo para ser ejecutado. Pero ahora, tenemos mucha más tranquilidad en Francia, aunque ayer Le Pen se adjudicó un tanto contra Macron en la visita a una fábrica donde había una huelga. Parece ser que la extrema derecha está adoptando exactamente la misma táctica que Donald Trump, ir directamente a las zonas industriales más deprimidas y afectadas por la globalización en forma de deslocalización de las instalaciones y pérdida de puestos de trabajo. Esto debe ponernos en guardia porque si la extrema derecha francesa sigue en esta línea, la segunda vuelta puede ser mucho más sufrida de lo que podemos imaginarnos.

Volviendo al BCE, la cuestión principal es ver si en el lenguaje hay una aceleración o pausa en los planes de reducir el programa cuantitativo o tener la primera subida de tipos de interés. Recordemos que la inflación ha tenido recientemente un pequeño paso atrás y eso puede ser una baza para intentar mantener las cosas tranquilas y no fomentar una mayor subida de tipos de interés en el mercado secundario que dañe las emisiones de deuda de los países más en problemas antes de lo esperado.

De los resultados empresariales destacados a tener en cuenta la apertura tenemos:

- Deutsche Bank presentó no resultados de beneficios netos de 575 millones de euros por menores costes legales y aumento de negociación en la deuda, lo que supone un incremento de nada menos que del 143%.

- Airbus ha presentado unos resultados con un beneficio que cae -52% en el primer trimestre hasta los 240 millones de euros pero los ingresos aumentan el 7% hasta los 12.988 millones. La bajada es mucho más fuerte de lo esperado en el beneficio.

- BME presentó unos beneficios netos de 39,3 millones de euros, bajando fuertemente desde los 42,9 del año pasado.

- Bankinter presentó unos beneficios netos del primer trimestre de 124,4 millones de euros, subiendo desde los 104,8 del año pasado.

- BBVA presentó no resultados del primer trimestre con un aumento del 70% pero con truco, tiene extraordinarios que han ayudado a tener este resultado y además las provisiones han bajado.

- CAF el EBITDA sube de 36,7 millones de euros a 43,3 en el primer trimestre.

En el lado macroeconómico:

Confianza del consumidor de Alemania del mes de Mayo creado por GfK sube de 9,8 a 10,2, por encima del incremento esperado que era alcanzar el 9,9.

09h00: IPC de España y también la tasa de desempleo del primer trimestre.

10h00: Confianza del consumidor y balanza comercial de Italia.

11h00: Diferentes indicadores de sentimiento de la zona euro.

13h45: Decisión sobre tipos de interés del BCE.

14h00: IPC de Alemania en su lectura preliminar del mes de abril.

14h30: Conferencia de prensa del BCE

Situación intradía. Como se esperaba, el mercado ha gripado el motor en el corto plazo

En el artículo de apertura en Europa lo dejábamos bastante claro, Donald Trump decepcionó ayer y volvió a poner otra vez en marcha lo que más sabe hacer: mete los perros en danza con anuncios, pero sin detalle alguno que dé credibilidad a lo que quiere hacer, dejando todo lo importante casi al azar, necesitando negociaciones más importantes que abren la puerta a que no pueda salir nada de lo que tiene pensado, tal como pasó con otro buen montón de cosas.

Para pensar en la reacción del mercado y la profunda digestión que todo el mundo está haciendo ahora mismo tras el anuncio de ayer, veamos cómo quedaron los índices más importantes de Estados Unidos. Vean el gráfico adjunto donde tenemos a los cinco más importantes. Cerramos lejos de los máximos de la sesión y dejamos múltiples karakasas invertidas en los máximos de la subida reciente. A destacar que el Dow Jones de transportes dejó esa figura un día antes y ayer tuvo un descenso, por lo que todo el mundo está muy atento a lo que pueda pasar.

Si ahora pasamos a Europa en gráficos de 30 minutos, podemos ver que hemos salido tranquilamente de la sobrecompra alcanzada el lunes por la mayor tranquilidad en Francia, y en el día de ayer rozamos la sobreventa, por lo que en cierto sentido estamos alcanzando una cierta estabilidad, dentro de las pérdidas, a la espera de catalizadores.

Hoy hemos tenido grandes nombres presentando resultados empresariales en Europa y tal es la combinación de la digestión de Donald Trump con la espera al BCE en el día de hoy, que prácticamente no nos estamos moviendo nada, la gran mayoría de los súper sectores en Europa están en negativo con el de los medios de comunicación perdiendo -1%, las aseguradoras -0,96%, recursos básicos -1,02%, automoción y recambios -0,58% y los bancos -0,49%.

Como se podrá observar, estamos esperando y la sobreventa a corto plazo puede echarnos una mano para intentar controlar la situación, pero lo que pueda decir Mario Draghi nos va a afectar seguro y hacer que la sesión pueda comenzar de verdad a partir de las 14h30.

Con respecto a los bancos españoles, vean el gráfico a días cómo está. Las figuras de vuelta en la banca mediana siguen respetándose escrupulosamente y los resultados de Bankinter no han gustado y la figura de vuelta acabó danto resultado cerrando el hueco de apertura por la alegría de las elecciones francesas. De momento, si nos mantenemos en los niveles actuales en todos ellos, debemos tener muchísimo cuidado en el gráfico semanal por si dejamos también karakasas en zona de máximos.

Hay que recordar que la digestión en Estados Unidos puede ser profunda porque ahora mismo todo el mundo se está preparando sus escenarios de mejor caso, caso más probable, peor caso, y lo cierto es que hay muchísima ilusión con que realmente se haga realidad lo que ha presentado Donald Trump, ya que hay una cantidad de dinero muy considerable que puede aupar fuertemente los índices americanos y llevarse al alza también los europeos, pero las dudas están todas centradas en que realmente salga tal como sea planteado. Por eso, debemos seguir vigilando algunos indicadores generales como por ejemplo el acompañamiento de los valores máximos en un índice. Recientemente el Nasdaq se colocó por encima de los 6000 puntos y desde la web amiga www.markettiming.es nos comentan esto:

¿Acompañan los valores del Nasdaq a los máximos de sus índices?

Aún no, pero parece que están desperezándose. El poder de las grandes tecnológicas en la ponderación de los índices es enorme, ahora toca ver si tienen también mucho efecto arrastre que permita que el arranque alcista vaya a más. Un 28% de valores en máximos o cerca de ellos en el conjunto del mercado es poco, deberían estar en torno a un 40% (el Nyse lo roza a pesar de no estar en máximos y ahí se vuelve a ver el refugio de la mano fuerte), pero parece querer despertar el asunto y ha roto la línea. Ya veremos en qué queda.

www.markettiming.es

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo completamente neutral. La actividad ha mejorado un poco, al mismo nivel que ayer, pero sigue habiendo espera total.

Merkel habla sobre el Brexit

La canciller alemana dice que hay un interés en tener una próspera Gran Bretaña como socio así que serán justos en las conversaciones y esperan que también Gran Bretaña sea justa.

Desde el comienzo, tienen pensado hablar con Gran Bretaña sobre las obligaciones financieras con la Unión Europea. Además, sólo van a tratar las futuras relaciones con Gran Bretaña una vez que se haya solventado la salida. No tiene sentido hablar de las dos cosas en paralelo.

También, comenta que tiene la sensación de que algunos en Gran Bretaña tiene la ilusión de una “edad de oro”…

Puntos importantes de la rueda de prensa de Mario Draghi.

En referencia la inflación, considera que debe haber las condiciones financieras muy favorables para poder seguir la inflación a su objetivo, pues la presión en la inflación subyacente sea contenido. Recuerden que es uno de los factores principales que utiliza el BCE para decir que se necesita el programa cuantitativo para poder presionar la inflación al alza.

En el lado positivo, dice que hay indicadores que dan a entender que la recuperación está siendo cada vez más sólida.

Considera que los riesgos bajistas están descendiendo y que la expansión económica seguirá ampliándose y reafirmándose.

Se queja de que una vez más de que los gobiernos están haciendo un esfuerzo por realizar reformas demasiado lento, cosa que hace que no pueda avanzar la recuperación económica al ritmo adecuado.

De momento los riesgos para la economía están equilibrados pero en general, hay un ligero sesgo hacia la baja.

Piensa que la inflación va a subir este mes y se mantendrá en el entorno actual hasta finales de año.

Cree que hay signos de una más fuerte recuperación global y eso sugiere que la demanda externa podría incrementarse y añadir puntos de crecimiento a la zona euro, lo que añadiría también resistencia a la expansión económica.

En el Consejo de Gobierno, dice que algunos miembros son más optimistas acerca de la visión que ofrece la economía pero hay unanimidad acerca del vocabulario y tono empleado en el comunicado, aunque admite que con respecto al riesgo de inflación, hubo diferencias de perspectiva.

Con respecto a la valoración de la inflación, en realidad no ha cambiado demasiado.

Considera que no hay necesidad de revisar el timing de las acciones a tomar porque no hemos visto suficiente evidencia para cambiar la perspectiva de la inflación y además tampoco están suficientemente confiados de que la inflación se esté acercando al objetivo. No hay razón para desviarse de las indicaciones que se han ofrecido y de momento el ritmo actual es totalmente apropiado.

Dice que las cosas están yendo a mejor y que no han hablado de la salida del programa cuantitativo o los estímulos.

En resumidas cuentas, el apunte que ha hecho acerca de que tienen dudas de que la inflación se esté acercando al objetivo es algo positivo para el mercado europeo, pues recuerden que el ratio riesgo/recompensa favorece Europa, así que cuanto más tiempo tengamos una política monetaria relajada, más favorable a las bolsas europeas.

Los resultados empresariales destacados hoy en Europa:

- Bayer presentó no resultados de beneficios netos del primer trimestre de 2080 millones de euros, subiendo desde los 1510 del año pasado y muy por encima de los 1850 esperados.

Las ventas alcanzan los 13.240 millones de euros lo que significó un incremento del 12%.

Con estas cifras, ahora espera para 2017 que las ventas oscilen alrededor de los 51.000 millones, subiendo desde la perspectiva anterior de 49.000. También hay un aumento en la perspectiva de EBITDA.

- Roche presenta unas ventas del primer trimestre de 12.940 millones de francos suizos, una subida del 4%.

La división farmacéutica tiene un incremento de las ventas del 3% y la división de diagnóstico también tiene un incremento del 6%.

Con respecto a las previsiones para todo el año, espera que los beneficios subyacentes por acción crezcan en línea con las ventas, y ahora esperan que estas últimas estén rondando el 5% sin tener en cuenta los cambios de divisas.

- BASF presentó beneficios netos de 1710 millones de euros subiendo desde los 1390 del año pasado, mejor de lo esperado.

Las ventas alcanzan los 16.810 millones de euros, un incremento del 19%. Espera que en 2017 las ventas crezcan al menos el 6%.

Para las previsiones, reitera sus cifras para todo el año aunque prevalece la cautela macroeconómica y política.

- Lufthansa ha presentado unos beneficios ajustados de 25 millones de euros cuando el año pasado tuvo pérdidas de 53 millones. En realidad, la cifra general son pérdidas de 68 millones porque ha habido ajustes contables y cobertura en divisas

Las ventas en el primer trimestre alcanzar los 7690 millones de euros, un incremento del 11%.

Con respecto a previsiones, mantiene las que hay actualmente sin variaciones. Algo a tener muy en cuenta es su comentario acerca de que espera pagar notablemente más por la gasolina este año de lo que lo hizo en 2016.

- AstraZeneca presenta unos resultados netos que bajan hasta los quintos 37 millones de dólares, una bajada del 17%. El beneficio subyacente baja al 2% hasta los 1670 millones.

Las ventas quedan en 5410 millones como un descenso del 12%, muy ligeramente por encima de lo esperado.

- Hermes presentó unas ventas del primer trimestre de 1350 millones de euros, lo que representa un incremento del 11,2% sin contar movimientos en las divisas.

- Lloyd’s ha presentado unos beneficios del primer trimestre de 766 millones de libras esterlinas, subiendo desde los 405 del año pasado.

Los costes operativos bajaron el 1% y también se han reducido las provisiones para préstamos malos. Las ventas se incrementan el 1% hasta alcanzar los 4380 millones de libras esterlinas.

- BBVA ha presentado unos beneficios netos de 1200 millones de euros y unos ingresos por intereses netos de 4320 millones.

El roe es del 11,1% en el primer trimestre y además la morosidad baja al 4,8% desde el 4,9% anterior.

Dice que está en camino de poder conseguir el objetivo de capital completamente cargado del 11% en 2017, es decir este año, y ahora mismo el capital subyacente Tier 1 está en el 11% a finales de marzo cuando a finales de diciembre alcanzó el 10,9%.

- Bankinter presentó resultados con unos beneficios netos de 124,4 millones de euros, subiendo desde los 104,8 del año pasado. Los ingresos por intereses netos en el trimestre suben de 220,1 millones a 257,7. La tasa de morosidad se sitúa en el 3,88%.

El CET1 totalmente cargado a finales de marzo está en el 11,3%.

Los resultados empresariales destacados hoy en Estados Unidos:

- Comcast presenta resultados de beneficios por acción de 0,53 $, por encima de los 0,44 dólares esperado y subiendo desde los 0,43 dólares del año pasado.

Las ventas suben de 18.790 millones de dólares a 20.463.

- Bristol-Myers Squibb presentó resultados por acción de 0,94 $, por encima de los 0,71 $ del año pasado y por encima de los 0,72 $ esperados. Ajustados son 0,84 $, también mejor de lo esperado.

Las ventas suben de 4390 millones de dólares a 493.000 millones, por encima de los 4750 esperados.

Con todo esto, sube las perspectivas de beneficios por acción para todo el año a una horquilla de 2,85 $ a tres dólares desde 2,7 $ a 2,9 $.

- Ford presenta unos resultados de beneficios por acción de 0,39 $, por encima de lo esperado que eran 0,34 $. El beneficio neto los tres primeros meses del año baja fuertemente hasta los 1600 millones de dólares desde los 2500 millones del primer trimestre del año pasado.

Las ventas en el primer trimestre en Estados Unidos han sido débiles y además ha tenido que afrontar costes de reparación de modelos ya existentes junto con mayores precios en la producción.

- American Airlines presenta beneficios del primer trimestre de 0,46 $, bajando fuertemente desde los 1,14 dólares del año pasado. Ajustados son 0,61 $, subiendo con respecto a los del año pasado.

- UPS ha presentado beneficios del primer trimestre de 1,32 $, subiendo desde los 1,27 $ del año pasado y mejores de lo esperado.

Las ventas ascienden hasta los 15.320 millones de dólares, lo que supone un incremento del 6,2%, por encima de lo esperado. Dentro de Estados Unidos tiene un crecimiento del 4,3% en las ventas.

Para las perspectivas, reafirma sus cifras para 2017.

Los datos de Europa de hoy:

España:

- La tasa de desempleo de España en el primer trimestre nos da una sorpresa porque pasa del 18,6% al 18,75%, cuando se esperaba mantenerse plano.

- IPC de España, en su lectura preliminar del mes de abril, nos deja una cifra armonizada interanual que pasa del 2,1% al 2,6%, por encima del incremento del 2,3% esperado. Se recupera la inflación y es más presión para el BCE.

- Déficit público de España sin Ayuntamientos a febrero está en el 0,93% del producto interior bruto. En el estado central está en el 0,94%

Alemania:

- IPC del Estado alemán de Sajonia del mes de abril nos deja una variación negativa en el mes de -0,1%, reduciendo un poco el incremento de 0,2% del mes anterior. En la interanual tenemos un incremento del 2,1% y es una aceleración con respecto al mes anterior que fue del +1,8%.

- IPC de Renania del norte-Westfalia en la lectura preliminar del mes de abril sube 0,1%, lo mismo que el mes anterior y la interanual crece el 1,7% al 2,1%.

- IPC de Alemania en su lectura preliminar del mes de abril queda plano, mejor de lo esperado que era bajar -0,1% pero representa un frenazo desde el incremento de 0,2% del mes anterior. En la interanual tenemos una aceleración porque pasamos del 1,6% al 2%, por encima del 1,9% esperado.

En cifras armonizadas, en el mes también quedamos planos, bajando desde el 0,1% anterior pero mejor de lo esperado que era un descenso de -0,1%. En la interanual aceleramos fuertemente desde el 1,5% hasta alcanzar el 2%, por encima del 1,9% esperado.

Italia:

Confianza del consumidor de Italia del mes de abril da un pequeño paso atrás al pasar de 107,6 a 107,5, lo esperado.

La confianza empresarial mejora de 107,2 a 107,9, mucho mejor de lo esperado que era bajar hasta 107.

Eurozona:

Confianza empresarial de la zona euro del mes de abril sube de 0,8 a 1,1, mejor de lo esperado que era mantener ese nivel.

Confianza del consumidor empeora de -3,6 a -4, lo esperado.

Confianza combinada empresarial y consumidor, mejora de 108 a 109,6, mejor de lo esperado que era 108,1.

Confianza del sector servicios sube de 13 a 14, mejor de lo esperado que era sin cambios.

Confianza del sector industrial mejora de uno a tres, mejor de lo esperado que era sin cambios.

Expectativas del precio de venta bajan de 9,6 a 8,2.

Expectativa de inflación al consumo baja de 15,3 a 13,9.

- El BCE deja los tipos sin cambios en el 0,0% y los depósitos también sin cambios en el mero 0,4%.

Con respecto a las medidas no estándar de política monetaria, el Consejo de gobierno confirma que la compra neta de activos al nuevo ritmo de 60.000 millones por mes van a seguir hasta finales de diciembre de 2017 o más allá si es necesario.

El Consejo de gobierno sigue esperando que los tipos del BCE se mantengan en niveles actuales o más bajos durante un período extenso de tiempo bien superado el horizonte final de la compra neta de activos.

Los datos de Estados Unidos de hoy:

- Peticiones de desempleo semanales de Estados Unidos suben de 243.000 a 257.000, peor de lo esperado que era mantenerse en la órbita de las 245.000.

La media de cuatro semanas baja de 242.750 a 242.250.

El total de perceptores sube ligeramente de 1,978 millones de personas a 1,988 millones de personas, por debajo de lo esperado que era 2,005 millones

No hay demasiados cambios, la cifra general es peor de lo esperado pero seguimos por debajo de los 300.000, por lo que la economía sigue apoyada, el mercado laboral también y no hay influencia negativa para que la Reserva Federal pare sus planes de subida de tipos. El dato es ligeramente agridulce para el mercado, positivo para el dólar y negativo para los bonos.

- Pedidos de bienes duraderos del mes de marzo frenan el incremento pasando de una subida del 2,3% a una de 0,7%, mucho peor de lo esperado que era una subida de 1,2%.

Si quitamos los transportes porque pocas unidades pueden mover mucho la cifra general, tenemos un descenso de -0,2%, lo que da la vuelta al incremento del 0,5% esperado y es mucho peor que el incremento del 0,4% esperado.

El dato es negativo para el mercado y negativo para la economía, positivo para los bonos y negativo para el dólar.

- Lectura preliminar de los inventarios mayoristas de Estados Unidos del mes de marzo nos da una lectura con un descenso de -0,1%, revés importante pues se esperaba un crecimiento del 0,3% desde el 0,4% anterior.

Lectura que hay combinar con algunas otras como por ejemplo las ventas minoristas o los gastos del consumidor, ya que un descenso de los inventarios por incremento de las ventas es algo positivo, pero debemos esperar para tener esos otros datos. Además tenemos la otra cara de la moneda, un descenso de los inventarios porque no se está acumulando pensando en incrementos de las ventas.

De momento el dato es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo para el dólar y ligeramente positivo para los bonos.

- La venta de viviendas pendientes de escriturar en Estados Unidos en el mes de marzo desciende -0,8%, un frenazo importante desde el incremento del 5,5% anterior pero aún así es mejor de lo esperado que era un descenso de -1%.

Hay que puntualizar que el 42% de las viviendas vendidas lo hicieron por encima de su precio original de venta. Además, hay cierta escasez de viviendas para vender.

El dato es algo confuso, ya que poco a poco estamos llegando los niveles en donde quizá el mercado esté pensando en no salir a la venta ahora mismo porque quizá los precios suban de nuevo, lo que hace que haya menos stock de viviendas para vender y eso disparé todavía más los precios.

Es un punto positivo por parte de la estrategia de los vendedores, pero no habla bien del fondo del mercado porque empieza a ser especulativo. En cualquier caso, lo dejamos en ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo para el dólar y ligeramente positivo para los bonos.

Resumiendo la sesión: día de movimiento bajista porque la Casa Blanca nos defraudó ayer al no concretar los detalles de la reforma fiscal. El BCE tampoco ha ayudado porque dice que no tiene la suficiente confianza en que la inflación alcance el objetivo. Los resultados empresariales tampoco nos han movido demasiado, así que nos hemos quedado muy desinflados y bajo la influencia de velas bajistas en Estados Unidos en el punto más alto reciente, por lo que quedamos a la espera del siguiente generador de movimiento que son los resultados de las tecnológicas, antes de meternos de lleno en la segunda ronda de las elecciones francesas.