Día extraordinariamente alcista para Europa tras un dato de creación de empleo de EEUU de abril que vuelve a estar por encima de los 200.000 que teóricamente pone las pilas al Dólar para que presente batalla contra el Euro y le corte la mejora y así las cotizadas puedan beneficiarse algo más de tiempo del efecto positivo de una divisa baja en sus resultados. Por el contrario, algunas cifras dentro del número general siguen sin ser las adecuadas y quitan algo de brillo al evento.
 Jesús Hernandez, en su libro "Las 100 mejores anécdotas de la II Guerra Mundial" cuenta una muy curiosa anécdota sobre la batalla de Stanligrado :

"Durante la larga batalla de Stalingrado [II Guerra Mundial], los soviéticos intentaron acentuar el sentimiento de aflicción y abatimiento de los soldados alemanes para restarles capacidad de lucha. Para ello, se instalaron potentes altavoces que emitían tangos durante horas, utilizando un viejo gramófono. Los expertos en propaganda consideraron que la melancólica música argentina serviría para que los alemanes recordasen una y otra vez el hogar y la familia que habían dejado en su ahora lejano país y meditasen sobre el sentido que tenía su lucha en un medio tan hostil. Los soviéticos no se equivocaron. Al principio, las tropas germanas recibieron este innovador ataque con muy buen humor y hubo quienes, como gesto de desafío, se atrevieron a bailar las canciones ante la atenta mirada de los rusos. Pero más tarde, una vez que pasaron los primeros momentos de perplejidad ante esa insólita táctica, la moral de los soldados alemanes acusó el efecto de esas notas musicales que adquirían un carácter cada vez más siniestro, resonando entre las desoladas ruinas de la ciudad."

Tras muchos días escuchando tristes tangos griegos en las bolsas, parece que hoy la música del dato de empleo americano ha sonado bien para las bolsas.
 
Por fin EEUU echa una mano para que Europa intente volver a su casa alcista, donde todo son sonrisas y colorines. Para ello, necesitábamos que EEUU volviese a tener algún dato importante mejor de lo esperado para que el dólar pudiera plantar cara a la fortaleza del euro y los buenos datos macro de la zona Euro como las producciones industriales de España y de Italia mejores de lo esperado, aunque Alemania ha quedado mal.
 
Un dólar con un poco más de fortaleza significa que hay batalla todavía en el factor divisa que tanto ha beneficiado a las empresas de la zona estos trimestres. Sin embargo, no debemos perder la cautela, ya que el mercado de divisas está haciéndose de rogar y la fortaleza del dólar no está siendo la esperada, así que las bolsas parece que están adelantándose a los acontecimientos aprovechando que Wall Street se ha entusiasmado al ver que la creación de empleo vuelve por sus fueros.
 
Todo lo que vemos hoy es sólo corto plazo, pero será la semana que viene, cuando todo el mundo haga hecho cifras, cuando veremos la situación real que deja este dato y, también veremos, cómo de grande es la preocupación que tenemos por esas cifras de baja participación de la fuerza laboral o la muy baja recuperación de los salarios, que son los que deben cimentar la recuperación. La temporalidad es alta y es un escenario en donde una subida de tipos puede hacer mucho daño a sectores de la población, por eso este dato necesita mucha digestión, pero eso será a partir de la semana que viene, porque ahora, se disfruta de la operativa de corto plazo siguiendo la correlación lógica.
Veamos la sesión al completo:
 
Se esperaba una apertura alcista en Europa dando extensión al rebote de ayer con más bajadas de tipos en el mercado secundario pero también con más debilidad del euro que tiene su epicentro en la fortaleza de la Libra tras elecciones en UK que no han desestabilizado al país.

Bueno, pues llegó el momento que hemos estado esperando durante toda la semana.

Ayer el mercado europeo junto con el americano cerraron lejos de mínimos del día en un movimiento que suele aparecer casi siempre y que se asocia con una preparación del mercado para este evento, pues el giro corta en el corto plazo con la tendencia de días pasados.

El dato de creación de empleo de abril lo va a eclipsar todo, ya que es el primero del Q2 y es muy importante pues se espera que este nuevo trimestre tenga un mejor rendimiento económico tras el fiasco del Q1, así que si es así, el EURUSD podría tener presión bajista y de esta manera se debería conseguir algo de alivio en Europa.

Ayer el futuro del bono alemán a 10 años con nocturno toco zonas de soporte importante que generaron un furioso rebote, ayudando a cortar la fuerte subida de tipos que hemos tenido recientemente y de esa manera se cortó la correlación de días pasados, favoreciendo el giro alcista de Europa.

También el paro semanal de EEUU ayudó, quedando mejor de lo esperado, manteniéndose por debajo de los 300.000 y poniendo algo de optimismo sobre el dato de hoy, lo que ayudó al dólar y puso al Euro en negativo tanto contra el Dólar como contra la Libra.

El desplome que tiene el EURGBP en la apertura viene tras ver que los conservadores en UK están a un paso de la mayoría absoluta, lo que pone estabilidad en país, que no las tenía consigo últimamente. Esto debe poner algo de presión bajista sobre el euro en general, lo que es bueno para las bolsas en Europa.

Y en China, problemas otra vez, las exportaciones siguen bajando junto con las importaciones, las primeras muy decepcionantes porque se esperaba mejora y las segundas acelerando las pérdidas.

¿La deuda? Simplemente vean este gráfico con los giros alcistas de los futuros de toda la curva de tipos de Alemania. Vean la fuerte vuelta al alza con karkasas con volumen alto, lo que indica interés comprador que hoy está teniendo algo de extensión hasta que tengamos el dato de empleo de EEUU.

Hablando de Alemania, las exportaciones suben más de lo esperado y las importaciones también, lo que es bueno para el euro. El superávit comercial es ligeramente más bajo de lo esperado por el mayor repunte de las importaciones.

La producción industrial pone la nota negativa porque cae cuando se esperaba mejora, lo que es negativo para el euro.
Otros datos:

09h00: producción industrial de España

10h00 producción industrial de Italia

10h00 producción manufacturera de UK

10h30 balanza comercial de UK

Hoy el dato de EEUU de empleo de abril lo ha sido todo.

Recordemos que el anterior, el que puso fin al primer trimestre, fue decepcionante mente bajo, 126.000, cuando todo el mundo espera que se superen los 200.000 para apoyar el crecimiento la economía. No debemos perder de vista que también el indicador de ADP quedó peor de lo esperado y además también por debajo de los 200.000 y lleva cuatro meses quedando peor de lo esperado

En el de ahora se espera que haya una muestra el sector privado que ronda los 225.000 y una tasa de desempleo que baje ligeramente hasta el 5,4%.

Con todas estas características, Bespoke se ha puesto a indagar en las estadísticas a ver qué precedentes pueden existir y se han encontrado que las veces en donde cuatro meses seguidos de ADP ha quedado peor de lo esperado son muy pocas y la que hemos tenido es la tercera desde 2007. Y si vemos las veces que este indicador se ha ido reduciendo durante cuatro meses o más, la últimafue a finales de la recesión de 2009.

No debemos perder de vista que el indicador anterior no suele ser la panacea la hora de adivinar lo que va a salir en el dato de hoy, pero el mercado le tiene mucha fe y también han indagado en esta cuestión. Se han encontrado que en 34 ocasiones en donde el ADP ha sido mejor de lo esperado, el dato del viernes ha sido mejor de lo esperado en diecisiete ocasiones y peor de lo esperado otras diecisiete veces. Mirándolo del signo contrario, las veces que el ADP ha sido peor de lo esperado, el dato de hoy fue mejor de lo esperado diecisiete veces y peor dieciocho veces, por lo que hay una neutralidad absoluta.

En lo que respecta al comportamiento del mercado con el dato de empleo, han encontrado que en los últimos dos años, en catorce ocasiones ha sido mejor de lo esperado, y el SP 500 ha marcado una mejora media del +0,39% el 71% de las ocasiones.

Como podemos imaginarnos, el sector bancario es de los que mejor reacciona al dato positivo subiendo 0,8%, industriales 0,61% y el consumo discrecional 0,51%, siendo los bancos el que más suele responder positivamente el 79% de las ocasiones. En el otro lado de la moneda, los que peor se comportan son las utilities con -0,73%, los servicios de telecomunicaciones con +0,12% y consumer staples +0,19%. Si nos fijamos, estos últimos sectores suelen tener dividendos al dos, algo que sufre cuando suben los tipos de interés que coincide en con lecturas mejores de lo esperado del dato de hoy.

Y ahora para relajar la mente una curiosidad bursátil.

Ojo, de ninguna manera debe usarse para operar, pues solo funciona en series muy muy largas, esto lo digo simplemente como curiosidad bursátil sin mayores pretensiones.

Bespoke ha calculado el rendimiento de cada día de la semana del S&P en los últimos 50 años, y encuentra una cosa muy curiosa...

- Los lunes es el peor día de la semana con bajada media del 0,05 %

- Los martes suben 0,05%

- Los miércoles suben 0,08%

- Los jueves suben 0,02 %

- Y los viernes suben 0,05%

Muy en línea con la psicología humana, eso de los lunes con la vuelta del fin de semana... curioso...

En los últimos 50 años un inversor que hubiera empezado con 100 dólares y hubiera estado solo en bolsa los lunes habría perdido 75 dólares.

Si lo hubiera hecho solo los miércoles, habría convertido sus 100 dólares en 653,66.

Personalmente no tengo esas sensaciones, aunque ya saben que solo opero intradía. Llevo un diario de trading desde hace casi tres décadas donde lo anoto todo. Y tengo una constante. Los viernes, con mucha diferencia es el peor día posible para mi trading. Pero con mucha diferencia, de hecho me ando con cuidado con ellos. Algo pasa los viernes que mi forma de operar funciona peor. Y desde que ví eso en mi diario de trading, lo de los días mejores y peores, dejó de ser una curiosidad y pasó a ser algo con lo que me ando con mucho cuidado.

Pasemos a otro tema.

En estos tiempos en que hay tantos dimes y diretes respecto a la guerra de divisas, igual es interesante repasar algunos datos.

¿El dólar contra todas las divisas es decisivo para las bolsas en el largo plazo?

¿Nos debe preocupar tanto cuando va o viene?

Para intentar contestar a esto, el New York Times publicó hace cuatro años más o menos un interesante artículo estudiando la cuestión. Se citaba un estudio llevado a cabo por Mahesh Pritamani publicado en el Journal of Applied Corporate Finance, en el que se demuestra una correlación muy baja entre la cotización del dólar y Wall Street y que además va en constante descenso.

¿La explicación? Pues muy sencilla:

1- Las 50 compañías más grandes de EEUU suponen el 41% de la entera capitalización del mercado.

2- Pues bien, el 100 % de estas compañías son multinacionales con una enorme diversificación internacional, nunca antes vista en la historia.

Estos dos puntos provocan que cuando el dólar baja, otras divisas en que las compañías tienen los mismos intereses suban, y unas cosas compensan a las otras. Lo cual podría explicar que con el paso de los años las grandes compañías y las bolsas en general, ya que estas compañías son las que más ponderan, cada vez se vean menos afectadas por los movimientos del dólar, aunque a veces en el corto plazo no esté esto tan claro.

Hace unos años aún era así, pero el proceso de diversificación internacional ha sido vertiginoso en los últimos años. Sí puede afectar a las compañías más pequeñas, que lógicamente pueden no gozar de esta gran diversificación internacional protectora

Veamos hoy un interesante artículo de psicología del trading del doctor Steenberger:

Tres competencias centrales que veo entre los traders de éxito

A lo largo de mi carrera, me ha impresionado cómo de diferentes son los traders de éxito en sus personalidades, sus formas de operar y sus formas de ver los mercados. Hay, no obstante, algunas similitudes que destacan entre los que se ganan la vida con los mercados:

1. Piensan por temas. Los traders consideran distintos temas según el marco temporal en que operen, pero los buenos traders sintetizan la información del mercado y llegan a una visión de cómo es probable que operen sus mercados. En vez de comprar o vender impulsivamente cuando un mercado alcanza un nuevo máximo o mínimo o cuando un gráfico adquiere un aspecto determinado, ven un tablero de ajedrez más amplio: cómo están operando el resto de mercados, cómo los marcos temporales más pequeños encajan

en los mayores, etc. Esta capacidad de sintetizar datos y enmarcarlos en temas es una gran parte de lo que ayuda a los traders a entender los mercados y a desarrollar la confianza para asumir riesgos calculados en búsqueda de mayores recompensas.

2. Gestionan el riesgo. Los traders de éxito pierden y muchas veces pierden frecuentemente. Pero saben cómo perder. Definen sus pérdidas aceptables por adelantado y se aseguran de que sus mayores operaciones ganadoras les harán ganar mucho más dinero del que pierdan en sus mayores operaciones perdedoras. Mantienen bajo control las pérdidas diarias, semanales y mensuales para poder aprender de los periodos de pérdidas y volver a entrar en números positivos una vez que vuelvan a ver bien los mercados. Los traders realmente buenos tienen malas rachas como el resto de nosotros, pero no pierden mucho dinero durante esos periodos.

3. Se mantienen flexibles. Los traders de éxito tienen la capacidad de apostar fuerte por las ideas de las que están convencidos y, sin embargo, también tienen la capacidad de cambiar esas perspectivas rápidamente cuando los mercados no confirman sus expectativas. Esta flexibilidad mental es lo que permite a un trader capturar las rupturas de los rangos, así como identificar el final de las tendencias. Los traders realmente buenos practican mentalmente una variedad de escenarios de mercado; no se casan con ninguno. Esto les prepara para actuar rápidamente cuando ven desarrollarse uno de esos escenarios en tiempo real.

Entender cómo opera *usted* cuando mejor lo hace es tal vez la cosa más importante que pueda hacer para mejorar su rendimiento. Si entiende *sus* tres competencias centrales durante sus periodos de éxito, es más probable que las aproveche con mayor consistencia – especialmente si puede transformar sus mejores prácticas en reglas de trading.

Traducido del original: Three Core Competencies I See Among Successful Traders

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue neutral, de forma lógica, esperando el dato de empleo que hemos conocido hoy. Los importantes van a ser los de la semana que viene para ver qué interpretación han hecho de lo que hemos visto hoy. 

La sesión europea está siendo extraordinariamente positiva, por la confluencia de un par de factores, que tiene como éxtasis el dato de creación de empleo del mes de abril que hemos conocido hoy en EEUU.

Técnicamente, parece que tenemos una consecuencia lógica del fuerte giro alcista que tuvimos en el día de ayer que nos hizo recuperar todas las pérdidas y en donde en algunos futuros sobre índices tuvimos un repunte de volumen como por ejemplo en el futuro del Ibex 35 y también en el Eurostoxx 50. Esta combinación de volumen y figura en velas japonesas, cuando aparecen en la parte baja de un movimiento bajista, se suele decir que es una muestra de interés comprador que está buscando o bien frenar la tendencia o colocarse para un movimiento de rebote.

El generador de dicho movimiento de rebote era el dato de creación de empleo de EEUU que hemos conocido hoy, en donde muchos esperaban ver una fuerte recuperación tras el decepcionante dato del mes de marzo, lo que volvería a crear presión a la economía norteamericana para mantener un ritmo estable de crecimiento que ofreciese un motivo para que la Reserva Federal no cambiase su idea para subir tipos.

Pues bien, hemos obtenido un dato o que reduce la tasa de desempleo y además crea por encima de los 250.000, una situación más o menos ideal que ha sido muy bien recibida por los operadores que enseguida han disparado las correlaciones acostumbradas cuando se espera que el dólar gane fuerza y el euro gane debilidad, lo que favorece a una Europa que se está beneficiando de la influencia del programa cuantitativo del Banco Central Europeo.

Así, en Europa tenemos a todos los súper sectores subiendo, con Alemania como gran beneficiada subiendo 2,24% o con el súper sector químico tirando del resto con 4,39% seguido de las empresas de inversión inmobiliaria con 3,83% aprovechando un entorno de reducción de tipos de interés que ya comenzó ayer al llegar el futuro del bono alemán a diez años con nocturno a zonas de soporte importantes que activaron movimientos que colocaban y preparaban el mercado para el dato de empleo de hoy.

Los peores del día son las petroleras y los recursos básicos que están subiendo 1,76% y 1,44% respectivamente, y es que el mercado de divisas todavía no apoya de forma seria lo que el mercado está descontando.

El dólar ha quedado mucho más tiempo de lo esperado titubeando tras el dato, y es que por dentro tenemos algunas cifras que siguen sin ser del agrado de todo el mundo, ya que el incremento salarial no es el que debiera ser y además hay mucho empleo temporal con una baja participación de la fuerza laboral, por lo que hay un gran espacio del mercado de trabajo que es muy susceptible a tener problemas si empiezan a subir los tipos de interés, por lo que este factor es un lastre, por el momento.

A diferencia de otras ocasiones, el mercado parece que está reaccionando de forma lógica a los datos, pero será la semana que viene cuando veamos si la digestión y valoración con tiempo nos permite seguir subiendo o seguiremos dando vueltas a zonas de resistencia.

Los comentarios sobre Grecia:

Dijsselbloem dice que sólo si Grecia completa el programa actual, el Eurogrupo podría estar listo para hacer más para ayudar en el alivio de la deuda.

También dice que la reunión del lunes que viene no será decisivo para Grecia pero se han hecho progresos.

El Ministro de Economía de Italia dice que Europa y Grecia están haciendo progresos, pero se tienen que acelerar. 

Tsipras dice que es optimista sobre tener un final feliz en las negociaciones. 

Los datos de Europa de hoy:

España:
 
Producción industrial de España de marzo mejora +2,9% desde el +0,9% anterior y mejor de lo esperado que era +1,2%. 

Suiza:
 
IPC de Suiza de abril baja -0,2%, peor de lo esperado que era +0,1% desde el +0,3%. En la interanual tenemos -1,1%, peor que el -0,9% esperado. 

Reino Unido:
 
Balanza comercial de UK de marzo reduce el déficit a -10.120 millones de libras desde los -10.800, peor de lo esperado que era una reducción de -9,800. 

Italia:
 
Producción industrial de Italia de marzo sube +1,5%, mejor de lo esperado que era-0,2% desde el -0,2% anterior.

En la interanual +0,4%, mejor que el +0,2% esperado, desde el +0,6%.

Esto es positivo para el Euro al unirlo al de España, así que puede sentar mal a las bolsas europeas. 

Grecia:
 
IPC de abril baja -2,1% y se mantiene igual que en marzo. 

Los datos de EEUU de hoy:

- Creación de empleo en EEUU en el mes de abril queda en 223.000, más o menos lo esperado que eran mil más.

Mucho cuidado porque el punto negativo está en la revisión del dato del mes de marzo que desciende a 85.000 desde el 126.000 anterior. El dato de febrero también se revisa ligeramente al alza hasta alcanzar 266.000 desde el 264.000 anterior.

La tasa de desempleo desciende al 5,4%, lo esperado, desde el 5,5% anterior.

La tasa de participación de la fuerza laboral sube muy ligeramente a 62,8% desde el 62,7% anterior.

Los ingresos por hora trabajada suben 0,1%, peor de lo esperado que era 0,2% y se revisa el dato de marzo a la baja a 0,2% desde el 0,3% anterior.

El sector privado crea 213.000 empleos, peor de lo esperado que eran 220.000 y se revisa el dato de marzo a la baja a 94.000 desde el 129.000. Los empleos gubernamentales crecen en 10.000 personas y el dato o de marzo se revisa fuertemente a la baja hasta -9.000 desde los -3.000 anteriores.

Bueno, ya tenemos el dato de empleo, y tenemos una de cal y una de arena.

Por un lado, tenemos un dato que vuelve a estar otra vez por encima de los 200.000 y que recupera el mal mes de marzo, y comienza el segundo trimestre de la manera que se necesita para volver a ver crecimiento. Hasta aquí, es algo que debería ser positivo para el dólar, lo que compensarían parte la fortaleza del euro y ayudaría a las bolsas europeas a no perder excesivamente los niveles o incluso tener un poco más de apoyo alcista.

Sin embargo, tenemos que la tasa de participación laboral sigue más o menos estable, algo que se necesita que aumente, y además los ingresos por hora trabajada suben menos de lo esperado, por lo que ese punto de creación de inflación todavía no aparece, lo que es negativo para el dólar.

Para terminar, el dato de marzo se ha revisado muchísimo más a la baja, por lo que se necesita más creación de empleo posterior para compensar ese peor dato.

La interpretación del mismo tiene dos vertientes: dónde estuvimos y donde estamos. Marzo fue peor de lo esperado y probablemente el producto interior bruto en sucesivas revisiones así lo refleje, pero el dato de abril es bueno y es un buen comienzo del segundo trimestre, lo que debe ayudar al dólar y a compensar parte la fortaleza del euro, por lo que en Europa puede sentar bien. Para la economía norteamericana es un buen dato, pero puede hacer recuperar la esperanza de una subida de tipos de interés, por lo que tiene esa parte negativa. Como nadie quiere ver una economía débil, el dato es bueno y ligeramente bueno para el mercado, ligeramente malo para los bonos y definitivamente positivo para el dólar. Para Europa es estupendo porque compensa la fortaleza del euro.

- Inventarios mayoristas de marzo suben +0,1% desde el +0,2% anterior. Peor de lo esperado que era +0,3%.

ECRI semanal anualizado +0,5% desde el -0,1% anterior. El índice semanal se mantiene en 134,2.

Resumen de la sesión: Día extraordinariamente alcista para Europa tras un dato de creación de empleo de EEUU de abril que vuelve a estar por encima de los 200.000 que teóricamente pone las pilas al Dólar para que presente batalla contra el Euro y le corte la mejora y así las cotizadas puedan beneficiarse algo más de tiempo del efecto positivo de una divisa baja en sus resultados. Por el contrario, algunas cifras dentro del número general siguen sin ser las adecuadas y quitan algo de brillo al evento.