fuertes alzas en las bolsas europeas, tras las declaraciones de Tsipras describiendo con todo detalle el acuerdo al que se supone hay llegado con la troika, y que además sería muy favorable para los intereses griegos. Posteriormente funcionarios de la UE lo han desmentido, pero el mercado ha decidido quedarse en la parte alta, por aquello de que si el rio suena es que agua lleva. 
 Tomado de la Wikipedia:
 
Sursum corda (en latín, «arriba los corazones») es una expresión del prefacio de la misa católica. En la versión actual de la misa en español se ha traducido como «Levantemos el corazón».1 Cuando el sacerdote dice estas palabras los fieles responden: «Lo tenemos levantado hacia el Señor».2
 
Derivada de la expresión «Sursum corda», se creó la palabra sursuncorda, que alude a un personaje anónimo de mucha importancia,3 en quien se delega todo lo que uno no quiere hacer ("¡Que lo haga el sursuncorda!") o a quien no se está dispuesto a obedecer por mucha que sea su autoridad ("¡No voy allí aunque lo mande el sursuncorda!")»
 
Llevábamos una sesión más o menos tranquila, con algo de rebote tras tantas bajadas en días anteriores, pero de repente las bolsas europeas han estallado al alza.
 
Parecía que no habría acuerdo con Grecia ni aunque lo mandara el sursuncorda… Pero de repente ha aparecido Tsipras diciendo que había un acuerdo y que además el acuerdo era con todo a favor de Grecia, nada de bajadas de salarios, ni pensiones, ni problemas con el superávit primario, ni tocar el IVA, con programa anexo de crecimiento, y Grecia se limitaba a renunciar a la quita y perdonar la vida a sus acreedores. De hecho ha dicho: Es hora de que los acreedores sean conscientes de la responsabilidad que tienen hacia Grecia. Vamos bajada de pantalones total, con perdón.
 
El mercado se ha disparado al alza con las ganas de terminar con la pesadilla griega, que se inició cuando se descubrió la falsificación de cifras griega hace ya años para poder entrar en la UE sin cumplir los requisitos.
 
Pero el caso es que pocos minutos después altos cargos de la UE reaccionaban al anuncio diciendo frases como “Aún no estamos ahí”, “ojalá fuera cierto”.
 
No obstante el mercado ha decidido quedarse por la parte alta, pensando que algo debe haber cuando Tsipras ha hecho esas declaraciones con tanto detalle…
 
Así que tema capital para la sesión de mañana si se confirma o no, todo este asunto.
 
Vamos con la crónica al completo de la sesión.
Se esperaba una apertura moderadamente alcista en Europa, estos son los factores a considerar.

Europa a pesar de estas subidas sigue presa de los nervios por motivos políticos internos. Por un lado el Belén que ha montado Syriza en Grecia sigue pesando mucho. Ya todos en el mercado parecen tener claro que si el día 5 no hay acuerdo, no hay dinero para ir pagando los vencimientos. Y vamos y venimos con rumores de acuerdos, pero la realidad es que a estas horas no hay absolutamente nada.

Por otro lado las elecciones en España, la situación y dudas que ofrece UK y Polonia, por diversos motivos, no van precisamente en la misma dirección que quisiera la eurozona, lo que pone nerviosos a muchos operadores.

Ayer tampoco es que fuera precisamente muy motivante el cierre de Wall Street.

Bajadas claras. No es de extrañar. Recuerdo los análisis que hacíamos en días anteriores. Posibles cuñas, divergencias mayores en 115 años en el Dow Jones de industriales y el de transportes. Muy pocos valores acompañando a los índices a máximos...poco volumen en las subidas, cada vez menos.

Le echaron la culpa a los buenos datos macro, porque suben las posibilidades de tipos, y porque ya llevaban varios días rumiando las declaraciones de Yellen, que en su última intervención no parecía tan dovish.

Apple con una bajada de 2,2% no ayudó precisamente a calmar los ánimos. La bajada del petróleo, hizo daño a los sectores de energía.

Esta mañana precisamente el petróleo rebota y se cree que puede ayudar a hacer subir a los sectoriales afines europeos.

Igualmente es lógico que tengamos algo de rebote.

Ojo en el futuro del Ibex con el peligroso soporte de los 11.200.

En datos macro europeos destacados, sólo teníamos el de confianza del consumidor GFK en Alemania, que ha quedado mejor de lo esperado.

Más información en el vídeo diario de apertura

Ayer dicen que Wall Street bajó por temor a las subidas de tipos de interés  tras salir varios datos buenos. Ya saben, peor porque así suben los tipos, en la lógica absurda de estas bolsas actuales.
 
¿Y si suben los tipos a corto plazo hay que tener miedo? Pues no miedo pero sí respeto, porque no suele ser a corto plazo una buena época para Wall Street. Se puede ver muy claro en este cuadro:
 
s1


Pues ya ven qué claro se ve en este estudio de Black rock de los anteriores cambios de ciclo en los tipos de interés.
 
En las tres ocasiones anteriores bajadas claras en los siguientes tres meses, eso sí, excepto en una revertidas a partir de los 6 meses con claras subidas. Queda claro que es un tema que sí puede lastrar a corto.
 
Y más en el contexto en que estábamos de posibles cuñas, grandes divergencias entre el Dow Jones de transportes y el de industriales, pocos valores acompañando a los índices a máximos.
 
Y también el exceso de confianza. Vean por ejemplo este gráfico de la volatilidad del Russell de pequeñas compañías que está en mínimos desde que existe:
 
s2


 
En otras ocasiones, como se comenta en el artículo citado, no siempre pero no suele andar bien tras tan baja volatilidad…
 
Tampoco es demasiado consuelo pensar, bueno, viene el verano que es tranquilo ¿quién dijo que el verano es tranquilo? Vean este gráfico con las volatilidades de mayo a septiembre, y verán que de tranquilo nada, y especialmente cómo es un mito la bajada de volatilidad de agosto, es un mes a este respecto totalmente normal:
 
s3


Del 2007 al 2011 tuvimos agostos muy duros y de mucho movimiento…
 
En fin, centremos el tiro:
 
Tenemos tanto a Wall Street como a Europa dentro de estructuras alcistas de fondo, pero complicados a corto.

En EEUU, miedo a los tipos, miedo a que no hay fuerza para subir aunque no lo parezca, miedo a las figuras técnicas actuales, pérdida real del momento alcista por todos lados.
 
En Europa, pues lo de siempre, miedo al miedo, miedo a la propia Europa que siempre es su peor enemigo. La situación política se complica por motivos diversos, tras las elecciones de UK, de Polonia y de España, donde los nuevos gobernantes locales, parecen mucho más proclives al gasto público, justo lo contrario de lo que quiere Bruselas. Y por supuesto miedo a Grecia, asunto que sigue de forma eterna sin resolverse.
 
Pero volvamos a algo que decíamos antes, lo de que pocos valores seguían a los índices en EEUU. Un amable lector, Miguel Larrañaga, publicó en su web, que además es muy interesante y que recomiendo leer, http://www.markettiming.es/, un estudio propio desarrollando a fondo esta idea. Los resultados de su estudio son muy interesantes y como cuento con su permiso, reproduzco aquí su artículo:
 
Desde luego, como filosofía es impecable y dado que somos especialistas en contar valores que cumplen cualquier condición que se nos ocurra, me puse manos a la obra a tratar de corroborar lo que a primera impresión es inapelable. Creé un indicador que me busca en el índice de que se trate cuántos valores se encuentran a menos de un 5% de máximos, cuántos están a menos de un 3% y cuantos están a menos del 1%. Ni qué decir tiene que los valores en máximos estarán en todas las clasificaciones y que la del 5% incluye a las demás y así sucesivamente.

¿Qué encontramos?

s4


Pues, efectivamente, apenas un 10% de los valores del Dow están en máximos o a menos de un 1% de ellos, lo que parece realmente muy poco. Un 30% están en máximos o a menos de un 3% de ellos y casi un 50% están en máximos o a menos de un 5% de los mismos. Tampoco parecen unos números demasiado importantes para el hito de lograr un nuevo máximo histórico...

Tras ver el gráfico tuve la sensación de que los números absolutos no son tan importantes como la secuencia que nos ofrecen y la secuencia es claramente a la baja. En cada nuevo máximo del mercado, los valores que acompañan al índice parecen cada vez menos, con la particularidad de que en el último máximo el gráfico parece haber roto al alza con respecto a lo que venía haciendo. Se necesitará confirmación para poder apreciarlo.

Pero me asaltaba la duda. Lo que en realidad refleja el gráfico es un Dow Jones inamovible. El cálculo está hecho calculando lo que hacían en cada momento los valores que a día de hoy componen el más famoso índice bursátil del mundo. Por tanto, incluye a Apple, que sólo hace unos pocos días que está en el Dow y no tiene en cuenta a AT&T, que se ha pasado años.

Por tanto, cuando más atrás vayamos con el indicador, menos validez tendrán sus resultados, lo que imposibilita lo que realmente yo quería hacer, que no era otra cosa que ver qué pautas de comportamiento tuvieron estas magnitudes que buscamos en los anteriores techos de mercado. No quedaba más remedio que abandonar los índices y tomar los mercados completos, así que me puse manos a la obra:

s5


Estos son los resultados para el Nyse, más o menos en consonancia con lo que refleja el índice Dow Jones y también con una tendencia a que cada vez los máximos sean menos respaldados por los valores, en este caso los de todo el mercado. No obstante, se observa cómo entre mediados de 2013 y mediados de 2014 se vivió un bache en el que los valores cerca de máximos alcanzaron cotas muy inferiores a las actuales y no por ello el mercado dejó de subir. Incluso, cabe decir que el "fondo de mercado" parece haber cogido fuerza con los rebotes que ha vivido en el último año en la resistencia que acaba de romperse.

e1


Y este es el mismo gráfico calculado para el techo de mercado de 2008. Los valores no fueron capaces de seguir al índice ni de lejos en la última subida que precedió al desastre de Lehman Brothers y la caída posterior de todo el mercado. La llamada de atención fue muy evidente. ¿Ocurriría lo mismo en 2000?
Este gráfico es tan antiguo que mi proveedor de datos solo me ofrece los precios de cierre, así que he tenido que poner el índice en modo línea. Aún así, se aprecia claramente cómo el mercado avisó con cierta contundencia y desde la caída de 1998 los valores cerca de máximos no fueron capaces de recuperar el pulso. Todo un aviso, sí señor, pero demasiado prolongado en el tiempo.

Me queda la incógnita del Nasdaq, en el que la mortalidad de empresas es muy superior y para el que de antemano descarto resultados homogéneos para el estallido de la burbuja tecnológica por la simple razón de que entonces cotizaban más de 6.000 valores en el Nasdaq, de los que repetían cambio más de 1.000 a diario (es decir, se negociaban solo ocasionalmente), en tanto que ahora cotizan a diario algo menos de 3.000. Siempre las comparaciones son odiosas, pero en este caso serían insensatas si lo que buscamos son conclusiones válidas. En cambio, sí he tratado de ir hacia 2008, cuando cotizaban más o menos el mismo número de valores que ahora.

s7


s8


En la parte superior se puede apreciar el gráfico actual del Nasdaq Composite y su relación con los valores cerca de máximos. Tras una tendencia a la baja en los valores máximos del indicador muy considerable, ahora mismo parece querer remontar, hecho que curiosamente se intentó en 2007, aunque con una secuencia temporal mucho más reducida, y terminó en fracaso.

Sin duda es un factor que debe servirnos de alerta. No es posible tomarlo como un indicador 'operativo' pero sí es claro que nos avisará de cuándo las circunstancias del mercado se ponen realmente complicadas. De hecho, parece que está avisando... Y si tengo que preferir, desde luego el de los mercados completos. En los próximos días trasladaré el análisis a los mercados europeos por si se pudieran extraer las mismas conclusiones.
 
Agradezco profundamente a Miguel que haya tenido la amabilidad de desarrollar de esta manera espectacular la idea que lancé en días anteriores sobre este problema de los valores que acompañan a máximos, así como su permiso para publicarlo también en esta sección. Y desde luego recomiendo a todos, seguir de forma cercana su web que es muy interesante y hay artículos y sobre todo una forma de operar muy valiosa: http://www.markettiming.es/

Ya espero con interés el estudio sobre Europa :-)

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo neutral, así que la situación del dólar sigue sin ser positiva para Wall Street.

Las bolsas han subido con fuerza y los bonos periféricos también, tras un rumor que corre por el mercado que dice que a nivel de técnicos ya habría un acuerdo entre Grecia y sus acreedores. Se habla de que la fuente sería, desde esos mismos técnicos. 

Tras los rumores que comentábamos antes ahora el propio gobierno griego dice que han empezado el procedimiento para firmar un acuerdo a nivel técnico, y que Tsipras está en comunicación constante con los acreedores para cerrar el acuerdo. 

Según Grecia los acreedores habrían cedido en las peticiones de superávit primario, y no se le pediría medidas recesionistas.

También aseguran que no habría recorte de pensiones ni salarios. ¿Bajada de pantalones total?

Reconocen que hay aún diferencias con los acreedores, parece que especialmente con el FMI.
Dicen los griegos ahora que el acuerdo estaría ya cerrado si no fuera por el FMI, que parece no está de acuerdo.

Siguen asegurando que en el acuerdo no hay bajada de pensiones y salarios, tampoco se reforma el IVA, ni hay programas especiales, pero tampoco hay quita de deuda a largo plazo.
Asegura el gobierno que los acreedores deben asumir su responsabilidad con Grecia.

Desde luego si todo esto es cierto, la bajada de pantalones del eurogrupo sería espectacular, y va a traer consecuencias, porque otros países van a pedir lo mismo.

De momento no hay ninguna declaración por la parte contraria.

Volvemos a tener una estructura favorable al riesgo por fuertes bajadas de rentabilidad en la periferia y subidas en la zona centro.

La tranquilidad está volviendo otra vez a Grecia tras esos rumores de acuerdo y la rentabilidad de la deuda a diez años se desploma fuertemente hasta el 10,94%, acercándose otra vez a las zonas de estabilidad. La deuda española también se reduce hasta el 1,81% y además la italiana al 1,87%.

Los diferenciales van a favor de riesgo porque sube la rentabilidad alemana hasta el 0,56% seguido de la francesa hasta el 0,86%.

La recuperación es total en el sector viendo que si Grecia llega a un acuerdo, las perspectivas en España no son tan malas de momento. Este empujón alcista que está seguido en el secundario de deuda, está poniendo al Ibex muy en positivo, como se puede ver en el gráfico adjunto:

bacios



Las declaraciones tras el rumor de acuerdo:

Dombrovskis ha sido preguntado sobre si hay acuerdo y ha contestado: "Aún no estamos ahí"

Tsipras asegura que han dado muchos pasos, y que el acuerdo está muy cerca y dará los detalles pronto. Que eso sí que los acreedores tienen diferentes puntos de vista.

Asegura que salarios de funcionarios y pensiones se pagan esta semana con normalidad, y que no hay riesgo para los depósitos bancarios.

Más portavoces de la UE afirman que no se puede confirmar la información dada por Tsipras de que ya se estaba a punto de firmar un acuerdo.

Suponiendo que sea verdad, parece que el acuerdo iría por la renuncia a largo plazo de Grecia de ninguna tentación de quitas y demás, cesión en los objetivos de superávit primario del primer año, y no se sabe que más. Si Tsipras dice la verdad y se va a renunciar a todo lo demás, se está renunciando a todas las condiciones del rescate actual, y no veo claro si eso es legal, sin referendos incluso de parlamentos, situación confusa...

La temporada de resultados sigue su curso y hoy hemos conocido:

- Toll Brothers presenta resultados netos de +0,37$, mejores de lo esperado que eran +0,35$ y mejores que los del año pasado que fueron +0,35$.

Las ventas bajan un poco a 852,6 millones desde los 860,4 del año pasado.

- Tyffany presenta resultados netos de +0,81$, mejores de lo esperado que eran +0,7$ pero peores que los del año pasado que fueron +0,97$.

Las ventas mejores de lo esperado, 962,4 millones frente a 919, pero peores que los del año pasado que fueron 1.010. En centros con más de un año caen preocupantemente -7% y en Japón nada menos que un -35%, mucho peores de lo esperado.

Los datos de Europa  de hoy:

- Alemania:
 
Indicador GFK de confianza del consumidor de Alemania. Sube a 10,2 desde 10,1 cuando se esperaba 10

- Francia:
 
Confianza del consumidor de Francia de mayo baja a 93 desde 94, peor de lo esperado que era mejora a 94. 

Resumiendo la sesión, fuertes alzas en las bolsas europeas, tras las declaraciones de Tsipras describiendo con todo detalle el acuerdo al que se supone hay llegado con la troika, y que además sería muy favorable para los intereses griegos. Posteriormente funcionarios de la UE lo han desmentido, pero el mercado ha decidido quedarse en la parte alta, por aquello de que si el rio suena es que agua lleva.