La política de hechos consumados es una acción que ha estado con el ser humano desde el principio de los tiempos y que seguirá con nosotros mientras existan los hombres.

Dicha política consiste en ejercer un movimiento rápido basado en la supuesta incapacidad de nuestro contrario para poder responder, bien porque las consecuencias de nuestro movimiento siguen haciendo que sea rentable, o porque hay otros factores que impiden que nuestro contrario pueda responder adecuadamente.

Lo anterior lo vivimos en nuestro país en la burbuja inmobiliaria, en donde hubo no pocas construcciones que se realizaron sin tener los permisos adecuados y multitud de localidades lo pasaron por alto porque dichas viviendas ya estaban habitadas, por lo que había un perjuicio social que no hacía viable el movimiento teórico, que era derribar las viviendas construidas. Para lo que no era construcción residencial, simplemente la multa por contravenir la ley era tan pequeña que el beneficio económico obtenido con dicho movimiento, compensaba de sobra.

En el plano internacional la situación es exactamente la misma, ya que si un determinado país es capaz de mover sus fuerzas militares hacia otro, si no existe un movimiento contrario en la misma dirección y sentido, el movimiento militar no encuentra oposición, y mientras la comunidad internacional habla, el país en cuestión actúa.

Eso es exactamente lo que está pasando con Rusia y Ucrania en la crisis internacional que nos ocupa, ya que la inestabilidad creada en Ucrania, dejó baja de defensas a la tan añorada Crimea por parte rusa, viendo la situación actual como perfecta para crear un movimiento de ocupación que no tiene respuesta internacional, precisamente, por lo increíble del movimiento en pleno siglo XXI.

Putin juega con el factor sorpresa a su favor, ya que nadie se podía imaginar que a estas alturas, un país del primer mundo se pusiese a recuperar los territorios perdidos, pero el problema de verdad es que no hay respuesta posible a dicho movimiento, porque la única manera de hacer frente a un hecho que se está consumando, es otro hecho del mismo calibre que pueda anularlo, y eso implicaría una acumulación de fuerzas cerca de Ucrania por parte de la OTAN y sus aliados, por lo que volveríamos otra vez a la Guerra Fría pero en vez de tener Check Point Charlie en Berlín, lo tendríamos en el borde de Crimea.

Los mercados han sido hoy seriamente castigados por el incremento de tensión que hemos visto este fin de semana y en los constantes cruces de titulares entre un bando y otro, sin ninguna muestra de relajación en la tensión, sino todo lo contrario.

Ha habido dos puntos calientes a lo largo del día y uno de ellos ha sido el reconocimiento por parte del ministerio de defensa ucraniano de que por la noche tuvo dos violaciones de su espacio aéreo que requirieron interceptación por parte de su fuerza aérea. El segundo, las informaciones que aparecieron citando fuentes del ministerio de defensa ruso en donde se daba un ultimátum a las fuerzas ucranianas para rendirse o afrontar una tormenta por parte de la flota del Mar Negro.

Los aires de guerra se respiran otra vez en Europa y todos los activos de riesgo han sido los perdedores, algo que ha venido de perlas a todos los que esperaban una corrección por la debilidad de la economía norteamericana tras el invierno y una campaña de resultados en donde hemos visto demasiadas perspectivas peores de lo esperado. La situación ha venido de perlas para sanear los precios.

Los grandes ganadores del día han sido las materias primas, en donde está el crudo, algo normal siempre que hay posible guerra, los metales preciosos como activo refugio, y los granos, ya que Ucrania es uno de los mayores exportadores, por lo que las ventas a otros países podrían tener problemas.

La otra cara de la moneda nos lo dan los datos macro de Estados Unidos, en donde un ISM de manufacturas de febrero queda mejor de lo esperado, sigue en expansión, unos gastos personales de enero que suben más de lo esperado y una lectura final del PMI de manufacturas de Markitt que supera a la lectura preliminar, sube más de lo esperado y aumenta con respecto al mes pasado, por lo que es otra piedra en el lado de la balanza que dice que la primavera sentará mejor a EEUU.

Veamos la crónica al completo de la sesión:

Europa se despierta otra vez con problemas no sólo por el “estornudo” final de Wall Street el viernes que durante unos momentos nos metió en negativo, sino por la corriente general de preocupación por la situación que se está viviendo en Ucrania, algo que nadie se podía imaginar en pleno siglo XXI.
 
Apertura fuertemente bajista para los índices europeos que asisten como convidados de piedra a esa escalada militar unilateral de Rusia de la mano de Vladimir Putin y con apoyo de su parlamento para utilizar la fuerza militar en Crimea. El plantel internacional ya admite que Rusia tiene el control de Crimea gracia a grupos prorusos y actuaciones personales de militares en la zona, al más estilo legión romana, diciendo que apoyan a Rusia y se ponen a sus órdenes.
 
Este control militar de la zona es lo que está poniendo más nervioso a todo el mundo y EEUU ya ha dicho que esto traerá consecuencias. De momento el dinero, que no es tonto, está saliendo a toda velocidad de Rusia, con su índice desplomándose cerca del 10% y su moneda también con problemas. En las divisas no es una sorpresa, ya que su banco central subió los tipos al +7% desde el +5,5%, en un movimiento natural para evitar la fuga de capitales, movimiento que ya hemos visto hace poco en la crisis de los emergentes provocada por la retirada de los QE.
 
Pues bien, Rusia castigada por el mercado del dinero y muchos ojos puestos en las materias primas porque Rusia no es cualquiera, sino que es el enemigo de toda la vida y no es algo tranquilizador que haya un presidente en ese país, tan nuclear en todos los sentidos, que tenga la visión de haber sido elegido para reconquistar los territorios rusos que fueron dados a Ucrania por Nikita Jrushchov. Por esto, EEUU advierte de que no se meta en el este de ucrania.
 
Imaginen la situación, ¿qué hacemos? Rusia pasa de todo y de todos y mete militares por doquier ¿sanciones económicas?, ¿enviamos portaaviones (los españoles no que no tenemos para gasolina)? No tiene una salida fácil en absoluta, pero parece que el entorno internacional apunta a una convivencia de todas las partes respetando la integridad territorial de Ucrania, por lo que buscan que las minorías sean respetadas. Quizá de esa manera toda la zona rusa pueda no sentirse amenazada… pero esto de las autonomías... aquí ya sabemos que tienen sus riesgos a largo plazo, por lo que Putin siempre tendrá la zona como un posible patio de juego y punto caliente dónde disparar tensiones internacionales.
 
La tensión se dispara y el dinero busca algo que “tener en las manos”, esto es más seguro que cualquier otra cosa, o por lo menos así se piensa de manera clásica, así que los metales preciosos tiene ventaja hoy sobre cualquier otra cosa y el oro spot sube +1,99% y la plata +1,52%.
 
El crudo, evidentemente, también sube +2% en el WTI y el Brent los mismo +2,1%. Siempre pasa lo mismo cuando hay tambores de guerra. Sin embargo, los valores de sus súper sectores no están siendo apoyados.
 
Todos los súper sectores del Stoxx 600 están cayendo, por lo que la aversión al riesgo es total.
 
No hay variación alguna con respecto a cómo estaba el mercado esta mañana, salvo que Wall Street de momento no está teniendo rebotes y el Dow Jones ha perdido el soporte de la media de 100 en gráficos de 15 minutos que nos ha estado aguantando desde el 20 febrero con nada menos que seis toques.
 
Europa sigue sumida en fuertes pérdidas superiores al 2% menos en el Ibex 35 que está por debajo de esa cota.
 
Todos los súper sectores están en negativo y el peor es el de servicios financieros que cae -3,2% seguido de automoción y recambios con -3,11% y los bancos con -2,82%
 
Los mejores son las petroleras con un descenso de -1.41%, y las de inversión inmobiliaria -1,56%
 
Hablando del Ibex, tenemos otra muestra de la búsqueda de seguridad en el mercado secundario de deuda, pues la deuda de España baja al final de la sesión al 3,5%, la de Italia baja a 3,46% mientras la alemana baja al 1,56%. EEUU pierde a 10 años la SMA200 a días y baja la rentabilidad ya al 2,6%.
 
No olvidemos que hoy es un día fuerte de datos macro y que no hemos tenido unanimidad en los mismos, ya que los PMI de china no han gustado por su componente de nuevos pedidos, España mejora el PMI de manufacturas al igual de Francia y la zona Euro.

El saldo de las instituciones a cierre del viernes sigue siendo comprador y aumenta más todavía por incremento de las compras y estabilización de las ventas. Importante ver mañana lo que han hecho hoy para saber si están muy preocupados por Ucrania, pero recordemos que Buffet dice que no vendería, pero de ser algo, sería comprador.

Hoy es el día de los PMI, y el de China ha sido uno de los factores bajistas del día en Europa.
 
El PMI de no manufacturas oficial en febrero sube a 55 desde el 53,4 anterior, por lo que se mantiene en expansión. El de construcción baja a 59,9 desde 61 y el de servicios sube a 53,8 desde 51,5.
 
El problema lo tenemos en el de nuevos pedidos, ya que el de exportaciones (lo que siempre se mira para ver la salud de la economía exterior) se mete en contracción a 48,3 desde 50,1, algo que no es compensado (por lo menos en el primer golpe de vista) por el general de no manufacturas, ya que sube a 51,4 desde el 50,9.
 
El otro punto malo es que también tenemos el oficial de manufacturas que baja 50,2 desde 50,5 y el de HSBC (fianl) también baja a 48,5 desde el 49,5, por lo que ambos no hablan bien del sector y con un dato oficial que se acerca peligrosamente a la contracción.

iTraxx Crossover, en vigilancia

Este indicador del miedo, de forma lógica, está aumentando la cotización, +9,82 puntos. No es mucho para el movimiento diplomático que se está viendo, pero debemos vigilarlo porque si miran el gráfico, podemos acabar el día con una envolvente alcista que nos puede hacer daño. De momento los mínimos de enero nos hacen de resistencia.

 
itraxx


Los datos de Europa de hoy:

Reino Unido:

Créditos al consumo de enero suben 660 millones de Libras, peor de lo esperado que era subida a 700 desde lo 580 anteriores.

Hipotecas aprobadas en enero suben a 76.950, mejor de lo esperado que eran 73.500 desde las 72.800 anteriores.

Préstamos hipotecarios baja a 1.420 millones de libras, peor de lo esperado que era 1.800 desde los 1.710 anteriores.

España:

Confianza del consumidor baja a 71,5, bajando -6,2 con respecto al dato anterior.

Los PMI de manufacturas de febrero:

Noruega:

PMi de manufacturas de febrero queda en 51, mucho peor de lo esperado que era una subida a 53,2 desde el 52,8 anterior.

España:

PMI de manufacturas de febrero sube a 52,5 desde el 52,2 y mejor de lo esperado que era bajada a 52.

Irlanda:

PMI de manufacturas de Irlanda en Febrero sube a 52,9 desde el 52,8.

Suecia:

PMI de manufacturas de Suecia de febrero queda en 54,6, igual que en enero, pero mejor de lo esperado que era una bajada a 54,5.

Alemania:

PMI de manufacturas de Alemania de febrero baja a 54,8, mejor de lo esperado que era 54,7 desde el 56,5.

Francia:

PMI de manufacturas de Francia sube a 49,7 desde el 49,3 anterior y mejor de lo esperado que era una bajada a 48,5.

Italia:

PMI de Italia de febrero baja a 52,3, peor de lo esperado que era una bajada a 52,8 desde el 53,1

Suiza:

PMI de manufacturas de Suiza de febrero sube a 57,6, mejor de lo esperado que era 56 desde el 56,06.

Eurozona:

PMI de manufacturas de la Eurozona queda en febrero en 53,2, mejor de lo esperado que era 53 desde el 53 anterior.

Reino Unido:

PMI de manufacturas de Reino Unido de febrero sube a 56,9, mejor de lo esperado que era 56,5 y sube desde el 56,7 anterior.

Los datos de EEUU de hoy:

- ISM de manufacturas de febrero sube a 53,2, mejor de lo esperado que era 52 y desde el 51,3.

Precios pagados 60,0 más que el 58,3 esperado pero baja desde 60,5.

Nuevos pedidos sube a 54,5 desde el 51,2.

Empleo se mantiene en 52,3.

Producción baja a 48,2 desde 54,8. y en contracción por primera vez desde agosto de 2012.

En principio buen dato por mejorar y subir tras el mal tiempo, pero el punto preocupante es el índice de producción que se mete en contracción tras unos cuantos meses en bajadas. Es bueno para el mercado, malo para los bonos y bueno para el dólar pero tan bueno como pudiera haber sido

- PMI final de febrero de manufacturas queda en 57,1, mejor de lo esperado que era 56,6 y mejor que el preliminar en 56,7 y que el final de enero en 53,7. Es la cota más alta desde mayo de 2010.

El de nuevos pedidos sube a 59,6 desde el preliminar en 58,8 y el final de enero en 53,9. Es el más alto desde abril de 2010.

Buen dato para el mercado porque crece cuando el mal tiempo desaparece, lo que ayuda a pensar que la economía en primavera se recuperará. No obstante tiene un punto de decepción, y es pensar eso de "lástima, ahora que remontábamos, lo de Rusia nos corta la perspectiva de mejora". De cualquier manera, bueno para el mercado y el dólar y malo para los bonos. fin

El de producción sube a 57,8 desde el 53,5 y mejor que el preliminar en 57,2. Es el más alto desde marzo de 2011

- Ingresos y gastos personales de enero quedan en +0,3% para el primero, mejor de lo esperado que era +0,2% desde el +0,02% anterior, y para el segundo +0,4%, mucho mejor de lo esperado que era +0,1% desde el +0,38%.

La tasa de ahorro se mantiene en el 4,3%.

Buen dato por lo que respecta  al gasto que sube mucho más de lo esperado y eso sigue hablando bien de esta parte de la economía. Buen dato para el mercado, malo para los bonos y bueno para el dólar, pero ahora toda la atención está presente en la amenaza de guerre en Ucrania.

Con respecto a la inflación tenemos que el PCE total sube +0,1% y la subyacente +0,1%, justo lo esperado. La interanual +1,2% y la subyacente +1,1%

Como todos los inicios de semana, vamos a ponernos al día en cuanto a diversas estadísticas.

Empecemos por los particulares y su encuesta de sentimiento de la Asociación Americana de Inversores Individuales, que es uno de los instrumentos de sentimiento contrario que más fiabilidad tienen de todos los que se publican y que dan pie incluso a sistemas de trading.

Éstas son las últimas cifras disponibles:

Sentimiento inversores individuales
Opinión
Última semana
Penúltima
Antepenúltima
Alcista
39,70%
42,20%
40,20%
Bajista
21,20%
22,80%
27,30%
Neutrales
39,20%
35,00%
32,50%


Disminuyen los alcistas pero los bajistas también, lo que aumenta los neutrales que tienen dudas pero no lo ven por el momento como para caer. De momento, el mercado duda sobre la dirección a seguir.

No tenemos cerca la señal de compra del sistema que se activa cuando la media de 8 semanas queda por debajo de 29. La última la dio en niveles de S&P 500 de 1.276. Y se vendió en 1.456. Es decir un beneficio de 180 puntos que no está nada mal. Sigue sin dar ningún fallo desde 1.987 en que se publican estas estadísticas. Ahora está lejos, y mucho, de nuevo.

El Bullish Consensus de Market Vane da una lectura de 65%, lo mismo de la seaman pasada. Sus lecturas hay que tomarlas de manera muy diferente a las de la AAII. Hay que tener en cuenta que este indicador de Market Vane está confeccionado mediante consultas no a particulares, sino precisamente a todo lo contrario, a profesionales del sector, es decir, CTA (Commodity Trading Advisors).

Tradicionalmente, de puertas adentro, en el mercado se considera que los CTA suelen estar en el lado correcto y que hay un indicador que miran con interés: el de la media de cuatro semanas. Por encima de 67% se interpreta como fuerte sentimiento alcista, que va menguando a medida que se aleja de ese nivel. La media de cuatro semanas sube a 62,75 desde el 61,75  de la semana pasada. Sigue lejos de dar señal.

Este indicador es uno de los más efectivos que existen para anticipar las tendencias bajistas cuando la media de 4 semanas baja de 50. Tiene un track récord impecable de acertar todos los grandes giros del mercado a la baja, es decir, de anticiparse antes que nadie a las tendencias bajistas, visto desde otro punto de vista, a confirmarlas.

1- Acertaron el crash de 1987 girando a bajistas antes de que pasara.

2- Acertaron el susto de 1998 girando a bajistas en cuanto se empezó a flojear, cuando a mediados de julio de 1998 el Dow Jones cayera de 9.36 la 7 a 7.467, es decir se metió entre pecho y espalda una bajada del 20,2% que hizo mucho daño al que no supo reaccionar a tiempo.

3- Pasaron a bajistas de forma continua desde primeros del 2000, cuando no parecía que vinieran los problemas y ya no pasaron de forma consistente a alcistas hasta que en el 2003 el mercado pasó a alcista.

4- En la crisis de 2007-2008 estuvo largo tiempo por debajo de 50...

5- En la última zona de problemas, entró por debajo de 50.

Sigamos con otros datos.

El porcentaje de volumen que viene de los famosos programas de trading de ultra corto de los 10 principales bancos mundiales y que nadie tiene muy claro cómo lo hacen, aunque cada vez empieza a haber más pistas y que sólo ponen para cuenta propia y a disposición de clientes con grandes fortunas, que fue en la semana anterior del 24,7%, queda en ésta en 28%. Hay que recordar que desde hace unos meses usan la trampa de dividir por dos el volumen habitual, por lo que si usáramos el cálculo antiguo, estaríamos hablando que la semana que cerca del 56% del total del volumen ha venido de este tipo de programas.

Podemos comprobar que en este tipo de operativas sigue dominando el mercado, creado por y para unas cuantas manos fuertes que hacen lo que les parece en cada momento.


Resumiendo la sesión: La tensión en Ucrania no cesa y sigue subiendo, con mayor presencia de movimientos militares en la zona por parte Rusa y la contrapartida ucraniana. Cruce de declaraciones entre occidente y Rusia, cuyos mercados se desploman por fuga de capitales. Todos los activos de riesgo pierden hoy salvo los directamente relacionados con los activos de ganan: las materias primas de granos y metales preciosos junto con toda la deuda pública. Todo lo demás, cae.