Las bolsas europeas cierran fuertemente al alza, con el futuro del eurostoxx al cierre pegado al nivel clave de resistencias que habíamos identificado, en el entorno de los 3.115, por pase de la media de 200 y retroceso de Fibonacci del 38,2%. Ya si pasa esto empieza a ser más que un rebote, aunque desgraciadamente tampoco mucho más, porque estamos aún en el centro del lateral que nos atrapa todo el año.

Y eso que el día empezaba con malos augurios porque el dato de PMI de manufacturas de China salía francamente mal. 50,3 cuando se esperaba 51,5, y de nuevo por los pelos por encima de 50. esto presionaba a los sectoriales de materiales básicos europeos a la baja y arrastraban al rojo a los índices generales.

Por si fuera poco, todo empeoraba poco después de la apertura cuando los datos de PMI de Francia no dejaban indiferente a nadie.

Pero a las 09h30 llegaba una noticia que daba la vuelta a las bolsas, y que a la postre ha sido totalmente decisiva.

Los datos de PMI de manufacturas y servicios de Alemania. Ambos mejor de lo esperado. Incluso Markit, que es la firma que los calcula ha comentado que según las tablas habituales estadísticas, para los niveles de PMI que se han dado se podría asegurar que el PIB alemán del tercer trimestre rondaría el +0,7%. Con lo cual los mercados han empezado a subir encabezados como es lógico por el dax que nos arrastró a todos. Se aleja un poco el fantasma de los problemas de crecimiento para la mayor potencia de la eurozona.

El resto de la sesión ha sido un lateral desde la zona de máximos a la que se llegaba tras este dato decisivo.

Luego hemos tenido un rosario de datos macro de EEUU realmente buenos. El de paro semanal, el de ventas de viviendas de segunda mano, el de indicador de negocios de la FED de Filadelfia. Todos muy buenos y realmente brillantes.

El mercado ha dudado, tras los mismos, pues llevamos algún tiempo en que los buenos datos se convertían en malos, por aquello de a ver si subían los tipos de interés. Pero Wall Street ha entrado en otra fase típica en los últimos tiempos. La de subir con los buenos datos, con los malos y con los regulares. :-)

Está otra vez en dinámica alcista, pase lo que pase, y evidentemente al margen del dato alemán ha sido otro factor importante en la fase alcista de hoy en Europa. Si incluso, los comentarios que se vieron ayer en las actas de la FED, reconociendo que el mercado laboral había mejorado mucho más de lo esperado, lo que acercaba más la subida de tipos fue vista en clave positiva.

Curiosamente las pequeñas compañías del Russell no siguen el movimiento que parece bastante selectivo.

La cuestión es que ahora hay que fijarse en que al futuro del mini S&P 500 que es el jefe se le ha acabado la subida cómoda. Vuelve a estar pegado a la resistencia psicológica de los 2.000 puntos. Cuando se acercó la primera vez en julio le costó 100 puntos de corrección. Habrá que pasa ahora, puede atascarse como le pasó al dax con los 10.000 y tras mucho tiempo tirar la toalla, o puede pasarla. Si hace esto último estaría en subida libre. Pero no va a ser fácil, es el nivel clave a vigilar en los mercados.

Que descansen y hasta mañana.