No hay quien se aclare. Desde el Gobierno chino se ha estado dando pasos para poder tener bajo control la burbuja inmobiliaria y así cortar esta fuente de crecimiento para poder volcarse con otras vías que den más sostenibilidad al futuro… pero ahora el Banco Central del país pide que se facilite el acceso a las hipotecas, entre otras medidas.
Así es, ahora se pide a los bancos que aumenten la eficiencia de la gestión, buen ritmo en la concesión de las hipotecas a clientes cualificados, dando prioridad a la compra de la primera vivienda y que se pongan las pilas en la monitorización del riesgo de crédito.

Está claro que la situación del sector no es nada buena porque se sabe que han bajado los precios mucho y eso no parece ser suficiente para levantar al sector, por lo que el crédito es la clave. Hay exceso de viviendas construidas y hay que darle salida, algo parecido a lo que pasa en España. La construcción de viviendas cayó un 25% en el Q1.