Ahora mismo está subiendo muy poco, menos de 1%, y los máximos de la sesión están cerca de los máximos de marzo, pero lo interesante ocurre en el medio y largo plazo.
 
Primero de todo, echen un vistazo a la situación del gráfico a semanas. Lo primero que llama la atención es la fuerte bajada que ha tenido desde los máximos de 2014, pero si se fijan, el RSI esta pisando encima de la directriz bajista que viene desde los máximos de 2014 en sobrecompra, por lo que hay un intento de recuperación. Debemos tener cuidado porque todavía no ha superado su primera gran resistencia en precio, que es donde andan los mínimos de 2012, cerca de los cinco euros.
 
adv2

 
Más importante todavía el que se puede apreciar a meses, ya que hemos dejado el mes pasado una muestra de interés comprador con un fuerte repunte de volumen en forma de karakasa en sobreventa.
 
adv3
 
 
Para hacerlo mejor que el Ibex de baja capitalización, lo tiene un poco más complicado y parece que hay que esperar un poco más, porque si se fijan en el gráfico adjunto a semanas, la fuerza comparada entre el valor y el Ibex de baja capitalización sigue metida dentro de un par de canales bajistas, lo que representan algunas en resistencias bastante importantes como para pensar que las va a romper de forma inmediata, aunque si la recuperación se va dando y la gestión activa busca valor en la acción, debemos tener cuidado porque puede moverse al alza bastante rápido.
 
adv4