JP Morgan le ha subido el precio objetivo desde los 13,6 € hasta los 14,1 €. Sin embargo, si se fijan en el gráfico adjunto a días, estamos muy lejos de los máximos de la sesión y nos colocamos por debajo de los máximos del mes pasado. El problema que tenemos es que hay una divergencia bajista en el RSI que puede apoyar a marcar una especie de doble techo que puede ser potenciado si la sesión actual acaba teniendo un volumen superior a la de ayer y dejando una karakasa invertida.

El acumulación distribución también tiene ciertas dificultades para marcar un nuevo máximo, así que hay que vigilar a final del día como queda su situación.

acerinos