Ha presentado unos beneficios netos del primer trimestre con un incremento del 28,5% que lo sitúa en 42 millones de euros y con un EBITDA que sube a 280 millones de euros, lo que implica un incremento superior al 24%. Ambas cifras son mejores de lo esperado.

El problema es que la deuda neta asciende a 5.380 millones de euros cuando a finales del trimestre anterior tenía 5294, ya que se ha visto afectada por los tipos de cambio y el ajuste a mercado del valor de los derivados.

El mercado está recompensando los resultados con una subida superior al 2%, que llega en buen momento porque sí se fijan da un poco de extensión al rebote en los mínimos de este mes en ese soporte doble que se ve perfectamente que coincide con el toque en la sobreventa y además el rebote del acumulación distribución en su tendencia alcista.

Sin embargo, por el momento, no es suficiente como para que bajemos la guardia, ya que se ve perfectamente que está desarrollando una especie de hombro cabeza hombro en donde faltaría cerrar el hombro derecho, así que hay que seguir teniendo cuidado y más cuando el RSI vaya a buscar su anterior directriz e intente tomar la como resistencia.

acciona