A finales de la semana pasada, este valor tuvo muchísimo movimiento en las dos clases de acciones que cotizan en el mercado continuo. A muchos se les alegró la cara sobremanera porque por fin estaba espabilando, pero debemos mirar el gráfico adjunto al cierre del viernes para darnos cuenta de que la vigilancia no puede cesar en estos momentos.
 
En el gráfico adjunto a cierre del viernes pueden ver el disparo enorme que tuvo el jueves y el nuevo incremento de precios que vivimos el viernes, pero si se fijan, el último día de la semana acabamos en negativo en las dos dejando en los máximos una muestra de interés vendedor que coincide con la llegada a la sobrecompra en las dos clases de acciones. Además, fíjense cómo el volumen es más importante que el del jueves anterior.
 
Más importante todavía es ver que las dos acciones se están moviendo prácticamente iguales porque lo pueden ver en el indicador de abajo del todo que es la fuerza comparada entre ambas. Nos metimos en una lateralidad en la parte final del mes de febrero, donde hubo un mejor comportamiento de las B tras salir de esa zona, pero en la segunda mitad de marzo, este indicador se metió en otra lateralidad de la que no ha salido, por lo que las dos se están moviendo prácticamente a la vez sin dar ventaja a una con respecto a la otra.
 
El hecho de ver que en un momento crítico, cuando mejoran las dos a la vez, nos dejan una muestra importante vendedora con un volumen alto, hace que debamos tener mucho cuidado con la acción por si hay papel esperando a salir del valor a mejores precios.



 
agengoa