El Primer Ministro de Japón dice que en el país está apareciendo uni ciclo positivo ya que el aumento de los ingresos de las empresas va a llevar detrás un aumento de los salarios. La recuperación de la economía todavía debe expandirse a sectores más amplios y deben asegurarse de que el buen momento actual no es temporal.

La subida de impuestos en las ventas va dirigido a poder compensar los costes del bienestar social para, de este modo, poder sostener la confianza en las finanzas del país.

Deben ver si la economía del país rebota en el verano y sale de la deflación de forma que se pueda ver qué se hace con la segunda fase de subida de impuestos.