Como se puede observar el gráfico adjunto, a comienzos de este año ha lidiado con ese evento tan terrorífico que es la pérdida de la media de 200 sesiones, pero en la zona de los ocho euros empezó a aparecer algún que otro intento de rebote en forma de sombras inferiores, lo que nos fue dejando una especie de doble suelo que tenía una divergencia alcista muy notable tanto en el acumulación distribución como en el RSI.
 
Con el RSI ya fuera de la sobreventa en el gráfico a semanas, vemos que ese rebote no sólo recupera la media de 200 sesiones sino que consigue que este indicador rompa la directriz bajista desde los máximos en sobrecompra de 2015 y además que el acumulación distribución genere un nuevo máximo, lo que potencia todo el rebote y nos pone en una situación ya compleja técnicamente, porque estamos entre la resistencia de la zona de los 10 €, que fue muy activa como soporte a finales de 2014, y el 38,2% del retroceso de la bajada desde los máximos de 2015, por lo que estamos en un momento muy importante.

 
a3mdia