Lunes, 27 de Febrero de 2017
 
¿Cómo comprar el mejor fondo del mundo?
 
A priori parece un tema evidente pero, tirando de estadísticas no lo es. Para coger uno de los mejores fondos del mundo no sólo basta tirar observar si es el mejor fondo de su categoría. Es necesario mirar ratios - como el Sharpe o Sortino –  además de confirmar que el fondo consigue batir a su índice de referencia a largo plazo. ¿Sabe cuál es el  fondo que mejor cumple con estas variables? 
 

En la última entrevista semanal que hemos tenido con José Luis Cava, analista independiente en el plató de la Bolsa de Madrid salió un tema que me pareció interesante sacar en abierto. Si no quiero estar comprando y vendiendo constantemente – él es de la opinión de que especular en un estilo – ¿cómo puedo invertir en un fondo que sea bueno?

La respuesta del experto no se hizo esperar. De hecho, nombró hasta tres factores que permiten determinar que un fondo se podrá mantener en cartera durante un gran número de años.

El primer factor parece evidente pero en muchas ocasiones, y los datos así lo manifiestan, no lo es: buscar aquellos fondos que año tras año consiga batir a su índice de referencia. Sólo eso es un buen descarte.  Se lo contábamos recientemente en la Zona Premium cuando hablábamos de que sólo uno de cada tres fondos bate a su índice de referencia. Una estadística que se aplica a la categoría de RV España. Pero ¿y si nos centramos en EEUU?

Según un estudio que elaboró S&P Dow Jones Indices durante la primera mitad de 2016 gran parte de los mercados de valores terminaron en rojo, principalmente “gracias” al Brexit y la incertidumbre del mercado. El mercado de acciones americano tuvo ligeros beneficios en todos los rangos de capitalización con el S&P500 subiendo un 3,84% hasta el 30 de junio. Un período en el que el 84,62% de los gestores de grandes compañías, un 87.89% de las medianas o un 88,77% de las pequeñas tuvieron un comportamiento por debajo del benchmark. Una visión que a largo plazo es igual de desfavorable pues con un horizonte de inversión, el 85,36% de los gestores de compañías de gran capitalización fallaron en batir al índice de referencia. Un porcentaje que se amplía hasta el 91,27% y al 90,75% de los gestores de mediana y pequeña capitalización, respectivamente. 

PORCENTAJE DE FONDOS DE ACCIONES DE EEUU BATIDAS POR SUS BENCHMARKS


Con estas estadísticas, por cierto, no es de sorprender que cada vez más la gestión pasiva gane más adeptos. De hecho, en 2016 fue la categoría que más suscripciones netas tuvo, por importe de 6.146 millones de euros. 

En segundo dato que hay que mirar es el ratio de Sharpe, que mide la rentabilidad que ofrece el fondo por cada incremento del riesgo.  Cuanto mayor es este ratio, mejor es la rentabilidad del fondo en relación a la cantidad de riesgo que se ha tomado en la inversión.  A mayor volatilidad, mayor riesgo ya que las probabilidades de que ese fondo tenga retornos negativos es mayor cuanta mayor sea la volatilidad. Y lo mismo para el escenario contrario, a más volatilidad también mayor probabilidad de obtener retornos positivos.  Y aquí un ejemplo.



Tal y como expone el equipo de análisis de  Self Bank , el fondo A, aunque tiene una rentabilidad menor a la del fondo B, tiene un mayor ratio Sharpe ya que la volatilidad ha sido menor, es decir, ha tenido menos altibajos. “Aunque la rentabilidad final ha sido menor, podemos ver que mientras en el peor momento el fondo B perdía un 15%, el fondo A tan sólo lo hacía en un 5%”. Un dato que ofrece información relevante cuando sirva para comparar varios fondos entre sí.

Y por último, el Sortino que mide la relación entre el beneficio y la volatilidad negativa. Examinando la función, en apariencia es similar al ratio Sharpe. La interpretación del ratio se vería como un exceso de rendimiento por encima de un determinado objetivo por unidad de riesgo a la baja con lo que, cuanto mayor sea el valor del ratio, mejor será la estrategia en términos del riesgo asumido. Los gestores, de acuerdo con Sortino, no estarían asustados por las oscilaciones de su inversión en sí misma sino que se sienten presionados por no ser capaces de llegar a lo que ellos consideran un mínimo aceptable (en muchos casos, el activo libre de riesgo).

Teniendo en cuenta estas variables, Cava ha seleccionado el que él llama “el mejor fondo para invertir”.  Se trata del Boston Partners Long/Short Equity Fund, un fondo que “aunque cobra una comisión algo elevada, compensa pagarlo por el retorno que ha ofrecido en los últimos años”.




A largo plazo, la inversión en bolsa es la más rentable pero o tienes que tener un gestión activo de los buenos. Este es uno de ellos. Las tres empresas que más le gustan son Citigroup, Bank of America y Berhshire Hathaway. Mientras que está corto en fondos del Tesoro a 20 años, Netflix o WorkDay.  Por sectores, financiero, servicio de consumo y energía son los sectores en los que mayor exposición tiene.

***Recuerde que si va a comprar este fondo con una inversión a partir de 50.000 euros u obtiene una plusvalía de 20.000 euros tiene que presentar al modelo 720 de Declaración sobre bienes y derechos situados en el extranjero. 

 

 
Hemos recibido muchas consultas solicitando más información del fondo Boston Partners Long/Short Equity Fund. Según nos informa la gestora este fondo actualmente está cerrado a nuevos inversores y nos han comunicado otras dos alternativas con la misma filosofía de inversión. Concretamente son BPRRX y BGRSX. Aquí puede descargar el folleto informativo que nos ha facilitado la gestora con estos dos fondos entre otros.