Lunes, 20 de Febrero de 2017
 
BlackRock asigna así su cartera en este inicio de ejercicio
 
Si hay algo que ha marcado la evolución de la renta variable durante los últimos meses ha sido una rotación hacia las acciones valor y los expertos de BlackRock afirman que esta tendencia podría continuar. Así es como distribuye la gestora sus activos en estos primeros compases del ejercicio.
 
 
Richard Turnill, director mundial de estrategia de inversión de la firma explica en una nota reciente para sus clientes que 2017 amanece con la posibilidad de que se produzca una aceleración en el crecimiento económico que se traducirá también en un incremento de la inflación y los salarios. Apunta que esta tendencia será mundial, pero que estará liderada por Estados Unidos.

El experto afirma que “esta temática reviste una gran importancia en la forma en que sugerimos posicionar las carteras de cara a este año, incluida nuestra preferencia por las acciones de valor frente a los activos equivalentes a la renta fija”.

En su opinión, “la inflación y el crecimiento empiezan a repuntar y, en nuestra opinión, los rendimientos de los bonos han tocado fondo y es probable que las curvas de rendimientos se inclinen aún más en 2017. Este contexto debería apuntalar a los títulos que se benefician de las tendencias de reactivación económica, como las acciones de valor”, una tendencia que ya comenzó en el segundo semestre de 2016.

gráfico de la semana
Esto se traducirá en un cambio evidente en el liderazgo de los mercados en los próximos años. Por eso esperan que las compañías que se beneficiaron del entorno de bajos tipos de interés posterior a la gran crisis financiera lo hagan peor en el medio plazo.  Turnill indica que “de forma general preferimos las acciones frente a los bonos y somos optimistas ya que esperamos revisiones al alza de las estimaciones de beneficios”.

En la renta variable prefieren los bancos regionales americanos, algunas compañías de salud y las empresas que sean capaces de ampliar sus payouts en el tiempo. “Nuestros análisis sugieren que las compañías que aumentan sus payouts suelen hacerlo mejor en entornos de crecimiento de la inflación”.

Este entorno les ha servido para mejorar su visión de Europa, donde ahora recomiendan mantenerse neutrales y Japón, que han situado en sobreponderar. La diferencia entre ambas regiones –que se verán favorecidas por la debilidad de sus monedas-, es la posible incertidumbre política en el viejo continente.

En la firma siguen apostando por Estados Unidos, sobre todo gracias a sectores  como el financiero aunque el experto alerta sobre posibles caídas en el corto plazo debido a la gran cantidad de dinero que ha acudido a esta industria recientemente.

En cuanto a la renta fija optan por los plazos cortos, por la menor sensibilidad a un entorno de subidas de tipos de interés. Por activos, prefieren a los bonos corporativos frente al papel de los estados. Por otro lado, siguen destacando su preferencia por los bonos ligados a la inflación.

Asignación de activos

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“¿Es hora de desechar los emergentes de nuestras carteras? Quizá no”