INTRADÍA

Situación intradía. Todos los focos puestos en los eventos políticos de Europa este fin de semana

  02/12/2016 - 10:46
 
  • Enviar
  • Imprimir
Las bolsas europeas a estas horas bajan con claridad.
 
Bastante desconfianza ante las elecciones para la presidencia en Austria, donde podría subir al poder la ultra derecha, y ante el referéndum italiano, que podría conllevar lo contrario, más fuerza para la ultraizquierda.
 
Los sectoriales que están pilotando el descenso están claramente identificados.
 
Por un lado la tecnología, por contagio de los fuertes descensos que han tenido en EEUU, por la petición de la SEC de que acaban con el cuento chino que se traen con la publicación de los resultados y se acojan a los criterios GAAP.
 
Por otro lado, materiales básicos y petróleo bajan con claridad, por la corrección del petróleo después de los subidones de los últimos días, y ante las dudas sobre si va a ser verdad que la OPEP cumpla o no con los acuerdos.
 
Al final, esta vez sí se van a cumplir las prediccionesque decían que si había acuerdo el petróleo se iría a 50, pero tampoco mucho más arriba.
 
Aixtron baja 6,5% tras decir que Obama está dispuesto a bloquear la venta de compañía alemana a los chinos de FGC
 
Con todo esto en el eterno lateral Europa se mete en la parte baja de dicho rango, y con muy pocas perspectivas de salir de ahí antes de finales de año.
 
Todos nos preguntamos cómo reaccionará especialmente el euro, tras el referéndum del domingo. Entre los muchos estudios, que se están publicando al respecto, me ha gustado uno de Bank of Tokyo. Establece los siguientes escenarios:
 
  1. Sale el no. Cree que en una primera fase el euro, se iría al entorno de 1,0458, y se abriría la posibilidad de que tocara la paridad a finales de año, puede que algo después.
  2.  
  3. Sale el no, pero con mucha ventaja de votos. Especialmente interesante este escenario, que pocos están teniendo en consideración.
  4.  
Claro está, la crisis política en Italia sería mucho mayor, y daría alas a partidos populistas del estilo del 5 estrellas, entre cuyas brillantes ideas está la de un referéndum para ver si se quiere seguir en el euro o no, sin valorar lo que podría suponer eso.
 
Esto lógicamente dibujaría un escenario de más debilidad para el euro que podría irse a buscar la paridad a toda velocidad.
 
  1. Sale el SI, que es más sorpresa que salga el NO. El banco estima que se iría más o menos a 1,0850, pero duda que pudiera aguantar demasiado por esas alturas, y teme que podría retomar la tendencia bajista.
  2.  
Pero otros bancos como BNP, por ejemplo, advierten y con razón, que desde hace varios años, el euro raramente se ha visto afectado, por los jaleos políticos en Europa, y sin embargo lo que sí lo mueve son los movimientos que inicia el dólar, como por ejemplo el que vino tras las elecciones.

s1

Ni siquiera con los líos de Grecia del año pasado se movió demasiado. Es un factor importante a considerar.
 
En cualquier caso, no debemos olvidar las lecciones del Brexit, y de las elecciones americanas. Puede salir cualquier cosa, y luego el mercado encima puede tener reacciones imprevistas.

Algunos brokers están pidiendo aumento de las garantías, aunque a priori, parece que la volatilidad que puede venir el lunes tras lo de Italia, no debería ser tan exagerada. A nivel de índices generales y divisas y demás puede que no dure mucho. Y a nivel de deuda hay que tener en cuenta que el BCE ya ha anunciado que si se pone la cosa fea va a comprar bonos italianos a mansalva.
 
Donde yo creo que debemos centrarnos es en cómo se lo tomaría el sectorial bancario italiano, que está pendiendo de un hilo.
 
En este gráfico de Reuters pueden ver su evolución.

s2

Como vemos, tras un desplome enorme en el año, en previsión del referéndum volvió a tener otro tramo duro a la baja, pero extrañamente en estos días previos ha rebotado al alza. Si tras el referéndum, sale NO, y pierden la zona de soportes con casi 4 apoyos que tiene un poco más abajo cuidado. Porque si ellos caen, los demás, especialmente los españoles, caerán.
 
Ahora mismo el mercado tiene más o menos descontada la eterna crisis política en Italia, a lo que teme de verdad es que llegue uno de los partidos populistas al poder, y plantee un referéndum sobre la permanencia en la UE como vienen pregonando. Esto í que desencadenaría un pánico en el mercado, pero no se estima una hipótesis demasiado probable. No obstante mejor tener claro a que teme el mercado de verdad.
 
Vamos a hablar de otra cosa, que estoy ya agotado de tanta Grecia. Hablemos de análisis técnico.
 
Hace unos seis años la revista Futures & Options traders, publicó un artículo de Dominic Boyle que me ha parecido muy interesante. En el mismo habla de la estrategia de "Key reversal". Más que la estrategia, que está bastante bien, lo que más me interesa son algunas cosas curiosas que veremos en los resultados.

El key reversal es un día en que tenemos, cuando es alcista, una gran barra con el mínimo por debajo del mínimo anterior, y con el cierre por encima del máximo de la anterior, y al revés cuando es bajista. Todo ello en un contexto de volumen. Son barras que consiguen dar casi siempre vuelta a la tendencia. En temporadas de publicación de resultados suelen verse a menudo.

Pues bien, el autor propone una estrategia sencilla aplicable a barras de 10 minutos.

1- Cuando se forma una key reversal alcista, compramos al mercado y colocamos una orden de stop de protección en el precio de entrada menos el rango entre máximo y mínimo de la barra key reversal que originó la entrada.
2- El objetivo de beneficios será el precio de entrada más 1,5 veces el rango de la vela key reversal.

Por lo tanto una vez que se esté dentro, se tiene que colocar una orden de venta limitada a la altura de ese punto. Si se alcanza se cierra la posición tomando beneficios. Si antes salta el stop de protección por debajo, lógicamente anulamos la limitada.

En cuanto a cortos.

1- Cuando se forma una key reversal bajista, vendemos al mercado y colocamos una orden de stop de protección en el precio de entrada más el rango entre máximo y mínimo de la barra key reversal que originó la entrada.

2- El objetivo de beneficios será el precio de entrada menos 1,5 veces el rango de la vela key reversal.

Por lo tanto, una vez que se esté dentro se tiene que colocar una orden de compra limitada a la altura de ese punto. Si se alcanza se cierra la posición tomando beneficios. Si antes salta el stop de protección por debajo, lógicamente anulamos la limitada.

Si se quiere usar la estrategia en diario, el autor aconseja que todo se haga igual pero con los rangos más altos. Es decir, para el stop se debe usar en lugar del rango de la key reversal 1,5 veces dicho rango, y para la toma de beneficios en lugar de 1,5 veces el rango de la key reversal , 2 veces dicho rango.

Pero volvamos a la estrategia aplicada a 10 minutos, veamos los resultados en barras de 10 minutos entre el 1 de febrero y el 27 de marzo de 2008 en barras de 10 minutos del mini S&P 500, donde se dan 31 key reversals bajistas y 31 alcistas.

Los resultados de beneficio medios obtenidos en la estrategia alcista son muy buenos, al cabo de 10 minutos se gana de media 0,50%, cuando lo normal en una barra de 10 minutos de ese período cualquiera es de -0,04%, al cabo de 20 minutos se gana 0,50% cuando la media es de -0,07 %, al cabo de 60 minutos se ganan 0,75%, cuando la media de una barra normal es de -0,21 % y al cabo de 120 minutos se gana un impresionante 1 % cuando la media de movimiento del período en ese plazo de tiempo es de -0,41%.

Pero ojo a lo que pasa con los key reversal bajistas.

A los 10 minutos tras una figura de este tipo se baja 0,13%, frente al -0,04% de media normal. La táctica funciona. A los 20 minutos se baja, que es lo que queremos porque estamos cortos, 0,25% cuando la media recuerdo que era de -0,07%. La táctica funciona.

Pero a los 60 minutos, la media de subida, que no de bajada, es de +0,.63% cuando la media normal es de -0,21%, es decir, estamos perdiendo. Muy importante esto. Ahora comento por qué.

Y sin embargo a los 120 minutos la media de bajada es de -0,50%, cuando la media normal es de -0,41%, es decir se vuelve a estar ganando.

Es vital que nos fijemos en una cosa.

Cuando la bolsa entre en un período bajista, los rebotes al alza son muy fuertes, bueno que les voy a contar, y cuando se dan son muy regulares, como sucede también en las fases alcistas. Pero en las fases bajistas debemos estar preparados a que tras el primer arranque tengamos un rebote brutal en dirección contraria. Ya hemos visto en las cifras que eso sucede entre los 20 a 120 minutos tras darse la vuelta el mercado. Es lo normal en las fases bajistas, y tenemos que tenerlo muy claro en la cabeza. Cuando se va para arriba se suele ir directo y sin demasiados bandazos, pero cuando se va para abajo, nos saldrán rebotes en contra brutales y de forma constante, por lo que tenemos que ir mucho más rápido, y preparar nuestros sistemas y tácticas a que se muevan infinitamente más rápido.

Esto se observa en el simple intradía a muy corto. Vender los días bajistas, es un sufrimiento, pues en pocos segundos el bandazo puede ser terrible. Sin embargo cuando vamos hacia arriba, parece que uno se siente con menos riesgo, no sé, puede que no le pase a todo el mundo, pero a un servidor, cuando voy a muy corto sí. Perdonen la pesadez con la que repito a menudo que no es lo mismo operar largo que corto, pero es lo que me ha demostrado mi experiencia de casi 3 décadas, y como ven, no solo mi experiencia, sino las frías estadísticas.
 

INFORMES RECOMENDADOS
TOP 10 Ei


ARCHIVO: JOSE LUIS CARPATOS

RECOMENDADOS
Lo más leído en Cárpatos